El rescate de las infancias

Durante la primera semana de junio, los del 4 al 6, se celebró la VI Jornada Internacional “Leer Iberoamérica lee”, en esta ocasión sobre el tema “El rescate de las infancias”

Leer Iberoamérica lee es un seminario profesional organizado por Laboratorio Emilia, Feria del Libro de Madrid y JCastilho – Gestión & Proyectos – Libro – Lectura – Biblioteca, que anualmente reúne a profesionales del ámbito del libro de Europa y América Latina: mediadores, editores, libreros, bibliotecarios, educadores… y un largo y nutrido número de personas relacionadas con el libro y la lectura. El objetivo es invitar a la reflexión, a compartir experiencias y a generar ideas en un entorno participativo. En ediciones anteriores (podéis ver las grabaciones en su web), se conversó sobre Las otras caras de la lectura, Leer el mundo, ¿Existen lectores al margen?, ¿Es posible una sociedad lectora? y Territorios de la palabra. Debates abiertos en la actualidad que nos interpelan y preocupan.

Este año, el tema estaba directamente relacionado con las infancias y la lectura, entendida como un espacio de construcción ciudadana, tal como dijo Inés Miret en su presentación. Lectura como impulsora de derechos básicos, como son la información, la libertad de expresión y a la educación. Miret nos trajo también las palabras de la poeta palestina Adania Shibli y la importancia de la literatura para reflexionar sobre cómo somos y cómo nos relacionamos con los demás, adentrándonos así en el terreno de la ética: “En árabe, la palabra para literatura y la palabra para ética son la misma”.

El seminario estuvo dividido en dos partes: una primera, celebrada en la Casa de América el día 4, en la que, tras la ponencia inaugural de María Teresa Andruetto, pudimos asistir a dos mesas, Decolonizar la infancia y Lectores desobedientes. Tras la pausa para comer, continuamos con la experiencia de Boa Mixtura, la mesa Para testimoniar el futuro y el encuentro con la escritora portuguesa Isabela Figueiredo. Tenéis toda la información sobre los ponentes en su página web. La segunda parte se desarrolló los días 5 y 6 en varias localizaciones, tanto en Madrid como en la Biblioteca Pública de Segovia, siendo la primera vez en estos seis años que el Seminario sale de Madrid. (podéis consultar la información sobre los talleres que se hicieron en la agenda)

De la comunicación de María Teresa Andruetto tengo muy pocas notas porque quise introducirme plenamente en su diálogo, sin que nada me apartara de las palabras que iba pronunciando, dolorosas muchas veces, sabias siempre: La literatura es un modo de masticar el dolor de los pueblos. Una voz que nos habló del origen de la humanidad en el momento en el que el bebé contempla a su madre para ser contemplado, a su vez. Buscar el amor, el reconocimiento del otro, es el motor. Pero también es motor todo aquello que apela a nuestro cerebro reptiliano, a lo más profundo y superficial a la vez, porque nos hace actuar sin pensar; y de no pensar a no tener nada que decir solo hay un paso.

La literatura debe ser el camino de voz en la muralla de Babel.

María Teresa Andruetto

En la mesa Descolonizar la infancia, Mario Lúcio, Estercilia Simanca y Neide Almeida hablaron de las infancias de sus países: Cabo Verde, Colombia y Brasil. Decolonizar implica siempre una violencia, un enfrentamiento, para conseguir la independencia y poder hablar desde la otra perspectiva, la del descolonizado, que antes era considerado un no lugar. Las infancias están amenazadas porque se está colonizando el imaginario infantil; decolonizarlo es dar protección a su inocencia.

Santiago Alba Rico, Freddy Golçalves y Nat Cardozo fueron los protagonistas de la mesa Lectores rebeldes, que tuvo como pregunta inspiradora ¿Qué lectores queremos formar? Se habló de la importancia de la “atención” para mejorar no la comprensión lectora sino la propia sociedad; abrir a la infancia y la juventud al universo de la curiosidad y la autonomía.

La literatura es el lugar donde poder correr peligros, donde vemos que los monstruos existen… pero podemos vencerlos.

Santiago Alba Rico

Pablo Purón, del colectivo Boa Mistura, nos habló de sus orígenes y su ideario, de los proyectos que han estado realizando en diferentes continentes y cómo es posible, a través del arte (el grafitti, en este caso) establecer vínculos entre las personas.

La tercera mesa tenía por título Para testimoniar el futuro. Las invitadas hablaron, fundamentalmente, de diálogo. Para María José Ferrada, debe ser un diálogo con un ser, no con un proyecto de ser, y deber ser acompañamiento en su descubrir la realidad. Ferrada hizo hincapié en el concepto de infancia como “un sueño de felicidad” y la literatura sería la encargada de recordarnos ese sueño de felicidad que no se deja derrotar. Para Issa Watanabe, el diálogo se establece entre el poeta y el niño lector a través de los silencios. Velia Vidal nos habló de un diálogo alejado de la condescendencia y los estereotipos y los contenidos vacíos.

Antes de finalizar José Castilho con los agradecimientos, Pura Fernández conversó con Isabela Figueiredo sobre su libro “Cuaderno de memorias coloniales”, en el que, de manera autobiográfica, hace un relato de su infancia en Mozambique, la época convulsa de su independencia,  la relación con un padre racista, el retorno a Portugal y su sentimiento de exclusión…

Quedamos a la espera de su séptima edición, del que ya nos han adelantado la línea temática pero mantendremos en secreto para que sean ellas quienes nos lo desvelen cuando todo esté preparado y las luces se enciendan de nuevo.

Luisa Santamaría Ramírez

Colaboradora de BiblogTecarios. Ayudante de Bibliotecas en Junta de Castilla y León, especializada en Literatura Infantil y Juvenil. Miembro de la Junta Directiva de Sedic. Profesora en el Máster de la Universidad Complutense "La Biblioteca como Agente de Transformación Socioeducativa". Promotora de la lectura a tiempo completo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *