Por qué leer ficción nos puede ayudar

Entre las noticias de estos días sobre el volcán de la isla de La Palma que entró en erupción el pasado domingo 19 de septiembre, me llamó la atención especialmente una que hablaba sobre la publicación de una novela hace 21 años que justo recreaba una situación muy similar a la que se está viviendo hoy día en ese lugar. Bien, pues ese libro fue vetado y muy criticado por el gobierno del Cabildo y también por el sector del turismo: El Cabildo quiso vetar un libro sobre los riesgos volcánicos de las islas.

Por curiosidad, pensé que quería echar una ojeada al título para ver el elemento de la discordia, y  lo busqué en el catálogo de la Red de Bibliotecas Municipales de la Diputación de Barcelona, que es donde trabajo pero no lo encontré. Ahí fui consciente de como los tentáculos del poder pueden llegar a hacer mella en aquello que nos llega a nuestras manos. Por cierto, os diré el título porque seguramente a más de uno le haya generado curiosidad como a mí: Diablo de Timanfaya, de Gabi Martínez. 

Este asunto me hizo reflexionar en todas esas obras de ficción que se han publicado y que algunas, con el tiempo, hemos visto que se parecen mucho a nuestra realidad actual: Cuando la realidad supera a la ciencia-ficción.

Y buscando para saber más me encontré con este artículo de Luis Campos Medina y Fernando Campos Medina: Ficciones que se vuelven realidad, ficciones para intervenir la realidad que propone que la ficción tiene una capacidad humana altamente productiva en la construcción y organización del mundo social y no podría estar más de acuerdo viendo los últimos acontecimientos y la trayectoria de la ficción que todos conocemos. Por tanto considero que la novela no debe ser considerada un género menor porque permite al hombre contemplar escenarios y aprender de situaciones vividas o recreadas. En conclusión, considero que nos prepara para lo que puede venir. 

He de reconocer que personalmente mi interés por la novela decayó hace unos años, sobre todo a raíz de ser madre y volcarme en la crianza de mis hijas me empezaron a interesar otro tipo de libros así que dediqué mucho tiempo a leer sobre crianza, educación, psicología, neurociencia, etc. Ahora me doy cuenta de mi mirada pobre en relación a donde puedo encontrar lo que busco. Así que he decidido abrir mi mirada a todo aquello que llegue a mis manos sin menospreciar el género literario del mismo. 

Y vosotros ¿Qué habéis leído últimamente que más os ha llamado la atención?

Eva Jiménez

Bibliotecaria y documentalista. Actualmente descubriendo un nuevo camino en el mundo de las bibliotecas públicas y escolares. Anteriormente, más de 10 años de experiencia en bibliotecas especializadas y centros de documentación, en el ámbito privado. Apasionada de mi profesión, me considero una persona autodidacta y disfruto aprendiendo cada día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *