Cinco minutos más

Cinco Minutos Más«Cinco minutos más» es una ventana abierta al día a día de una familia de zorros (un papá y dos hermanos pequeños) y su percepción sobre el tiempo.

El mayor de los dos zorritos presume de tener un mayor control del tiempo que su propio papá. No entiende por qué se pasa el día alterado corriendo, de un lado para otro, y diciendo: «No tenemos tiempo».

Él, en cambio, siempre tiene tiempo para todo: para pararse a saltar en los charcos, para observar a los pájaros,… en definitiva, para disfrutar de los pequeños detalles.

Ahora bien, al final del día, el pequeño zorrito, que se las sabe todas, devuelve el control del tiempo a papá zorro; porque cinco minutos más con papá, es un montón de tiempo 😉

Opinión personal

Son muchos y muchas los ilustradores e ilustradoras y autores y autoras de literatura infantil que me gustan. Pero, tengo que reconocer que una de mis debilidades es Marta Altés. Nuestra biblioteca familiar está repleta de títulos suyos. Sus historias son divertidas y, a la vez, profundas. Dan mucha cancha para trabajar temas claves, con nuestros hijos e hijas, desde un contexto de diversión. Que sus protagonistas sean, por regla general, animalitos, nos encanta. Este detalle proporciona ternura y conexión emocional hacia el mundo animal. En casa, somos unos grandes amantes de la fauna de todo tipo.

Entrando en materia, esta preciosa historia, que os estoy reseñando, es una invitación a reflexionar, con los peques, sobre algo tan abstracto como es el tiempo, su gestión y la percepción que tenemos del mismo.

Yo diría que es un álbum para regalar a adultos. Realmente, los niños y las niñas, no tienen  problemas de tiempo. Aunque, a veces, vivan contradicciones. Cuando nos divertimos, el tiempo pasa muy deprisa. Las horas pueden parecer minutos. Por contra, cuando nos aburrimos, la espera se nos puede hacer eterna. Los minutos pueden parecer horas.

Cinco minutos puede dar para mucho; sin embargo, una hora de diversión no dura nada (si no, que se lo pregunten al pequeño zorrito).

Conforme vamos cumpliendo años y ganando responsabilidades (familiares y laborales), vamos perdiendo el norte. Sabemos que las prisas no son buenas consejeras; pero, aún así, vamos corriendo a todos lados. Vivimos literalmente presos del tiempo. En este punto, no puedo dejar de citar a los hombres grises de Momo. Unos verdaderos ladrones del tiempo.

Es evidente, que en esta Sociedad adultocéntrica, no nos paramos a respirar y disfrutar de los pequeños detalles que hacen que nuestro tránsito por la vida sea algo más agradable.

El tiempo pasa muy rápido, o muy lento, depende de como se mire. Lo único que tenemos claro es que pasa. Y, a veces, a gran velocidad. A mí me da vértigo.

Me he sentido muy identificado con esta historia. En casa, los tiempos lo marcan mis pequeños. No hay tiempo para descansar. No hay tiempo recoger la casa. Prácticamente, no hay tiempo para nada. Eso sí, siempre hay tiempo para leer y disfrutar de un cuento en familia. En ese momento, se para el tiempo.

Os prometo que he leído y releído este álbum una y otra vez, sólo y acompañado. Y, al final, he llegado a una conclusión clara. Realmente, cinco minutos, son mucho tiempo. ¿No crees?

¡Un álbum imprescindible para casa!

Lectura recomendada a partir de 4 años acompañada de un adulto.

Hablando con Marta Altés, autora e ilustradora

Que una de tus autoras e ilustradoras de cabecera se preste a responder a tus preguntas es muy emocionante. Más aún, conociendo su agenda de trabajo.  Así que no os perdáis esta pequeña entrevista que he realizado a Marta Altés. En ella encontrarás interesantes titulares y algún que otro secreto que Marta ha querido compartir con nosotros.

¡Gracias Marta! 

 

David: Hola Marta, mil gracias por permitir que te haga algunas preguntas. Antes que nada, no me resisto a comentarte que soy un gran fan de tu trabajo en la doble vertiente de autora e ilustradora. Tus proyectos editoriales nunca me defraudan 😉 Dicho esto, me gustaría que contaras, brevemente, a nuestros lectores y lectoras, cómo llegas a este fantástico mundo de la literatura infantil.

Marta Altés

Estudié diseño gráfico y trabajé de ello durante casi 5 años. Entonces lo dejé todo para ir a estudiar en Inglaterra.

Siempre me gustó dibujar, pero la verdad es que no me había dado cuenta que me gustaba tanto contar historias hasta que llegué a tierras inglesas. En el Máster me enamoré por completo del formato álbum ilustrado. Me encanta la relación entre palabras e imágenes que tienen los álbumes. Hace que tengan una manera muy especial de contar historias. La historia que cuenta el texto, la historia que cuentan las imágenes y la historia que creamos en nuestras cabezas cuando juntamos las dos anteriores. Es magia! Yo pensaba ir allí, estudiar y volver a Barcelona, pero nunca regresé! Child’s Play publicó uno de mis primeros proyectos del Máster, y al terminar empecé a trabajar con Macmillan. Ahora mismo estoy cumpliendo un sueño, ya que me paso los días dibujando y escribiendo y me gano la vida haciendo algo que me apasiona. Me siento muy afortunada.

Lo que tienen en común [mis historias] es que todas tienen un poquito de mi vida o la vida de mis amigos.

David: Siempre me ha llamado la atención el origen de las historias ¿Cómo, dónde, de qué manera… surgen, en tu cabeza, las historias que luego desarrollas e ilustras? Otra curiosidad, ¿de dónde viene esa debilidad por los personajes del mundo animal como protagonistas de tus álbumes?

Marta Altés

Pues cada historia empieza de una manera diferente… algunas empiezan con un personaje, otras con una idea de una historia, Pero lo que tienen en común es que todas tienen un poquito de mi vida o la vida de mis amigos 🙂 Mi primer álbum «No!» está inspirado en mi perro Floc (que tiene 11 años ya y sigue tan travieso como el primer día). Mi álbum de «Mi abuelo» está inspirado en mi abuelo… «Pequeña en la Jungla» cuenta la historia de alguien pequeño (Yo siempre fuí y sigo siendo la más bajita entre mis amigos) … Y bueno, me encantan los animales… Además, creo que como mis historias son bastante personales, el hecho de que los protagonistas sean animales añade una distancia para mi entre la realidad y el álbum que me ayuda mucho. Además me encanta el hecho de que muchos de ellos al hablar desde la primera persona, no tengo que especificar el género de los personajes. Por ejemplo, mucha gente piensa que el osito del libro de «Mi abuelo», es un niño, pero no! Es una niña… soy yo 🙂

El hecho de que los protagonistas sean animales añade una distancia para mí entre la realidad y el álbum que me ayuda mucho.

David:  La literatura infantil está viviendo una etapa dorada. Sobre todo, el mundo de los álbumes ilustrados. Como autora e ilustradora, ¿echas algo de menos, o de más, en este mercado editorial?.

Marta Altés

Bueno, si que parece que se esté viviendo una etapa dorada porque se publican muchos libros. Y se están haciendo cosas muy interesantes. Pero también da un poco de vértigo. Porque se publican muchos muchos muchos libros y no todos con las mejores condiciones para los autores e ilustradores. Los álbumes necesitan tiempo para cocinarse con cariño. Tiempo para poder madurar ideas y personajes y sobretodo tiempo para que llegue a la gente…

Se publican muchos muchos muchos libros y no todos con las mejores condiciones para los autores e ilustradores.

David: Como ilustradora seguro que tienes referentes o debilidades, ¿podrías nombrarnos algunos ilustradores o ilustradoras que te inspiren? ¿por qué esos o esas y no otros u otras?.

Marta Altés

Son muchísimos los que me inspiran. Pero sobretodo busco inspiración el día a día. Cosas que puedo ver en la calle, en el parque, en el cine, en conciertos… Pero algunos de los ilustradores que me gustan más son Beatrice Alemagna, Carson Ellis, Tomi Ungerer, Jon Klassen, David Hughes, Miguel Gallardo, Max, Júlia Sardà, Anouk Ricard, Emily Hughes, Birgitta Sif, David Barrow, Marjane Satrapi, Pam Smy, Valerio Vidali, Violeta Lópiz, Jorge González, Sonia Pulido, Gusti, Jillian Tamaki… ARG! Es muy difícil! Estos son solo unos pocos de los que me gustan.

Este libro me ha enseñado a apreciar el tiempo que tengo.

David: «Cinco minutos más» es tu última novedad en Blackie. Con cada proyecto se aprende algo nuevo, ¿verdad? En concreto, ¿qué te ha enseñado éste?. Yo me he sentido muy identificado con el papá de esta fantástica historia.

Marta Altés

Tardé mucho tiempo en escribir este libro. Me encantaba el tema del tiempo, pero ni yo misma sabía qué era lo que quería explicar. Lo único que sabía es que parece que los días desaparezcan… Parece que el tiempo pasa muy rápido y siempre vamos con prisas. Después de darle muchísimas vueltas (creo que hice unas 24 maquetas del libro) entendí qué era lo que me atraía de este tema: No sabría cómo describir lo que es el tiempo, lo único que sé ahora es que lo mejor del tiempo es el hecho de poder compartirlo con quien quieras. Este libro me ha enseñado a apreciar el tiempo que tengo. Estoy escribiendo esto y llevo unos meses de locura con una entrega y aunque no tengo todo el tiempo que quiero para ver a la gente que quiero, intento sacar el tiempo de dónde sea!!

Los álbumes necesitan tiempo para cocinarse con cariño.

David: Aunque sé que no soltarás prenda, ¿puedes contarnos algo sobre tus próximos proyectos? Te prometo que no se lo contamos a nadie 😉

Marta Altés

Pues la verdad es que no puedo contar mucho. Pero estoy trabajando en un álbum muy bonito que no he escrito yo con Macmillan. Y también estoy haciendo unas ilustraciones en blanco y negro para una novela juvenil con una editorial americana. Me hace mucha ilusión porqué es algo nuevo para mi. Estoy dibujando con plumilla y tinta china!

Datos de la publicación

Editorial: Blackie Little Autora e Ilustradora: Marta Altés Referencia bibliográfica: Altés, Marta. Cinco minutos más. Barcelona: Blackie Little, 2019. 32 p.  ISBN: 978-84-17552-09-1.

Enlace: Para más información…

Presentación de ‘Cinco minutos más’, de Marta Altés en Fnac Callao

«Para mí el tiempo me da un poquito igual, a mí lo que me importa del tiempo es con quién lo comparto» Marta Altés

Sinopsis

El tiempo, qué cosa más curiosa. Papá habla mucho de ese tema. Pero creo que yo sé más del tiempo que él….

Pequeña nota biográfica

Marta Altés (Barcelona, 1982) quería explicar historias. Por eso dejó su trabajo como diseñadora gráfica en Barcelona y se mudó a Londres, donde estudió ilustración infantil en la Escuela de Arte de Cambridge. Ella asegura que fue la mejor decisión que ha tomado en la vida, y no es para menos: publicó sus primeros trabajos con gran éxito en Reino Unido nada más finalizar sus estudios y, en un tiempo récord, Altés subió a lo más alto de la ilustración internacional. Desde entonces no ha dejado de recibir premios, nominaciones y elogios por sus libros: el premio Paterson, el premio New Illustrator Honor, o el Dragón Lector de 2014 al mejor álbum ilustrado nacional, entre otros. «Soy un artista», el primer libro que publicó bajo el sello Blackie Little en 2014, logró conquistar a grandes y pequeños y la colocó como una autora nacional de referencia.

(nota sacada de la web de Blackie Books)

Sigue a Marta Altés en:

 

David Gómez

Gestor del conocimiento en el Observatorio de la Infancia en Andalucía. Me interesa la evaluación científica y la literatura infantil. Disfruto, día a día, de los pequeños momentos en familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *