Uno de mis temas pendientes era abordar la adecuación de los planes de estudio de Biblioteconomía y Documentación al mercado y a las nuevas demandas de la profesión. No es un tema nuevo en el mundillo, desde luego. También nos hemos ocupado de él en este blog, como muestran estas reflexiones que propuso mi compañero