Pautas para implementar una oferta digital en la biblioteca - BiblogTecarios

Pautas para implementar una oferta digital en la biblioteca

La conformación de una oferta digital completa en la biblioteca pública o la escolar no es tarea fácil en un entorno complejo y con una oferta de materiales electrónicos que aún no resulta sólida. Construir la biblioteca digital requiere de una serie de toma de decisiones que atañen a diferentes campos, desde lo jurídico, lo técnico, la esfera organizativa y la gestión a la promoción y dinamización. Los procedimientos tradicionales establecidos en relación con la forma de seleccionar y adquirir los materiales en las bibliotecas cambian de forma sustancial en relación con los libros electrónicos, así como la forma de ponerlos a disposición del usuario y los modos y maneras de promover y dinamizar los servicios que componen la oferta digital de la biblioteca.

kindle-583366__180

Construir la biblioteca digital requiere definir una estrategia

Por esta razón son extremadamente valiosos los documentos y herramientas que nos pueden ayudar a elaborar una estrategia inteligente encaminada a implementar colecciones y servicios digitales. La puesta a punto de una oferta digital en la biblioteca necesita buenas dosis de reflexión y acopio de pautas y orientaciones que nos faciliten el tránsito y la evolución de nuestros servicios en el entorno digital. Estas aportaciones constituyen una útil herramienta de trabajo para las bibliotecas que inician o quieren hacer avances en el proceso de construcción de su colección digital y de la oferta de servicios en torno a ella. En esta entrada me propongo llamar la atención algunas de estas fuentes, y destacar una serie de documentos que considero de relevante interés y que pueden ayudarnos a clarificar los diferentes aspectos que hay que considerar a la hora de diseñar e implementar la oferta digital de la biblioteca y a tomar cabalmente decisiones a lo largo de este proceso.

Toca la primera parada en las 12 claves para ofrecer préstamo digital digital en bibliotecas que nos ofrecen Javier Celaya y Maribel Riaza, una vista panorámica al tema que nos ocupa y que se presenta en una infografía cuyo diseño y maquetación corre a cargo de Sergio Verde. Se trata de una mirada global y sintética en la que de forma gráfica se identifican doce aspectos clave en la constitución, gestión y dinamización de los servicios digitales que puede prestar la biblioteca, desgranando en cada punto las variables que lo constituyen:

  1. Tener o no tener tecnología: ¿qué tipo de plataforma?
  2. Procedencia y tipo de contenidos: de la edición a la autopublicación y la creación propia.
  3. Selección de la adquisición: profesionales, usuarios y plataformas comerciales.
  4. Entrega de los archivos: distribuidor digital, plataforma comercial o editorial.
  5. Tipos de catálogo: título a título o lotes de la plataforma.
  6. Disponibilidad del contenido: libro completo o fragmentado.
  7. Formatos del contenido: PDF, ePub, Apps…
  8. Sistemas de protección: DRM, Streaming…
  9. Tipo de licencia: 12 formas de adquirir contenidos.
  10. Tipo de transacción: 12 modelos de pago.
  11. Política prestataria: número, alcance y modalidad.
  12. Fomento de lectura en pantalla: comunicación, formación y dinamización.

A los mismos autores que el documento anterior se deben los contenidos de la Guía de Modelos de Compras de Licencias de Libros Electrónicos para Bibliotecas y Editoriales, informe promovido por Bookwire, plataforma especializada en la distribución de libros digitales y audiolibros y Dosdoce.com, empresa especializada en el desarrollo de modelos de negocios digitales.

La publicación, disponible de forma gratuita en formato electrónico, resulta un buen complemento a la infografía comentada pues desarrolla de manera pormenorizada varias de las claves que en ella se enuncian. El propósito del informe, según manifiestan sus promotores en la introducción, es “proporcionar a todos los profesionales del mundo del libro (editores, bibliotecarios, agentes, autores, etc.) una  visión panorámica de las numerosas oportunidades que ofrece el amplio rango de modelos de licencias de ebooks y disipar cualquier duda o idea preconcebida en relación a estos modelos. En particular, esperamos que sirva como vía de reflexión sobre la forma de comenzar a integrar esta tipología de modelos dentro de las estrategias de distribución digital.”

De forma sucinta y clara el contenido del informe aborda las cuestiones principales que comporta el cambio de un modelo de compra basado en la propiedad a otro de licencia. En primer lugar se detallan los aspectos que definen una licencia digital: la concurrencia de usuarios, el número de veces que un libro puede ser prestado y el tiempo. Seguidamente se presentan y comentan los ocho modelos de licencia considerados más comunes a la hora de conformar la colección digital de la biblioteca y definir el acceso de los usuarios a estos materiales:

  1. De uso no concurrente.
  2. De uso concurrente.
  3. Limitada por el número de préstamos.
  4. De periodo limitado.
  5. Sin límites de caducidad.
  6. De carácter perpetuo.
  7. Basada en la suscripción.
  8. De pago por uso o pago por préstamo.

Los autores del informe destacan la flexibilidad del contexto digital y apuestan por un uso combinado de los modelos de licencias, de tal modo que cada biblioteca elija los más acordes con sus necesidades, las afinidades de los usuarios y sus expectativas de demanda, el presupuesto disponible, el carácter de la colección que se pretende ofrecer y el volumen de títulos prestados.

La guía se cierra con una infografía que recoge a modo de síntesis las características principales de los distintos modelos de compra de licencias digitales por las bibliotecas.

Otro documento que puede resultar muy útil en el diseño e implementación de los servicios digitales de la biblioteca es el titulado Recommandations pour la mise en place d’une offre de ebooks en bibliothèque. En este caso, se trata de un conjunto de materiales que tienen origen franco-suizo y que son resultado del proyecto Calliopê.ch., que arrancó en enero de 2014 y finalizó en junio de 2015. Este proyecto se desarrolló bajo la dirección de Stéphanie Pouchot, profesora del École de Gestion de Genève, con la participación de Rafael Peregrina y Aurélie Vieux. El equipo de investigación contó con el apoyo del ENSSIB (école nationale supérieure des sciences de l’information et des bibliothèques), la biblioteca de l’UNIGE (Université de Genève) y la CLP (Communauté de travail des bibliothèques suisses de lecture publique).

El punto de partida de esta investigación fue conocer la recepción y uso de los dispositivos móviles de lectura en la biblioteca con objeto de extraer conclusiones y formular recomendaciones para conformar servicios digitales en las bibliotecas en relación con la colección, su organización y disposición, plataformas, dispositivos electrónicos, modalidades de préstamo, etc.

Lectura en pantalla

La biblioteca digital se expande con los dispositivos móviles

Como resultado de la investigación llevada a cabo en el marco del citado proyecto se elaboró un consistente y bien urdido informe que se propone como guía de buenas prácticas. Se complementa con un conjunto de fichas en las que se ofrecen pautas, sugerencias y útiles recomendaciones. Los materiales consiguen un buen equilibrio entre la teoría, la reflexión y la práctica. Es precisamente esta dimensión de herramienta práctica uno de los principales objetivos perseguidos por los autores, que buscan así apoyar a las bibliotecas en la tarea de poner en marcha una oferta completa y combinada de libros electrónicos, dispositivos móviles y de servicios que aporten valor añadido y permitan que el usuario se apropie de esa oferta digital.

El contenido cubre una amplia diversidad de flancos: aspectos técnicos, de funcionamiento, relativos a la organización y de orden jurídico, sin olvidar los que tienen que ver con la difusión de los servicios, la orientación y la formación de los usuarios.

Las seis fichas que contiene el informe son una buena fuente de pistas de reflexión y acción cuyos contenidos giran en torno a dos bloques:

De la ficha 1 a la 3 se ofrecen indicaciones operativas en relación con los contenidos y su organización:

  1. Para desarrollar un servicio de préstamo basado en dispositivos de lectura con contenidos digitales precargados, seleccionados en función de determinados criterios.
  2. Para proponer accesos personalizados a los libros electrónicos según los distintos perfiles de usuarios, sus intereses y capacitación.
  3. Para elaborar y ofertar lotes de libros electrónicos que el usuario pueda descargar, listos para su uso y seleccionados en función de criterios de interés.

De la ficha 4 a la 6 se sugieren acciones orientadas a la puesta en valor de la colección y la formación de los usuarios:

  1. Informar sobre los libros electrónicos. Pautas para la selección y difusión de información sobre la oferta digital de lectura de la biblioteca.
  2. Formar y reforzar la autoformación de los usuarios en el uso de los libros electrónicos.
  3. Comunicar de manera eficaz el alcance y servicios de la oferta digital de cara a llamar la atención de los usuarios sobre sus posibilidades de uso.

El conjunto de fichas puede descargarse de forma individualizada en formato pdf o ePub a través de la nota que sobre el proyecto publica el portal francés IDBOOX, espacio de información dedicado a la actualidad del libro electrónico y la edición digital.

Y, finalmente, como complemento a las anteriores fuentes, destacar una reciente entrada de Julio Alonso Arévalo en Universo Abierto titulada Campañas de promoción del libro electrónico en bibliotecasen la que podemos encontrar variadas propuestas para poner a disposición del público los libros electrónicos en la biblioteca, además de sugerentes iniciativas de promoción de los servicios digitales y apuntes sobre planes de formación en torno a las prestaciones electrónicas.

 

The following two tabs change content below.

Luis Miguel Cencerrado

De formación bibliotecario y maestro, entre el ámbito público y privado, la esfera real y virtual, las bibliotecas infantiles y escolares, la promoción de la lectura, la literatura infantil y juvenil y la crítica, evaluación y selección de materiales de ficción e información para niños y jóvenes.

Latest posts by Luis Miguel Cencerrado (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *