SMILES, jóvenes contra la desinformación: el proyecto

SMILES, jóvenes contra la desinformación es un proyecto de alfabetización mediática que tiene como objetivo dar herramientas a la juventud para combatir la desinformación. El proyecto, liderado por la Unión Europea, se realiza en tres países simultáneamente (Países Bajos, España y Bélgica) a través de entidades consideradas clave en el proceso de combatir la desinformación.

SMILES se basa en desarrollar y medir la efectividad de una metodología educativa basada en combatir la desinformación, a partir de la combinación de trabajo de personal docente y bibliotecario. El objetivo es medir la afectación de las personas jóvenes.

La primera parte del proyecto es un enfoque que permite conocer el contexto social: se ha realizado un informe sobre la educación general de la educación en medios digitales en los tres países. Principalmente se han analizado qué recursos, plataformas o metodologías existen, especialmente para las personas jóvenes.
Respecto al informe de España, en las conclusiones destacan dos aspectos. Por un lado, el fenómeno de la desinformación se agravó a partir de la pandemia de Covid-19, y se le suman factores como la falta de credibilidad de la ciudadanía en los medios de comunicación e instituciones. Por otro, queda claro que existe un gran interés y demanda educativa sobre la desinformación, tanto en los docentes como en el personal bibliotecario.

 

 

 

 

La metodología del proyecto

SMILES pretende medir la afectación de la desinformación en el público joven. Para ello ha desarrollado una formación de 5 bloques que permiten aprender cómo combatir la desinformación, a través de una combinación de teoría con dinámicas prácticas y juegos:

  1. ¿Qué es la desinformación?, que introduce al alumnado al concepto de desinformación a partir del diálogo sobre qué se considera noticia y su ética.

  2. Cómo detectar y combatir la desinformación, donde, a través de un videojuego, se aprende a detectar información falsa.

  3. Técnicas que se utilizan, para conocer las estrategias que se usan para manipular contenido.

  4. ¿Cómo se difunde la desinformación?, para entender cómo se generan las campañas de desinformación.

  5. Desinformación y sociedad, el último bloque, que pretende reflexionar sobre el impacto social, emocional y colectivo que genera la desinformación.

La importancia del método de trabajo

La particularidad del proyecto es que forma a personal docente y bibliotecario simultáneamente para llevar a cabo la metodología con el alumnado. Este método de trabajo proporciona un doble beneficio:

  • Generar alianzas que permitan potenciar la educación en la alfabetización mediática y el pensamiento crítico.
  • Afianzar la relación docente – bibliotecario de una forma más directa y colaborativa, para sumar en una trayectoria donde existen muchos objetivos en común y es vital encontrar formas de trabajo cocreadas.

En España el proyecto se centraliza a través de Platoniq, que inició la formación en septiembre y acompañará a los centros educativos y bibliotecas involucradas hasta noviembre. La medición del impacto se realizará posteriormente la Universidad de la Haya, que mostrará qué resultados se han obtenido después de aplicar esta metodología en los tres países que forman parte del proyecto.

Sofía Moller

Colaboradora en BiblogTecarios Bibliotecaria especializada en formación de usuarios y tecnologías. Aficionada a la escritura y convencida del poder social de la biblioteca pública.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.