¿Rumor o fake news?

Según Wikipedia, los rumores son proposiciones diseñadas para ser creídas, y que se transmiten de persona a persona, habitualmente de forma oral, sin que existan datos para comprobar su veracidad. Si lo trasladamos al mundo digital, podemos comprobar que los rumores también forman parte de este entorno. ¿Pero qué interés tiene un medio de comunicación en generar rumores?

Julieta Tarrés, licenciada en periodismo por la Universidad Torcuato di Tella, explicó en su tesis El rumor como sustituto de la Noticia cómo el rumor se inserta en el ámbito periodístico, así como en la misma sociedad. A pesar de haber publicado su trabajo hace unos años es vigente en el contexto en que nos encontramos.

El trabajo trata de explicar por qué razón el rumor ha terminado siendo el contenido de algunos medios de comunicación, si aparentemente debería ser todo lo contrario: se supone que las noticias deberían provenir de una fuente fiable y ser comprobables.

Conocí este trabajo a través de Marc Amorós, autor de Fake News: La verdad de las noticias falsas, donde uno de los capítulos, explica que los rumores “de siempre” que se transmitían de boca a boca han terminado convirtiéndose en las fake news actuales debido a su rápida circulación.

¿Qué es un rumor?

La autora conceptualiza el rumor principalmente como un fenómeno social, ya que se necesitan por lo menos dos personas para crearlo y una sola para difundirlo. En el ámbito social el rumor es una proposición que se traslada de persona a persona y, aunque aparentemente se toma como un hecho hecho cierto, no suele haber pruebas que lo verifiquen.

Formalmente podríamos definirlo como toda aquella información que proviene de “fuentes no oficiales”, es decir, fuentes de origen indefinido de las que no se conoce su procedencia.

9 razones por las que un rumor se convierte en fake news

En el libro Fake News: La verdad de las noticias falsas, Marc Amorós da a conocer las razones de Julieta Tarrés:

  • la falta de temas o hechos noticiosos que tengan importancia e interés para el público.
  • la negligencia al recolectar información y luego publicar datos erróneos o escasos
  • la ambigüedad en la información de una noticia
  • la inmediatez y la necesidad de primicias para poder competir
  • la no confirmación de los datos
  • la falta de fidelidad en la relación con las fuentes
  • la intencionalidad al ocultar información que no se quiere dar a conocer
  • el deseo de transmitir y dar a conocer una idea propia del comunicador disfrazada de creencia popular
  • el desconocimiento de la causa o hecho sucedido

Según Tarrés, estas son las causas por las que un rumor se introduce en la prensa para reemplazar a la noticia. Y añade que la causa principal para que produzca un rumor es que el evento en cuestión esté caracterizado por la ambigüedad.

Como conclusión del trabajo, se determina que los rumores son parecidos a un virus, rápidamente propagables y difíciles de exterminar. Y aunque no es fácil no verse afectado lo mejor para combatir el virus es familiarizarse con su forma y conocerlo para detectarlo cuanto antes.

En mi opinión, una de las mejores definiciones de Tarrés es que el rumor en los medios de comunicación es la “noticia improvisada”. Yo añadiría en ocasiones “desesperada” dentro de un mundo en el que el número de clics es lo más importante.

Referencias

Tarrés, J. El rumor como sustituto de la Noticia (2002). Disponible en: https://www.monografias.com/trabajos11/rumonot/rumonot.shtml

Amorós, Marc. Fake news: la verdad de las noticias falsas (2018).

Sofía Moller

Colaboradora en BiblogTecarios Bibliotecaria especializada en formación de usuarios y tecnologías. Aficionada a la escritura y convencida del poder social de la biblioteca pública.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *