ACLEBIM cumple 20 años

Cuando apenas hace pocos días del fin del programa para conmemorar el trigésimo aniversario del Bibliobús Garrigues-Segrià (Lleida), celebramos ya este 2018 los treinta años de los Bibliobuses del Bierzo (León) y de los Bibliobuses de Soria. Vaya nuestra enhorabuena para todos. Pero además, este año también se cumplen veinte de la fundación de la Asociación de Profesionales de Bibliotecas Móviles (ACLEBIM).

ACLEBIM nació después de seis largos años de contactos, con la intención de defender los servicios móviles de biblioteca pública, especialmente integrándoles en los sistemas bibliotecarios a los que pertenecían y aumentando su visibilidad tanto dentro como fuera de nuestro ámbito profesional.

La Asociación nació con carácter regional circunscrito a Castilla y León, si bien, tras las demandas de compañeros de otras regiones, en 2007 alcanzó el rango nacional, para toda España.

Estos veinte años han sido un viaje apasionante donde casi todo estaba sin hacer, ni siquiera nos conocíamos entre nosotros, los que trabajamos en bibliobuses.

La trayectoria de ACLEBIM se ha regido por la lógica del “querer es poder”, del “si alguien puede hacerlo, yo también” y del “si nadie lo ha hecho, lo hago yo”. Y así han transcurrido dos décadas donde, desde una posición independiente, se han ido derribando imposibles y convirtiéndolos en realidades en favor de los servicios móviles, sus profesionales y sus usuarios.

Desde el primer momento existían dos urgencias que abordar: convencer a la comunidad bibliotecaria que los bibliobuses eran verdaderas bibliotecas y el complemento perfecto para los servicios fijos, y procurar el conocimiento mutuo entre los bibliotecarios itinerantes como base para fortalecer los lazos entre ellos.

La solución para la primera urgencia vino con el manual de bibliobuses La Biblioteca Móvil (2001); mientras que de la segunda urgencia resultó la convocatoria del I Congreso Nacional de Bibliotecas Móviles (2002)

Ambos acontecimientos supusieron un punto de partida prometedor, tanto en lo doctrinal como en el emocional, que hubo que seguir alimentando en los años posteriores, especialmente con la web corporativa bibliobuses.com, donde se concentra la más completa bibliografía a texto completo y continuamente renovada sobre bibliobuses; y con la organización bienal del Congreso, del que ya se han celebrado ocho ediciones.

El siguiente paso vino de la necesidad de contar con un instrumento que nos permitiera medir el trabajo diario y que nos sirviera al tiempo para trasmitirlo en un lenguaje preciso e inequívoco. El resultado fue la confección de la Propuesta de indicadores de rendimiento para bibliotecas móviles (2005).

La trayectoria de ACLEBIM se ha regido por la lógica del “querer es poder”, del “si alguien puede hacerlo, yo también” y del “si nadie lo ha hecho, lo hago yo”.

El complemento a esta medida llegó en 2012 con la primera compaña nacional de ACLEBIM, destinada a recabar la opinión de los usuarios sobre las prestaciones que recibían, bajo el título ¿Qué significa para ti el Bibliobús?, que nos dio una idea del impacto de nuestros servicios.

Aparte del bagaje en literatura científica que iban produciendo las distintas ediciones del Congreso Nacional de Bibliotecas Móviles, y de la aproximación paulatina de sus profesionales hasta formar lo que hoy llamamos orgullosos la Gran Familia de los Bibliobuses, aún faltaba algo más, tan importante como el reconocimiento propio del trabajo bien hecho, que se materializó en los Premios ACLEBIM de Bibliotecas Móviles, hoy ya internacionales y con seis ediciones a cuestas.

En 2012, ACLEBIM tuvo la oportunidad de traducir al español la nueva edición de las Pautas IFLA de Bibliotecas Móviles, que dos años después tuvo a bien editar en papel el Gobierno de Chile.

Mientras tanto, las redes sociales han ido poniendo a ACLEBIM en un primer plano para todo lo relativo a bibliobuses en Facebook y Twitter gracias al gran trabajo de sus community managers, Ana Isabel Mateos Vara y Mª Isabel Sánchez García.

En 2013 ACLEBIM se convirtió en la única asociación profesional bibliotecaria galardonada con el Premio Nacional al Fomento de la Lectura en nuestro país, con más orgullo si cabe al recibirlo en nombre de todos los bibliobuses españoles.

En ese ímpetu continuado por ganar visibilidad para los servicios bibliotecarios itinerantes, la consecución en 2015 del Día Nacional del Bibliobús, tras propuesta de ACLEBIM, desde el Consejo de Cooperación Bibliotecaria, supuso un respaldo más para seguir en la defensa y promoción de los bibliobuses y sus profesionales.

Mientras todo ello iba ocurriendo, ACLEBIM ha ido estrechando los contactos internacionales, especialmente con Portugal y Latinoamérica, bien por recibir a destacados miembros de su comunidad profesional, bien por ser recibidos en sus respectivos países, bien por colaborar juntos.

Haber llegado a los veinte años no ha sido un camino de rosas, hay detrás muchas y arduas horas trabajo, también fracasos, proyectos fallidos, objetivos sin cumplir e incluso incomprensiones; mas hay asimismo mucha colaboración de entidades y particulares, lealtades incondicionales, simpatías constantes y cariño, mucho cariño para nuestra labor, para nuestra idea de servicio y para cuanto representamos. Y como nuestros medios son modestos, nos basta para festejar estas dos décadas de vida con mostrar nuestro agradecimiento a todos los que han contribuido y contribuyen a cumplir nuestra misión.

Información complementaria:

Roberto Soto

Colaborador en Biblogtecarios. Jefe de Bibliotecas en la Diputación de León y Presidente de la Asociación de Profesionales de Bibliotecas Móviles de España (ACLEBIM). Convencido de la Biblioteca Pública e incondicional de los Bibliobuses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *