Manicomio: una novela gráfica de una historia muy real, de Montse Batalla y Xevidom

Sinopsis de manicomio, de Montse Batalla y Xevidom

El guion, a cargo de Montse Batalla, está cimentado sobre su  experiencia en un hospital psiquiátrico. Es una novela gráfica autobiográfica. La guionista crea para este propósito a Clara. Su álter-ego. Un personaje de ficción sobre el que proyecta todos los sentimientos, pensamientos y vivencias que la embargaron durante el transcurso de su internamiento. El lenguaje es sencillo y coloquial. La trama, una historia real narrada en primera persona, fluye de forma natural. La rápida transición de las viñetas construye un guion tan dinámico que, a pesar de la crudeza de su contenido, hace que la novela se lea literalmente en un suspiro y con el corazón en un puño. Entre la tensión de lo que vive la protagonista, y la forma en la que está dibujada, es como si nos internaran a cada uno de nosotros…

Clara

Clara es una joven universitaria de 19 años. Vital, extrovertida, sociable y muy activa y que compagina sus estudios de Historia con el trabajo de camarera en un bar sirviendo copas y colabora además en proyectos arqueológicos. Una chica de 19 años que le gusta vivir, y que aprovecha su tiempo…

Sale con con Pau y su relación es algo difícil y algo tormentosa, llena de rupturas y reconciliaciones, pero Clara está enamorada y Pau evitar cualquier tipo de compromiso, pero al final se van a vivir juntos…Pero cuando todo en la vida de Clara parece estar bien, de forma brusca y sin entender el por qué algo cambia.

La enfermedad, el bloqueo

De repente, se siente muy perdida, le cuesta mucho concentrarse en época de exámenes y empieza lo que ella llama «su bloqueo». Se ve sobrepasada por todo. Desconfía de la gente y se muestra suspicaz. Le resulta imposible conciliar el sueño. Casi no come. La invade una sensación de miedo constante sin llegar a entender qué le está sucediendo.

Pierde la sensibilidad, y ya no es capaz de sentir ningún tipo de placer y poco a poco es incapaz de hablar, ni tan siquiera construir una frase por muy simple que ésta sea.

Su novio Pau la lleva a urgencias del hospital. Desde allí es ingresada en una unidad psiquiátrica sin que nadie le haya explicado qué le pasa. Su vida se paraliza y se convierte en una pesadilla, ya que sufre maltrato físico y psíquico en el psiquiátrico, ya que nadie se preocupa por facilitarle un buen diagnostico y solamente la medican, incluso llegan a atarla a la cama. Y desde ese momento hasta que consiguen poner nombre a su enfermedad pasarás un tiempo con ella.

Con este post ampliamos los ejemplos de El cómic como herramienta: el caso de la medicina gráfica y las bibliotecas universitarias de Eli Ramirez.

La técnica de Xevi Dominguez

En cuanto al dibujante, Xevi Domínguez, nos traslada a la vida de Clara con trazos simples y rostros muy realistas en blanco y negro. Se puede ver claramente las emociones de la protagonista, su desesperación, su miedo, su tristeza, su falta de movimiento y de entendimiento. Todo es en blanco y negro, como en el mundo de Clara, menos en el final que hay una nota de color, literalmente cuando Clara ve la luz y por fin tiene un diagnostico que le facilita optar al tratamiento correcto, por el cual vuelve a recuperar su vida.

A pesar de toda la información que se encuentra en Manicomio, y el conocimiento que se dan de los centros psiquiátricos, se nos muestra la posibilidad de que la historia de Clara nos puede pasar a cualquiera, de hecho es la historia de su autora, es la historia de lo que vivió la propia Montse Batalla, como hemos comentado al principio de este post.

Una gran propuesta para noveles y expertos de la novela grafica

Ediciones La Cúpula cuenta con uno de los catálogos de historieta más completos del mercado español. Podemos disfrutar de los clásicos de siempre o sumergirnos en la lectura del mejor cómic español, europeo, norteamericano o manga del momento. En este caso, una novela gráfica española, especializada sobre la salud mental, que no abundan, y menos si son autobiográficas aunque últimamente se habla mucho más de este tipo de problemas y enfermedades.

‘Manicomio’, se suma a una necesaria tendencia de eliminar tabúes, que de forma normalizada y autobiográfica, y sin prejuicios, aborda las enfermedades mentales como por ejemplo (‘Cara o cruz’, de Lou Lubie, o ‘Las voces y el laberinto’, de Ricard Ruiz Garzón y Alfredo Borés). Es una corriente que también se extiende a otras patologías como la epilepsia (‘Epiléptico’, de David B), el sida (‘Píldoras azules’, de Frederik Peeters), la enfermedad de Crohn (‘De tripas y corazón’, de Pozla), el cáncer (‘Que no, que no me muero’ de María Hernández y Javi de Castro, o ‘17, vivir, revivir, sobrevivir’, de Àlex Santaló), el autismo (‘María y yo’, de Miguel Gallardo) o la depresión como en «Monstruosamente» de Alfonso Casas.

Cómo bien dice Ana Abeella en su artículo «El estigma de la enfermedad mental, en cómic«

Son libros que no se dirigen exclusivamente a los pacientes, a sus familias y entorno o al personal sanitario sino que captan el interés de cualquier lector con narraciones e historias desdramatizadas y sinceras, un punto terapéuticas, ligadas a la cotidianidad, a menudo con toques de humor que contribuyen a normalizar cada situación y se atreven a ahondar en temas que aún incomodan.

Opinión personal

Esta novela gráfica me ha recordado a uno de mis libros favoritos, «Los renglones torcidos de dios» de Torcuato Luca de Tena, pero existe una diferencia vital entre ellas. Montse ha mostrado su vivencia personal, primero tuvo la experiencia y luego la escribió y se la dibujaron. En cambio, Torcuato para documentar su novela que también se desarrolla en un psiquiátrico, para conocer las enfermedades mentales que se tratan en el libro para poder escribir la historia, se interno voluntariamente en una institución psiquiátrica para dar veracidad a sus personajes. El resultado, es el mismo, es como si te ingresaran a ti en el Centro hospitalario, y tu tuvieras todos los sentimientos, emociones, e incluso apatía de los protagonistas. Con un final muy importante, la consulta a buenos profesionales, que nos puedan dar un buen diagnóstico, y lo que es lo más importante, un buen tratamiento.

¿Qué nos enseña?

A pesar de toda la información que se encuentra en Manicomio, y el conocimiento que se dan de los centros psiquiátricos, se nos muestra la posibilidad de que la historia de Clara nos puede pasar a cualquiera, de hecho es la historia de su autora, es la historia de lo que vivió la propia Montse Batalla, como hemos comentado al principio de este post. Un libro estéticamente dinámico y textualmente directo aunque las imágenes añaden información que no se cuenta con las palabras, se sufren con los sentimientos y las emociones.

Referencia bibliográfica.

«Manicomio: una historia real» ,Montse Batalla; ilustraciones de Xevi Domínguez. Barcelona: Ediciones La Cúpula, 2020. 168 pág. ISBN: 978-84-17442-29-3


La autora y el dibujante

Estudiante de filología en su momento, enamorada del arte y entusiasta del románico, Montse Batalla forma equipo creativo con su pareja sentimental, Xevi Domínguez, en el estudio de ilustración que en la actualidad ambos comparten en Calldetenes. Aficionada desde siempre al dibujo y atraída por las posibilidades expresivas de la historieta desde que descubriera la colección de tebeos de su padre, Manicomio es su primera obra de entidad como guionista, un valiente ejemplo de literatura autobiográfica donde relata las circunstancias que rodearon su ingreso en una institución mental.

La editorial y la edición

Ediciones La Cúpula es una editorial española, ubicada en Barcelona y con distribución también en Latinoamérica, dedicada al cómic underground y alternativo, fundamentalmente estadounidense (Robert Crumb, Gilbert Shelton, Daniel Clowes, Charles Burns, Peter Bagge, los Hernandez Bros., David Lapham, Adrian Tomine, Joe Matt, Chester Brown, etc.), europeo (Tanino Liberatore, Ralf König, Étienne Davodeau, Camille Jourdy, etc.) y español (Nazario, Max, Fermín Solís, Sebas Martín, Gallardo & Mediavilla, etc.) que fuera fundada por José María Berenguer en 1979, de forma simultánea a su revista El Víbora. 

Ediciones La Cúpula publica “Manicomio” en un único tomo de formato rústico con solapas. Papel interior de alto gramaje. E incluye como extras un pequeño epílogo de la guionista en el que nos explica como se fraguó la idea de sacar a la luz su historia en forma de cómic.

Manicomio es un testimonio de primera mano que mezcla denuncia, divulgación y consuelo. La crónica pormenorizada de lo que ocurre cuando un trastorno mental hace acto de presencia en una vida corriente y a la vez la puesta en escena de las terribles consecuencias de un diagnóstico equivocado.

¿Queréis disfrutar de una historia dura pero realista? Este es una buena opción, con ilustraciones cuidadas y claras, que te envuelven en la historia y hace que tú vivas con Clara su experiencia psiquiátrica, pero sobre todo, es un claro ejemplo de como se rompen y se deben de romper los tabúes que hay alrededor de la salud mental.

 

Marta García Rodríguez

Actualmente trabajo como Técnico en la Biblioteca Universitaria de la Universidad Camilo José Cela y estoy descubriendo qué es la centrada en la aplicación de la Agenda 2030 y los ODS en las bibliotecas universitarias. Casi siempre he trabajado como bibliotecaria, documentalista y community manager. Soy una amante de los libros, inquieta por naturaleza y apasionada de la fotografía y de los viajes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *