Las lecturas también son para el verano 2022

Las lecturas también son para el verano es un guiño a la obra  «Las bicicletas son para el verano» de Fernando Fernán-Gómez  como te habrás dado cuenta seguramente…Es el mismo homenaje que le hicimos desde BiblogTecarios a través del post de Rafael Ibáñez,  «Las lecturas son para el verano… también» en el que se centraba en la lectura en la prensa y en los blogs. También el título seguro que os recuerda a un de los post de Fuensanta Martinez, «Las bicicletas (y los e-books) son para el verano»  porque como decía ella:

“Con la llegada de las vacaciones (para algunos), siempre se espera terminar esas lecturas retrasadas que tenemos. En cualquier caso, es gratificante leer un buen libro estés donde estés, y si es con un bonito paisaje de fondo mejor.”

Los contenidos mas veraniegos

En esta ocasión todo el equipo, todos los BiblogTecari@s nos queremos despedir del mes de julio con un aire especialmente veraniego, y es que hemos aprovechado a hacer una selección de los post en los que el protagonista a lo largo de estos años, ha sido el verano. Es un post diferente, con un contenido muy amplio ya que podemos encontrar recomendaciones de lecturas refrescantes, bibliotecas y museos que visitar, canciones bibliotecarias, aplicaciones, los libros en Instagram, tareas para hacer en vacaciones, nutrilecturas y las mascarillas entre otras opciones como puedes ver a continuación.

Los post elegidos

Comenzamos el viaje por los post elegidos para acompañaros en estas horas de sol, calor y desconexión. Abróchate el cinturón porque despegamos… Tu eliges si quieres ir en coche, tren, barco, avión, camper, bicicleta, monopatín…Solo cierra los ojos, respira y disfruta de todo lo que recordamos.

Bibliopiscinas y biblioplayas
  • Bibliopiscinas y biblioplayas: refrescantes servicios de extensión cultural de Irene Blanco.

    Las bibliotecas, por ser piezas clave de la infraestructura cultural de la comunidad deben desarrollar «extensión cultural», es decir, colaborar y promover la vida cultural de la sociedad, sin limitarse simplemente a llevar a cabo una promoción de sus colecciones.

    La extensión cultural en las bibliotecas, además, es necesaria para que éstas se den a conocer y promuevan sus servicios ganando usuarios potenciales y fidelizando a los usuarios reales de la misma.

  • Lecturas refrescantes en verano: la bibliopiscina de Mercedes Carrascosa. Llega el verano, los horarios se cambian y los hábitos de ocio también se modifican. Las bibliotecas registran diferentes tendencias y necesidades por parte de sus usuarios. En este período, la biblioteca se convierte en un centro de ocio cultural por excelencia y por ello se adapta a las distintas necesidades de los que acuden a ella. Para responder a estas necesidades, se diseña una serie muy variada de actividades, en algunos casos dentro del propio espacio de la biblioteca, y en otros casos, como el que hoy nos ocupa, fuera del recinto de la misma. La biblioteca sale de su espacio habitual y llega a nuevos lectores.

  • Las bibliopiscinas: otra manera de refrescarse de Fuensanta Martínez. Las bibliotecas han tenido que actualizar sus métodos de captación de usuarios en los últimos años. Esto incluye todo lo que sea movilización para que las colecciones lleguen a cualquier sitio y el usuario pueda disfrutar de la lectura esté donde esté.

  • Festivales musicales y lectura: un buen matrimonio de Sandra Clemente.El verano es el momento ideal para descansar, disfrutar de algunos planes culturales que ofrece tu ciudad, aprovechar para refrescarte en la piscina o en la playa, si puede ser disfrutando de un buen libro gracias a los servicios de bibliopiscinas o de biblioplayas (recuerdas que puedes compartir tus lecturas en Instagram con el hashtag #instatecarios). Otra de las opciones es disfrutar de un festival de música, ya que estamos en plena temporada y hay miles de ellos por toda Europa. Ya sabemos qué leen los músicos cuando están de gira y la relación existente la literatura y la música.

Bibliotecas para el verano
  • Bibliotecas veraniegas de Sofía Moller. El verano es una época donde la biblioteca pública, así como otras entidades, puede variar su forma.

    El objetivo es ofrecer al usuario un punto de vista distinto al que está acostumbrado aprovechando que gran parte de los ciudadanos tiene más tiempo libre.

    Podríamos decir que durante el verano se observan comportamientos distintos, tanto por parte de las bibliotecas como por parte de los usuarios porque las necesidades varían.

  • Sugerencias de lectura en bibliotecas de Mercedes Carrascosa. Al igual que el resto de los servicios que ofrecen atención al público, las bibliotecas transforman sus espacios y sus actividades para ofrecer a los que acuden a ellas novedades interesantes para ocupar estos tiempos de ocio que marcan la temporada estival. Los que estamos al frente de estos servicios hemos visto evolucionar notablemente el modo de ofrecer los fondos de que disponemos a lo largo de la última década especialmente, todo ello propiciado por las nuevas tecnologías y los nuevos medios de relacionarnos entre nosotros, es decir, las redes sociales y la omnipresencia de Internet.

  • ¿Dónde están (algunas) bibliotecas en verano? de Fuensanta Martínez.Dejando atrás temas políticos “y demás zarandajas”, España es el país de la Unión Europea que más turistas registra en la época estival.

    Pero, ¿cómo están aprovechando esta oportunidad algunas bibliotecas españolas? Bueno pues…el caso es que no lo hacen, ni se espera que lo hagan. Y el motivo no es otro que dejar a bibliotecas municipales (principalmente) bajo mínimos de personal o cerradas “a cal y canto”.

    Y es que, estadísticamente hablando, las bibliotecas desatan la caída de usuarios en verano. Lo que parece bastante sorprendente teniendo en cuenta que es cuando más tiempo libre hay.

    Por eso, una buena manera de aumentar el flujo de usuarios en esta época, sería la adaptación de las bibliotecas públicas al turismo.

  • Lecturas duty free de Luis Miguel Cencerrado. Viaje y lectura es un binomio difícil de disgregar, es de carácter reversible, conjugable en ambos sentidos, viajar al leer o leer al viajar; aunque en este caso el orden de los factores sí altera el producto. La lectura como viaje es una metáfora recurrente, y el viaje en sí, por otro lado, es tema o recurso literario compartido por muchas obras. En un plano más concreto, el viaje como desplazamiento entre un punto y otro brinda también muchas oportunidades a la lectura.

  • El gran descubrimiento del verano: La biblioteca del Museo Naval de Ferrol de Marta García. Una de nuestras aficiones seguro que son los  viajes, y seguro que  siempre que puedes te escapas  a conocer lugares nuevos…Lugares y Bibliotecas nuevas, pero sólo porque podemos acceder a ellas cuando no estamos donde vives.

  • El Verano de las Bibliotecas de Ana Baeza. El verano en las bibliotecas también varían su ritmo habitual. Los usuarios cambian. Los habituales de siempre se toman unas vacaciones y suelen venir menos pero son fieles a su lectura y siempre se llevan algún libro. Luego tenemos a los usuarios nuevos, esa especie que no la ves durante el año y escogen durante sus vacaciones ir a la biblioteca. Es cuando descubren que en la biblioteca se está muy bien, tienen su aire acondicionado y se está fresquito. Vienen, ojean, cogen libros, revistas o películas y se meten un rato al ordenador ¿Será por el aire acondicionado? o supongo que será porque es cuando tienen tiempo. Lo bueno es que siempre se llevan algo de interés debajo el brazo.

Leer , Libros APP y música en verano
  • Los libros son para el verano… e Instagram también de Ana Doñate Cifuentes.Instagram es la red social en la que compartimos momentos importantes, los detalles que nos gustan de la vida y ¡muchos gatos! Bromas aparte, la lectura forma también parte de la actividad de esta red. Prueba de ello son estos hashtags en los que los usuarios cuelgan sus fotos más lectoras: Bookstagram, Bookreview o Instabooks. En el ámbito de las bibliotecas la New York Public Library ha lanzado el hashtag #ireadeverywhere para que los usuarios compartan sus lecturas.

    Y para los entusiastas de la literatura infantil y juvenil como nosotros bajo el hashtag #hoyleemos se pueden compartir las lecturas en familia junto a una reseña de cada una de ellas. Esta iniciativa de fomento de la lectura infantil promovida por Beatriz Millán y que surgió hace dos años ya cuenta con un gran número de seguidores.

  • Las tuit-novelas son para el verano. ¡O no! de Eli Ramirez. Si tenéis Twitter, lo más seguro es que estos días hayáis visto -o incluso seguido- alguno de los tuits de Manuel Bartual. Dibujante y guionista de profesión, Bartual ha tenido a medio país en vilo mientras relataba, tuit por tuit, los extraños acontecimientos que han ido sucediendo durante sus vacaciones.

  • Leer en verano de Susana Peix. Leer es un proceso de construcción de significados a partir de la interacción entre el texto (entendido como una composición de signos codificados en un sistema de escritura que forma una unidad de sentido), el contexto y el lector.

    El significado no està solo en el texto ni en el contexto, sinó en la interacción de esos dos factores con el lector. Cada lector comprende un texto de acuerdo a la realidad interior, su experiencia previa, su nivel del desarrollo cognitivo, su situación emocional…

  • Caprichos del verano: canciones bibliotecarias que nos salvarán mañana de Felicidad Campal. En estas selecciones aparecen algunas de las más conocidas entre la profesión: Suzanne Vega y su Book Of Dreams, At the Library de Green day, The Librarian de My morning jacket, Marian the Librarian de The Music Man o Love in the Library de Jimmy Buffett. Además cada una de las selecciones aporta más temas como Walt Grace’s Submarine Test, January 1965 de John Mayer, Wrapped Up in Books de Belle and Sebastian, French Navy de Camera Obscura, The Librarian de Hefner, Futuras licenciadas de Los lagos de Hinault, In the Army Kid de Of Montreal, Swinging London de The Magnetic Fields, Young Adult Friction de The Pains of Being Pure at Heart, Lost in the Library de Saint Etienne, There She Goes, My Beautiful World, de Nick Cave & The Bad Seeds, Fun Fun Fun de The Beach Boys y el carné de biblioteca también tiene, como mínimo, un par de canciones: Library Card de Frank Zappa y Having Fun Isn’t Hard When You’ve Got a Library Card de la serie de dibujos Arthur.

  • Aplicaciones para el verano de Ana Baeza. Se acerca el verano, las vacaciones y es hora de desconectar de la rutina, pero como buena adicta al móvil que soy, esto de desconectar de los smartphone me cuesta más. Mi móvil es mi compañero allí donde vaya. En este post os traigo una recopilación de aplicaciones que no pueden faltar para este verano en vuestros smartphones.

  • ¿Viajeros de sillón? de Inma Herrero.Muchos lugares cuentan con las bibliotecas más espectaculares del mundo, a veces, mucho más hermosas y atractivas que los documentos que albergan. Otras no cuentan con esa belleza pero los seguimos considerando lugares seguros, que atesoran el conocimiento que deseas, desarrollan la imaginación que creías aletargada o te proporcionan horas de placer ininterrumpido. A las bibliotecas viajas o las bibliotecas te hacen viajar.

Reseñas
  • Aquel verano de Eli Ramirez. Rose y sus padres han veraneado en Awago Beach desde que ella era una niña. Es su escapada anual, su refugio. Su amiga Windy también está allí siempre, la hermana pequeña que nunca tuvo, completando su familia de verano. Pero este verano es diferente.

  • El espíritu del bosque de Eli Ramirez. Élodie es una joven de los 90 a punto de entrar en la universidad. Su vida gira entorno a la música, salir, beber y pasarlo bien… hasta que su madre decide que para ayudar a pagar sus estudios tendrá que ser monitora en un campamento de verano, cuando ni ella misma es capaz de nombrar tres animales o plantas diferentes que se pueden encontrar en un bosque.

  • Todas las reseñas que hemos publicado las tienes disponibles también en este enlace.

Estos son algunos de los ejemplos que hemos seleccionado pero queremos que nos digas cual es tu post de «verano» favorito de BiblogTecarios. Ya sabes que nos lo puedes decir en los comentarios.

Te deseamos un feliz verano y sólo podemos decirte que a la vuelta, en septiembre, tendremos muchas novedades.

¡Feliz verano!

 

Marta García Rodríguez

Actualmente trabajo como Técnico en la Biblioteca Universitaria de la Universidad Camilo José Cela y estoy descubriendo qué es la centrada en la aplicación de la Agenda 2030 y los ODS en las bibliotecas universitarias. Casi siempre he trabajado como bibliotecaria, documentalista y community manager. Soy una amante de los libros, inquieta por naturaleza y apasionada de la fotografía y de los viajes.

Una respuesta a «Las lecturas también son para el verano 2022»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.