De la biblioteca a la ecohuerta y viceversa. Cómo las bibliotecas ayudan a crear impacto social, emprendimiento y conocimiento ecológico.

Entrada escrita por Camilo Chaverra y Marta García.

De la biblioteca a la ecohuerta y viceversa…Todos sabemos lo que es una ecohuerta o un huerto urbano, pero… ¿Sabemos que las bibliotecas podemos ayudar a que se creen huertos urbanos en nuestro entorno? Si quieres saber cómo, te animo a que termines de leer este post.

De la biblioteca a la ecohuerta

Afortunadamente cada vez son más las iniciativas colaborativas que se crean en torno al desarrollo sostenible, y de un tiempo a esta parte, la creación de huertos, huertas y ecohuertas es más habitual. Hoy vamos a hablar de cómo las bibliotecas ayudan a crear impacto social y todo lo que ello supone que no es poco. La Biblioteca y la ecohuerta de la Universitaria de la Universidad Camilo José Cela nos servirán como ejemplo para saber si este tipo de proyectos e iniciativas generan impacto social.

Antecedentes en Biblogtecarios

Y cómo vamos a contar una historia, será mejor hacerlo por el principio…Fue gracias al post de Felicidad Campal «Verde que te quiero verde» que se publicó hace poco en biblogtecarios, y el post de Sandra Clemente «Del huerto a la biblioteca» que hizo que me animara a compartir lo que supone para una biblioteca universitaria ser agente de cambio y dar soporte a necesidades reales de los usuarios.

¿Qué es una ecohuerta o un huerto urbano?

Un ecohuerto urbano es un espacio, en el que se cultiva de forma sostenible hortalizas y plantas aromáticas que posteriormente utilizaremos en la comida. Su principal diferencia es que durante su crecimientos la producción de nuestros alimentos será natural y sin productos químicos.

¿Qué es la ecohuerta UCJC?

La Ecohuerta UCJC es una plataforma de aprendizaje y trabajo colaborativo, cuyo principal objetivo es la generación de una comunidad sostenible dentro de la Universidad Camilo José Cela. La creación de una huerta bajo los principios de la agricultura sostenible responde a un proceso de enseñanza-aprendizaje basado en el conocimiento y respeto por la naturaleza, así como el reconocimiento de los beneficios que otorga su cuidado. Al mismo tiempo, constituye el marco perfecto para educar e integrar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de modo práctico y lúdico.

La Ecohuerta UCJC es un nuevo espacio que  invita a aprender fuera del aula, donde se vinculan el aprendizaje con la realidad e impulsa el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Es el lugar en el que se cosecha una universidad más sostenible.

Esta iniciativa se suma a la apuesta de la UCJC por ser una universidad más sostenible, con objeto de formar alumnos que se comprometan con el cuidado del medio ambiente y la salud de un modo interdisciplinar y holístico, con metodologías aplicadas e innovadoras.

La Ecohuerta UCJC es un espacio de aprendizaje que apuesta por una educación integral, donde se enlazan diferentes grados para dar una mayor experiencia al alumno.


Origen DE LA ECOHUERTA UCJC

La Ecohuerta es una iniciativa que se gestó en el curso 2020-21 por iniciativa de Camilo Chaverra, estudiante del Grado en Psicología. que tuvo desde el principio el apoyo y la colaboración de otros departamentos como la Fundación UCJC, el Grado en Gestión Urbana y de la Biblioteca UCJC.

El proyecto inicio con el nombre de ecohuerta universitaria nombre asignado para hacer enfoque en el trabajo de los alumnos de la universidad. Desde el curso 22-23 paso a llamarse Ecohuerta UCJC, y dicho cambio, hace mención a un trabajo total de la universidad y al compromiso para ser una universidad más sostenible, un sello de la universidad. Es un proyecto de impacto social que invita a los alumnos a emprender y tener el respaldo UCJC.

ECOHUERTA EN EL CURSO 20-21

En dicho curso 2020-21 se empezó a dar forma a la Ecohuerta y se llevaron a cabo varios talleres de diseño y aprendizaje básico de huertos sostenibles con alumnos de SEK El Castillo en los que también participó la Biblioteca proporcionando recursos y asistiendo a las sesiones.

ECOHUERTA EN EL CURSO 21-22

Durante el curso 2021-22, con la colaboración del UCJCImpact Lab y financiados por la Fundación UCJC, se realizó un taller semestral sobre agricultura ecológica impartido por la empresa Huerteamos, y se adquirieron los materiales necesarios para poner en marcha la iniciativa. La comunidad de la Ecohuerta ha estado constituida, este curso, por 21 personas: 11 alumnos de distintos grados de la UCJC, dos profesoras del Grado en Gestión Urbana, una profesora de SEK EL Castillo, cinco PAS de los departamentos Impact Lab, Biblioteca, Calidad, Sistemas y Sports Club, y dos alumnas becarias que colaboran en la comunicación.

ECOHUERTA EN EL CURSO 22-23

En el curso 2022-2023 la ecohuerta UCJC bajo el lema: “En la UCJC estamos cosechando una universidad más sostenible”, seguimos apostando al trabajo en equipo, en el aprendizaje de la agricultura ecológica y a la formación trasversal para que los participantes obtengan una experiencia única y una transformación en agentes de cambio.

En este nuevo curso contamos con la asesoría de la empresa la huertoteca

“La Huertoteca es un proyecto personal de David Lagarez (experto en Cultivo Ecológico) y María Ábalo (diseñadora de huertos urbanos) , que nace de la necesidad de proporcionar a la sociedad las herramientas necesarias para mantener el contacto con la tierra y facilitar los conocimientos necesarios para cultivar nuestros propios alimentos«

 

Metolodología de trabajo en la Ecohuerta UCJC: proyecto colaborativo 


Esther Valdés, Directora del grado en gestión Urbana e impulsora del proyecto, nos acompaña en las formaciones transversales, formaciones en sostenibilidad y diversas píldoras desde del Grado de gestión urbana de la UCJC.

Se contará también con el apoyo de la Biblioteca UCJC, a través de  formaciones en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS de la Agenda 2030) a través de la gamificación. También se realizarán formaciones cuyo objetivo principal sea la investigación, ya que en estas formaciones se encargará de proporcionar diversos materiales para que los alumnos obtengan herramientas en la creación de proyectos con impacto social. Esta parte será muy importante porque, de esta forma, los alumnos podrán obtener  también un acompañamiento del Impact Lab, la incubadora de emprendimiento de la UCJC, para que estos proyectos puedan hacerse realidad en colaboración con el equipo de Biblioteca y la coordinación de la Ecohuerta UCJC.

Al proyecto se le suman los Grados de Psicología y Nutrición de la Universidad Camilo José Cela , los cuales serán los responsables de impartir talleres en hábitos saludables y bienestar. También se contará con la visita de Grados como Educación, Cine, Artes digitales, etc., ampliando así la relación entre las Facultades de la Universidad.

La Colmena Experience

Este año la ecohuerta UCJC será la experiencia eco en La Colmena Experience, un espacio para vivir experiencias que proporcionarán un nuevo punto de vista a la formación de los estudiantes, un espacio para soñar y transformar a los alumnos en su mejor versión.

La colmena experience es un espacio para disfrutar de la compañía de estudiantes de todos los grados, donde todos aprendemos y enseñamos desde la experiencia.
En esta experiencia eco los alumnos podrán vivir la experiencia sostenible de un proyecto que une a toda una comunidad universitaria y que invita también a la comunidad local a participar de ella.

¿Cómo puede colaborar una biblioteca con una ecohuerta?

Una vez conocida la Ecohuerta de la Universidad, y viendo algunas de las menciones que se ha hecho ya a la Biblioteca en la que trabajo, nos podemos hacer una idea del grado de implicación que se puede realizar desde nuestros centros con proyectos como estos.

En este caso concreto, la biblioteca, con un claro objetivo de implementar la Agenda 2030, desde el 2018 ha trabajado los ODS a través de sus colecciones y servicios.

¿Cómo lo hicimos?¿Cómo lo estamos haciendo?¿Cómo vamos a seguir haciéndolo?

Para poder conseh¡guir implementar la Agenda 2030 a la Biblioteca UCJC, lo primero que se hizo fue realizar  pequeñas acciones de concienciación, fueron pequeñas actividades, pequeños gestos, que hizo que Camilo, el estudiante que quiso convertir la Universidad en la que estudiaba en una Universidad más sostenible, pensara en la Biblioteca como el primer sitio al que pudiera dirigirse para que escucharan la propuesta. La biblioteca como apoyo a los agentes de cambio. 

A partir de ese momento, desde el equipo de la Biblioteca se le dio soporte para que pudiera entablar los primeros contactos para que su proyecto se pudiera hacer realidad. Los contactos se realizaron y gracias a los expertos adecuados, y todo el trabajo que hicieron con Camilo Chaverra, podemos hablar hoy en este post de la ecohuerta.

Cómo vemos la ecohuerta es un proyecto que hemos ido creando entre todos en el tiempo, con profesores, con formaciones, con recursos, pero lo más importante ha sido que a través del trabajo en equipo, y del aprendizaje colaborativo cada día en la ecohuerta es una fantástica experiencia.

Manos a la obra. Trabajo de campo en el campo

A parte de las formaciones, sesiones, recursos y materiales que podemos suministrar como profesionales de la información, tenemos que mencionar, el trabajo de campo en la ecohuerta. Parte del equipo de Biblioteca ha trabajado con los alumnos. Cada día de trabajo se ha preparado el terreno, se ha sembrado, se ha regado,etc. En definitiva, no solamente hemos apoyado este proyecto con información, sino con trabajo de campo, y ha sido un auténtico regalo haber podido hacerlo. Una muestra de ello lo tenéis en las cuentas de IG de la Ecohuerta UCJC y de la Biblioteca UCJC.

Formación. Por cuenta propia o ajena

Para poder dar soporte a un proyecto tan motivante como este, tuvimos que enfrentarnos a otro reto. Para poder ayudarles se tuvieron que realizar formaciones con los alumnos, con expertos en huertos urbanos. A la vez que ellos aprendían, nosotros aprendíamos y aprendemos con ellos, así somos capaces de detectar las necesidades formativas que van teniendo en cada momento.

También se realizaron formaciones a través de las ediciones de los Laboratorios ciudadanos de la CAM. Estas formaciones permitieron conocer el trabajo de otras bibliotecas en la creación de ecohuertas, sobre todo en bibliotecas públicas, creando echuertas en sus instalaciones o en barrios de Madrid.

Recursos y centros de interés

A parte del trabajo de campo en la propia ecohuerta, se realizaron a lo largo de los cursos académicos diversos centros de interés relacionados con: la agricultura, ecología, el desarrollo sostenible, el reciclaje, los recursos naturales, la producción ecológicas, las energías renovables, etc. Con esto hemos conseguido que se aumente el uso de la colección en papel y de los recursos electrónicos de la Biblioteca.

También han aumentado las desideratas sobre esta temática, haciendo que la colección de la biblioteca crezca en temas de impacto social y sostenibilidad.

Biblioteca de semillas

Otra de las grandes aportaciones de este curso académico ha sido la creación de la Biblioteca de semillas.

¿Qué es una biblioteca de semillas?

En términos simples, una biblioteca de semillas es exactamente lo que parece. Es una biblioteca que presta semillas a las personas interesadas en crear sus propios huertos urbanos. ¿Cómo? Guardándolas, clasificándolas, prestándolas y cuidándolas.

Nuestra inspiración: La Biblioteca de semillas EPS

Cómo nunca habíamos formado una biblioteca de semillas nos basamos en la Biblioteca de Semillas de la Universidad de Zaragoza, más exactamente en la Biblioteca de semillas EPS. Esta biblioteca de semillas ganó el sello CCB del 2018.En la página podéis encontrar la normativa de préstamo y el acuerdo de préstamo, que fue la base para nuestra biblioteca de semillas.

La Biblioteca de Semillas de la Escuela Politécnica Superior (EPS) nace en mayo de 2017 como un nuevo servicio de la Biblioteca EPS que tiene por objeto el préstamo de semillas de plantas hortícolas de Aragón, en una primera fase dirigido a los usuarios de los Huertos ecológicos y a la comunidad EPS.

La colección inicial proviene del Banco de Germoplasma de Especies Hortícolas del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA), fruto del Acuerdo de colaboración firmado entre esta institución y la Universidad de Zaragoza.

Las semillas están catalogadas e integradas en la herramienta de búsqueda, Alcorze, de la Universidad de Zaragoza, desde donde se pueden localizar buscando por Biblioteca de Semillas de la EPS o a través del nombre científico de la planta, del nombre local y/o del origen geográfico de las semillas.

Biblioteca de semillas UCJC

La Biblioteca de Semillas de la Biblioteca UCJC nace en septiembre del 2022 como un nuevo servicio de la Biblioteca que tiene por objeto el préstamo de semillas dirigida a los alumnos que forman parte de la Ecohuerta UCJC y La Colmena Experience.

Hemos elaborado la normativa de préstamo y el acuerdo de préstamo como basándonos en el de la Biblioteca de semillas EPS y la podéis consultar próximamente en nuestra web. De momento sólo puedo proporcionaros una imagen de nuestro documento de la normativa de préstamo.

El primer año utilizamos semillas compradas y plantones, pero ya este año vamos a poder prestar y utilizar las semillas de nuestros propios pimientos, es decir, tendremos la Biblioteca de semillas UCJC a pleno rendimiento. También ya se han recibido las primeras donaciones se semillas y se han ido incorporado a nuestra colección.

Alianzas. Asociaciones

Para poder realizar un proyecto como este es necesario contar  con una red de apoyo, tanto de información, cómo recursos, como para compartir experiencias y el aprendizaje llevado en proyectos de la misma tipología.

Las alianzas en el caso de la Biblioteca UCJC en relación con su participación en la ecohuerta se lleva a  cabo a varios niveles:

  • Nivel institucional. Este tipo de alianzas engloban todas aquellas entre los diferentes departamentos de la propia Universidad Camilo José Cela. Es decir la relación en este caso con otros Grados, con la Fundación UCJC, con la comunidad de impacto del ImpactLab UCJC, etc.
  • Nivel personal. Este tipo de alianzas engloban las que se establecen entre los integrantes de la ecohuerta, en este caso, alumnos, PDI y PAS. Cada uno tenemos una formación diferente, pero compartimos nuestros conocimientos, y lo más importante, vivimos a la vez la experiencia y creamos nuevos vínculos. Esto hace que podamos ser capaces de compartir nuestros gustos, nuestras aficiones, y así por ejemplo, de estas relaciones salen talleres que se realizarán en la ecohuerta. Un ejemplo de ello es que este año podremos asistir a talleres de jabones y velas impartidos por los mismos alumnos de la ecohuerta.
  • Nivel profesional. Este tipo de alianzas se generan, en este caso, con bibliotecarios que también tengan proyectos de huertos urbanos tanto dentro, como fuera de sus instalaciones. En este caso hemos tenido mucho contacto con Aurora Caballero garrido, de la Biblioteca de la CAM «Miguel Hernández» (Puente de Vallecas).
Recursos 

En cuanto a los recursos, hay que tener en cuenta que cada biblioteca dependerá de la colección que tenga, o del presupuesto del que  pueda disponer para poder aumentar la colección especializada en las materias relacionadas con los huertos urbanos.

Nosotras por ejemplo al tratarse de una biblioteca universitaria tenemos acceso a diferentes recursos. En este caso, los que más han utilizado los alumnos han sido:

  • Centros de interés seleccionados por la biblioteca  de ecología, desarrollo sostenible, reciclaje, ODS, etc. Estas selecciones han sido tanto en papel como en los carruseles de Absys.
  • Bases de datos WOS y Scopus
  • Plataformas de ebooks, en este caso la más utilizada ha sido elibro. Compartimos alguna de las portadas de los recursos a los cuales se puede tener acceso.
  • Apuntes de los profesores que daban formación en la Ecohuerta UCJC.
  • Vídeos.

Conclusiones

Una vez  expuesta toda la información solo me queda compartir con vosotros algunas reflexiones sobre lo que implica la colaboración de las bibliotecas con estos proyectos tan motivadores:

  • Las bibliotecas somos agentes de cambio, podemos ayudar a cambiar el mundo, debemos hacerlo. Nuestros usuarios nos piden hacerlo, y nosotros tenemos que querer hacerlo.
  • El apoyo a la investigación y a la docencia en bibliotecas universitarias puede ampliarse en este tipo de iniciativas de colaboración.
  • Las bibliotecas y los huertos urbanos son lugares de encuentro, de reflexión, de aprendizaje. Nos relacionamos con el entorno de una forma más directa, aprendemos de una forma más práctica y conocemos a personas con nuestros mismos intereses. En el caso concreto de la UCJC, no solamente nos referimos a los alumnos, al PAS o al PDI, sino también la posibilidad de trabajar en un futuro con la comunidad que nos rodea, ayuntamientos, asociaciones, etc.

  • Trabajar en los huertos urbanos nos aporta salud física y mental, nos permite hacer ejercicio, y poder realizar nuestro trabajo con nuevas energías. El reconocimiento y la vinculación de la salud física y metal del estudiante va unido al incremento de su motivación hacia la sostenibilidad ambiental, social y económica, para así lograr la transformación e impacto en la universidad y a lo largo de su futuro. En cambio, a nosotros como bibliotecarios, nos permite también salir de nuestra zona de confort y de nuestra rutina bibliotecaria, entablando relaciones directas con nuestros usuarios, y con nuestros posibles usuarios.  
  • Otro de los logros de la participación de la Biblioteca UCJC con la Ecohuerta universitaria es que podemos  captar la atención universitaria evidenciando un gran interés de formación práctica en los ODS.
  • Este tipo de iniciativas permite que las personas integrantes  obtengamos competencias transversales para cada ámbito de nuestra  vida. Como he mencionado a lo largo de este post, se potencia el trabajo en equipo, el aprendizaje de la agricultura ecológica y a la formación trasversal para que los participantes obtengan una experiencia única y una transformación en agentes de cambio.
  • En cuanto a la creación de la biblioteca de semillas, podemos decir que los beneficios de una biblioteca de préstamos de semillas son muchos: es una forma de divertirse, de construir una comunidad con otros «hortelanos» y apoyar a las personas que son nuevas en el mundo de la agricultura. También nos permite conservar las semillas raras, de polinización abierta o de herencia y alienta a los participantes a guardar semillas de calidad que sean adecuadas para nuestro área de cultivo local.
  • Nos permite realizar otros cursos de formación de usuarios, más especializados, con problemas concretos que resolver y nos permite encontrar soluciones entre todos.

Espero que os haya parecido interesante este post y si colaboráis, habéis creado, estáis creando algún huerto ecológico o ya hace tiempo que contáis con una ecohuerta  os invito a compartir experiencias.

Si tienes alguna duda o pregunta, te contesto en comentarios… ¿Sabéis que hacemos con lo que cultivamos?¿Cómo lo hacemos?¿Qué otras opciones más hay aparte del consumo propio?

¡Gracias ecohuerta UCJC por todo lo que me aportas a la biblioteca en la que trabajo y a mí!

 

Marta García Rodríguez

Actualmente trabajo como Técnico en la Biblioteca Universitaria de la Universidad Camilo José Cela y estoy descubriendo qué es la centrada en la aplicación de la Agenda 2030 y los ODS en las bibliotecas universitarias. Casi siempre he trabajado como bibliotecaria, documentalista y community manager. Soy una amante de los libros, inquieta por naturaleza y apasionada de la fotografía y de los viajes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.