Reseña de «Vozdevieja»

“Vozdevieja” de Elisa VictoriaHoy os traigo una reseña muy especial, que sabe a fin de verano, a infancia de extrarradio, a gazpacho y filetes empanados. Escogí este libro porque me llamó la atención el título, la preciosa cubierta de BlackieBooks (y su explicación que descubrí más tarde, en esa postal), la pequeña descripción que le acompañaba y, sobre todo, por su autora Elisa Victoria (Sevilla, 1985). Me hace mucha ilusión leer autoras jóvenes y más si compartimos año de nacimiento y tantas referencias, no suelo estar acostumbrada. Dicho esto, vamos con la reseña, no sin antes adelantaros mi recomendación: leedlo ya.

Marina tiene 9 años y vive en la periferia de Sevilla a caballo entre la casa de su abuela y la de su madre; entre la infancia y la adolescencia; entre mudanzas en barrios de ladrillos rojos; entre las clases de ética y su bautismo tardío; entre jugar con sus muñecas Chabel y mirar revistas para adultos; entre las niñas con las que intenta forjar relaciones de amistad y los niños del futbolín, que se ríen con crueldad y le llaman Vozdevieja.

Es el verano del 93 y Marina nos va a dejar adentrarnos en su mundo interior, en su cotidianidad, en las tardes de calor, en las plazoletas, en las meriendas, en las mañanas viendo televisión y en las elecciones generales. Veremos cómo Elisa Victoria, su autora, es toda una maestra en la mezcla de este costumbrismo noventero -donde aún nos aburríamos y veíamos los Vigilantes de la Playa– con sus reflexiones íntimas sobre la vida, cargadas de humor, profundidad e ingenio.

Página a página, Elisa nos va descubriendo el mundo de Marina, una niña que ya es consciente de muchas realidades: de la muerte, de la soledad, del sexo, de sentirse diferente, del abandono, de la enfermedad y que, lejos de lamentarse, lo muestra sin miedo, hasta riéndose de esta vulnerabilidad y con una compasión hacia el mundo que le rodea. Un mundo que le hace lidiar, quizás, con demasiadas contradicciones. Todo un acto de generosidad y honestidad, quizás ya impropia de tantos adultos al recuperar el relato de nuestra niñez y que resulta tierna y refrescante.

Vozdevieja es un libro íntimo y feminista, que explora las relaciones entre mujeres -abuelas y nietas, madres e hijas, vecinas y amigas- desde lugares tan poco comunes y tan cotidianos al mismo tiempo, que logra esa magia de que todas nos sintamos un poco Marina. He disfrutado mucho con las descripciones tan lúcidas que hace de su madre: 

Trae el pijama puesto y los labios pintados. La suelo ver así por la casa, aunque pasa mucho tiempo fuera. Tiene treinta y un años y un montón de problemas.

…siempre lleva la escopeta cargada para defender nuestra trinchera. En la vida todo es guerra a mayor o menor escala, me dice. En ella parece muy fácil y natural actuar como una guerrera. Temo estar decepcionándola en lo que a agallas se refiere.

Me ha tocado nacer en un lugar frágil y cambiante. Lo único que permanece en mi vida es ella. Donde esté ella estará mi casa. […] 

De otros personajes femeninos, como la Tata:

La Tata no es familia, pero vive en el piso de arriba y la conozco desde que nací. La palabra Tata tiene un significado ambiguo y tierno muy concreto. Creo que es menos que abuela pero más que tía, y sin duda menos que vecina. Si me viera sola ante un problema inesperado sería la primera a la que acudiría.

Pero sobre todo he disfrutado de la relación con la abuela. Es una delicia estar en su mundo, que te atrapa desde la primera página y no quieres que se acabe. Quieres seguir viendo la televisión, hablando de sus amores de juventud, comiendo de su puchero, veraneando con sus amigos en la playa o disfrutando de las noches de insomnio con Marina, mientras la abuela ronca o le cuenta todos los cuentos.

Alguien dijo algo como “la infancia es nuestra verdadera patria” y qué diferente sería la identidad de tantos adultos si nos la contásemos con la lucidez y la sencillez con la que Marina aborda y comprende todo. 

Sobre la autora

Elisa Victoria nació 1985 y se rompió la paleta izquierda en 1992 jugando a pollito inglés. Por este orden y entre otras cosas, se ha dedicado a coleccionar muñecas Chabel, a vender pizzas y hamburguesas con gorra roja, a estudiar Filosofía y Magisterio Infantil y a escribir compulsivamente desde la pubertad como método eficaz de supervivencia. Ha publicado dos libros. El primero, Porn & Pains, salió en diciembre de 2013 gracias a Esto no es Berlín y fue reeditado en junio de 2017. El segundo, La sombra de los pinos, fue publicado en marzo de 2018 por la misma editorial. Ha colaborado en sitios como Tentaciones, Tribus Ocultas, El Estado Mental, Cáñamo, Vice, Playground, El Butano Popular, Primera Línea, diversos fanzines (Una buena barba, Clift, Orfidal, Yo no soy esa, Diario ultrasecreto de Honey, Fango) y antologías (Hijos de Mary Shelley, Erotismo desviado, La familia, Hijos de Sedna, Frankenstein resuturado, El Moyanito). Le encantan los cómics, los sintetizadores y chupar limones. Es capaz de comunicarse rápida y profundamente con los animales y los niños. Con los humanos adultos no tanto. Vozdevieja es su primera, y muy prometedora, novela.

Referencia bibliográfica

Victoria, Elisa. Vozdevieja. Barcelona: Blackie Books, 2019. 254 p. ISBN 978-84-17552-13-8

Irene Blanco

Analítica Web y Coordinación Web en BiblogTecarios. Documentalista, apasionada de Internet y del marketing online. En BiblogTecarios reflexiono sobre gestión cultural, las nuevas profesiones digitales, el marketing y las bibliotecas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *