¿Tiene sentido desarrollar una App para mi biblioteca?

Adicción al smartphoneLos dispositivos móviles son parte de nuestra realidad de una manera cada vez más potente, esto no es nuevo. Datos como que en 2014 habrá más usuarios de internet en el móvil que en ordenador tradicional,  o que miramos el móvil unas 150 veces al cabo del día, están en el time line de muchos de nosotros de manera constante.

Y es que es cierto que Smartphones y tablets nos entretienen, nos hacen ahorrar tiempo, nos ayudan a comprar y nos permiten infinidad de usos, muchos impensables años atrás. Este éxito reside, en parte, en las famosas apps, que son una porción importante de este “universo mobile” (de hecho el 48% de los usuarios diarios que posee Facebook únicamente se conectan vía Smartphone a esta red social).

Con el furor de los datos tan llamativos, muchas organizaciones se lanzan a desarrollar una versión móvil del site, una web responsive o una app, sin pararse a pensar si realmente tiene sentido gastar recursos en ello.

Concretamente, me llama especialmente la atención el desarrollo de aplicaciones móviles tan impresionante que estamos viviendo, sin pararnos a veces a pensar en si esa aplicación es realmente útil para nuestro usuario final que, no olvidemos, tiene que ir a su App Store, buscar la aplicación, instalarla y usarla (los porcentajes de usuarios retenidos desde la descarga de la app suelen ser bajos). No es un objetivo sencillo, teniendo en cuenta el tiempo que se le dedican a otras populares apps.

Los usuarios en España descargan cuatro millones de aplicaciones para dispositivos móviles al día, pero cuidado, el 22% de las aplicaciones móviles se utiliza solo una vez, por lo que puede ser que nuestra app sea eliminada al poco tiempo de instalarse.

Al final, como en cualquier otro proceso de gestión, deberíamos de plantearnos ciertas cuestiones antes de decidir en invertir en aplicaciones móviles -que tuve el gusto de escuchar a Fuencisla Clemares de Google- tales como:

  • ¿Qué % de tráfico online de mi negocio procede de dispositivos móviles? Muy sencillo, entramos en nuestra herramienta de medición web (como Google Analytics) y vemos el porcentaje de tráfico móvil que posee mi sitio web.
  • ¿Qué % deberías tener en relación a mi sector? Es decir, analizar si hay mercado y si estoy en él o no.
  • ¿El móvil forma parte de tus indicadores de negocio? ¿Hay procesos que se realizan únicamente a través de smartphones?
  • ¿Qué hacen tus competidores tradicionales en móvil?

Apps para bibliotecas

En torno a este tema, hace unos meses leía por Twitter la siguiente conversación entre Nieves González y Natalia Arroyo en la que se debatía qué hacer con las apps en las bibliotecas:

Mi punto de vista, está más cercano al de Natalia, matizando antes todos los puntos de análisis previo a realizar para detectar si es el momento embarcarse en este proyecto, si existe la necesidad sin asumirla, etc.

Creo que las bibliotecas tienen un largo camino por recorrer en su presencia online, muchas de ellas no poseen si quiera web propia, por lo que antes de lanzarnos al mundo mobile, tendríamos que medir mucho cada paso.

Además, no basta con desarrollar una aplicación. Para que esta app triunfe tiene que aportar valor real al usuario, tener una experiencia de usuario lo más sencilla y agradable posible, buenos gráficos, velocidad de carga, etc. No olvidemos que referentes como la New York Public Library, no cosechan un éxito total en las reseñas de su app (aunque estoy segura que no tardarán en mejorarla).

Finalmente, desde este post te invito a que reflexionemos sobre este tema ¿tienes instalada alguna app de bibliotecas? Cuéntanos cuál y si no es así, ¿usarías una app de tu biblioteca de referencia? ¿Cuál sería la principal utilidad que le pedirías a una app de biblioteca? Muchas gracias por tus comentarios, ¡toda aportación es bienvenida!

Irene Blanco

Analítica Web y Coordinación Web en BiblogTecarios. Documentalista, apasionada de Internet y del marketing online. En BiblogTecarios reflexiono sobre gestión cultural, las nuevas profesiones digitales, el marketing y las bibliotecas.

4 Comentarios a “¿Tiene sentido desarrollar una App para mi biblioteca?

  1. Buenas tardes, estudio el Grado en Información y Documentación en la UC3M, este es mi último año y por tanto me enfrento al famoso T.F.G.
    Aún me quedan meses para elegir el tema, y ni siquiera he oído propuestas de mis profesores, pero la verdad es que me he planteado esta pregunta muchas veces ¿Tendría sentido desarrollar una app para (no sólo una biblioteca, la cuál creo que teniendo en cuenta sus recursos, quizá quede cubierta con los servicios que le aporte una página web) un conjunto de bibliotecas como la que conforma, por ejemplo, la red de bibliotecas públicas de la Comunidad de Madrid?
    Dando un paso más, y sabiendo de sobra que tendré que ampliar en muchos campos más allá de las clases, he pensado plantear mi T.F.G. como proyecto de creación de precisamente esta app, que creo que tendría sentido si es apoyada y difundida por la propia Comunidad de Madrid. Teniendo en cuenta que el mayor número de usuarios de app móviles son jóvenes, un público también potencial para las bibliotecas, creo que podría funcionar si como tu bien dices, simplifica y hace más agradable la experiencia, además de aportar un valor real para el usuario.
    Aunque no existen muchos precedentes, creo que voy a seguir haciéndome la pregunta y a intentar que la respuesta sea, por lo menos, que no era una mala pregunta que hacerse.
    Gracias por tu artículo y por abrir la puerta a hacernos preguntas de este tipo, en las bibliotecas como en la vida “renovarse, o morir”.

    1. Hola Verónica,
      Me alegra mucho que mi post de haya podido ayudar a abrir posibles vías de investigación 🙂 Las bibliotecas españolas aún tienen que trabajar mucho en lo que ha transformación digital se refiere, seguro que una aproximación más académica ayuda a ello.
      Un abrazo, si necesitas alguna otra cosa puedes contactar conmigo.

  2. Es una reflexion interesante la de tu articulo.
    Yo creo que las apps tienen sentido siempre y cuando saquen provecho de las ventajas tecnologicas que pueden aportar respecto a una web adaptativa. Es decir, uso de notificaciones push, almacenamiento en el movil, interacción con el dispositivo movil (contactos, camara, etc), …
    Si las funcionalidades y experiencia que puede apartar la app son más ricas haciendo uso de el gap tecnologico que tiene una app frente a un diseño adaptativo, apuesto por web adaptativa+app.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *