¿Qué libro le regalarías a una mujer que está en la cárcel?

¿Qué libro le regalarías a una mujer que está en la cárcel?Cuidado, puede ser una pregunta trampa, de las que no revelan respuestas, sino más cuestiones. Quizás ahora mismo te estés preguntando: ¿Un libro? ¿A alguien que está privado de libertad? ¿A una mujer olvidada? ¿Qué gran libro me he leído que pudiera aliviar semejante realidad? ¿Quién lo pregunta y por qué?

Vayamos por partes, detrás de la iniciativa “A las olvidadas” están las maravillosas Teta & Teta, un estudio que se hizo popular por aquello de diseñar camisetas divertidas y comprometidas, por fomentar la lactancia y el arte feminista, entre otros proyectos. Bajo la premisa ¿Qué libro le regalarías a una mujer que está en la cárcel? lanzaron en sus redes una recogida de libros para donarlos al Módulo de Mujeres del Centro Penitenciario Madrid V de Soto del Real, tal que así:

¿Qué libro le regalarías a una mujer que está en la cárcel?
  1. La respuesta no es fácil. Esto es un ejercicio de reflexión, empatía, vamos  a ponernos en las rejas de esas mujeres que perdieron su libertad. Por favor, intenta no juzgarlas, sólo pensar con qué libro puedes sacarlas de ahí.
  2. Hazte con ese libro. Puede ser nuevo, puede ser de segunda mano o puede ser tuyo, lo importante es que sea.
  3. Escribe una dedicatoria en las primeras páginas del libro. La dedicatoria suma, es importante, le da el punto humano, es una voz, les reconfortará, seguro.
  4. Incluye por favor una nota con tu nombre completo y cuéntanos por qué has elegido ese libro. (Es básico, sabrás por qué en unas líneas.)
  5. Envíanoslo al estudio: (calle Hortaleza 20 2º izda, 28004 Madrid) antes del 29 de Junio. Si vives en Madrid puedes traerlo en mano.
  6. Iremos a Madrid, al módulo V de Soto del Real a entregarlos y a hacer un taller con esas mujeres. Más tarde y gracias a @arrebatolibros editaremos un libro-memoria con títulos, los porqués, los donantes, y las dedicatorias. A las olvidadas.

Cualquier lector de este blog seguro que comparte que una buena lectura también puede ser un rayo de luz, una evasión de aquello que nos inquieta, un desconectar de la realidad para conectar con otros mundos posibles, con otras vidas. Además, los bibliotecarios ésto lo sabemos perfectamente, encontramos en nuestra profesión bellas iniciativas (como ‘La biblioteca de la evasión’) y somos bien conscientes de la importancia de la biblioteca en las prisiones. Pero ¿cómo puede influir en la vida de una mujer en la cárcel? ¿Cuánto sé de su realidad?

Si leemos este artículo de El Mundo en el que entrevistan a Ana Ballesteros, experta de la Red Geispe (Red temática Internacional sobre Género y Sistema Penal):

“En nuestro país la política penitenciaria ha sido diseñada para el preso mayoritario que es el varón”. Sólo hay cuatro centros para mujeres en toda España. El resto de presas se hacinan en módulos femeninos dentro de las prisiones de hombres. “En las cárceles masculinas, las presas están normalmente en el mismo módulo, no hay clasificación penitenciaria. Además, tienen menos acceso a los recursos de las cárceles”.

Si además de tener que soportar condiciones más duras, ideadas para una mayoría de reclusos masculinos, leemos lo que Elisabet Almeda, profesora de Sociología de la Universidad Pompeu Fabra, sostiene en su libro Corregir y Castigar:

“En las cárceles españolas a las mujeres no sólo se las ha castigado por vulnerar una norma penal, sino también se las ha querido corregir, porque se han desviado del rol de la mujer como depositaria de la moral”.

Entramos en unos terrenos que, en la búsqueda de la igualdad, quizás debemos de explorar. Porque puede que sea nuestra responsabilidad no desviar la mira hacia las más vulnerables, las más invisibilizadas, las más olvidadas.

‘A las olvidadas’, además de social y feminista, me parece una iniciativa poética. No sólo porque desde Teta & Teta y Arrebato Libros vayan a publicar un libro-memoria con títulos, los por qués, los donantes, y las dedicatorias; sino porque creo que es un ejercicio precioso de empatía, sororidad y solidaridad. Que, por cierto, ha tenido tan buena acogida, que han ampliado el plazo de recepción de libros a finales de mes, ¡corre, que aún te da tiempo de formar parte!

La poesía es para todo el mundo. Nos permite conocernos, replantearnos cosas, volar… . Por eso cuando vi la iniciativa de @tetaandteta de enviar libros a las mujeres que se encuentran en la cárcel, me lancé a por Alejandra Pizarnik. . Dejando de lado el motivo. Dejando de lado los porqués de la vida de esa mujer a la que le llegará. . Y cogiendo con fuerza la idea del aislamiento y la soledad. . Espero que esta poesía de alas a quien le llegue. . A ti. . Seas quien seas. . Y si tú también quieres mandar un libro #alasolvidadas cotillea el perfil de @tetaandteta que ahí tienes toda la información. Ellas se lo harán llegar. . Y si, como yo, estás en Madrid y mañana por la tarde te pasas a entregarlo en persona (c/Hortaleza, 20, 2º izqda), escríbeme y nos tomamos un café 😌 . Gracias ♥ . . #destinoplacer #poesía #alejandrapizarnik #mujeresescritoras #autoconocimiento #sororidad #volar #vivir #apoyo #libros #tetaandteta #iniciativasbonitas #momentos #feminism #feminist #feminista #feminismo #sorority #poetry

Una publicación compartida de Marta García Peris (@marta_destinoplacer) el

Si, además de donar tu libro, quieres seguir profundizando en el tema, la escritora gallega Inma López Silva publicó ‘Los días iguales de cuando fuimos malas‘, sobre mujeres en la cárcel, abusos, violencia y machismo, que seguro que hace reflexionar y que lanza otras preguntas.

Irene Blanco

Analítica Web y Coordinación Web en BiblogTecarios. Documentalista, apasionada de Internet y del marketing online. En BiblogTecarios reflexiono sobre gestión cultural, las nuevas profesiones digitales, el marketing y las bibliotecas.

4 Comentarios a “¿Qué libro le regalarías a una mujer que está en la cárcel?

  1. Es muy gratificante compartir lecturas que de una forma u otra me gustaron o impactaron. Con mayor motivo, si sirve para sobrellevar una situación de privación de libertad. Mi propuesta de titulo “La tesis de Nancy” de Ramon J. Sender. Espero poder enviaros una copia
    Es uno de los libros más divertidos que he leído.

    1. ¡Muchas gracias por tu comentario, Carmen! Y por compartir ese título, leer un libro divertido es lo más y regalarlo a una mujer que está en la cárcel, ni te cuento 🙂

  2. Me encanta la iniciativa, pero me gustaría aún más si esos libros fueran destinados a las bibliotecas de los centros penitenciarios, y desde allí llegaran a toda mujer que quiera leerlos, y por qué no, también a los hombres. Un abrazo grande.

    1. Gracias por tu comentario Marisol. Desconocemos cómo se gestiona la biblioteca de esa prisión, puede ser que alguna lo done si lo desea. De cualquier modo, creo que es bonito que una desconocida regale un libro a otra desconocida por empatía, sororidad y hermandad. Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *