Animación a la lectura para bebés

Punto de cuento

Yo no sé muchas cosas, es verdad,

pero me han dormido con todos los cuentos…

y sé todos los cuentos.

León Felipe

Los libros se encuentran entre mis primeros recuerdos de la infancia: libros que se podían mojar en un divertido baño de espuma, los que empezaban a incluir palabras sueltas y los que ya contaban pequeñas historias en la voz de mis padres. Recuerdo acercarme a los libros para adultos y querer saber qué era aquello que contenían esos interesantes y sobrios símbolos.

En las pasadas jornadas de Pública 15 organizadas por la Fundación Contemporánea, he tenido el placer de conocer a Soraya Herráez y Rebeca Martín, fundadoras de Punto de Cuento, un proyecto salmantino enfocado a la animación de la lectura a niños desde 0 años de lo más interesante, donde se exploran las posibilidades de comunicación entre niño y adulto a través de la lectura.

Como ellas mismas explican:

Leer sin saber leer implica compartir narraciones, canciones, poemas e imágenes, en todos los formatos y momentos disponibles del día, siempre partiendo de la afectividad. Desde recitar retahílas a la hora de comer hasta jugar juntos a buscar detalles en ilustraciones, pasando por crear un ritual antes de irse a dormir de la mano de uno de sus cuentos preferidos.

En palabras de Gustavo Martín Garzo, escritor español, “conviene empezar cuanto antes, a ser posible en la habitación misma de la clínica de maternidad, ya que es aconsejable que el futuro lector esté desde que nace rodeado de palabras. No importa que, en esos primeros momentos, no las pueda entender, con tal de que formen parte de ese mundo de onomatopeyas, exclamaciones y susurros que le une a su madre y que tiene que ver con la dicha. Por eso los adultos deben contarle cuentos, y sobre todo, leérselos. Es importante que el futuro lector aprenda a relacionar desde el principio el mundo de la oralidad y el de la escritura. Que descubra que la escritura es la memoria de las palabras, y que los libros son algo así como esas despensas donde se guarda todo cuanto de gustoso e indefinible hay a nuestro alrededor, ese lugar donde uno puede acudir por las noches, mientras todos duermen, a tomar lo que necesita”.

Me ha llamado especialmete la atención su programa de estimulación temprana a la lectura con familias y sus bebés, en el que se entiende la lectura como una actividad que mejora la relación entre hijos y padres, estimulando el placer de escuchar, de imaginar, de experimentar la creatividad y el placer de aprender.

Y es que, la lectura no puede faltar en los primeros meses de vida, momento en el que se desarrollan procesos neurofisiológicos que configuran las conexiones y las funciones del cerebro que definirán la naturaleza y la amplitud de las capacidades adultas, como la inteligencia emocional. El cerebro del bebé puede entender el lenguaje hablado igual de pronto que el lenguaje escrito siempre que se le presente, en el formato adecuado (en formato grande, con colores variados e intensos con palabras grandes, como se explica en este post).

En Un punto curioso también recomiendan diferentes recursos para comenzar a leer desde bebés, donde encontraréis libros y otras herramientas de la cultura digital, como la app “So many Stars“, adaptación interactiva de un libro de Andy Warhol, para padres más modernos.

La lectura no se concibe como aquello que nos enseñan en el colegio, sino como algo que va más allá de la capacidad humana para descodificar los signos alfabéticos y que implica un vínculo emocional con lo leído.

Leer es intercambiar, comunicar, trabajar la empatía, amar, socializarse… incluso antes de saber leer.

Acabo el post con el vídeo en el que Raquel y Soraya nos cuentan “Goodnight moon / Buenas noches, Luna” (Wise Brown, Margaret; Hurd, Clement. Harper Collins Publishers, 1975). ¡Que lo disfrutéis!

Puedes leer más sobre estimulación temprana y lectura en este post y animarte a conocer las bebetecas en este artículo de Ana Baeza.

Irene Blanco

Analítica Web y Coordinación Web en BiblogTecarios. Documentalista, apasionada de Internet y del marketing online. En BiblogTecarios reflexiono sobre gestión cultural, las nuevas profesiones digitales, el marketing y las bibliotecas.

2 Comentarios a “Animación a la lectura para bebés

  1. Una estupenda iniciativa más. Sigue siendo un campo en el que hay que convencer a los papás que son los que mejor hacen de mediadores, pero es fácil: he visto en algunas charlas para prelectores como se asombran de la reacción de los niños con las superficies de los libros, los desplegables, los sonidos, las canciones… así que mucha suerte para un punto de cuento

    1. Muchas gracias por tu comentario Félix! Desde luego que si son padres lectores, será todo más sencillo… aunque con iniciativas tan bonicas podemos hacer que toda la familia se involucre en la maravillosa aventura de leer 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *