Gestión documental: ¿la asignatura pendiente?

Hace ya algún tiempo, vengo observando cómo surgen muchas ofertas de empleo en el área de gestión documental. Y es importante resaltar que, en esta materia, nosotros somos expertos.

El problema viene cuando intentas acceder al proceso de selección y te rechazan porque buscan a otros titulados que, se supone, tienen más experiencia y/o conocimientos que un Licenciado o Graduado en Documentación.

Bueno esto es incorrecto. Nosotros estamos totalmente capacitados para la gestión y puesta en  marcha de un software documental en una empresa. Y ya sea por desconocimiento de nuestras funciones por parte de las empresas o, por nuestra parte, en software de gestión documental (Alfresco, Sharepoint, Documentum), es un área que aún se nos resiste bastante.

Otro inconveniente que veo es la forma que tienen algunas empresas de expresar lo que buscan. Veamos un ejemplo que Qipu difundió hace algunos meses y a continuación su análisis:

Como se puede observar, las funciones son claramente las que un documentalista (o gestor documental) está capacitado para poner en marcha: “realización de tareas de gestión documental en oficina técnica y calidad, preparación de documentación para participación en concursos y licitaciones”.

Pues bien, a este puesto no podríamos optar por no cumplir el siguiente requisito: “se precisa una titulación y formación técnico-científica (ingeniería, física o similar…)”.

No entiendo exactamente qué puede aportar un físico a tareas que, en mi humilde opinión, los graduados en documentación estamos más que preparados para llevar a cabo. ¿Qué métodos de selección son los ejercidos? Y ¿por qué un ingeniero o físico pueden gestionar la documentación de una empresa y un documentalista no? Son preguntas que a algunos indignarán y que a otros simplemente les convencerá de que no estamos preparados para este área.

Pero no todo es malo en esta profesión, existen ofertas que sí cuentan con nosotros, y que, sin darnos cuenta, están motivando a los documentalistas en búsqueda activa de empleo. Véase este ejemplo difundido por Recbib como referencia.

En conclusión, como gestores documentales, nos queda mucho camino por recorrer, tanto a nosotros como a las empresas que desconocen nuestras funciones. Sin embargo, el trabajo constante y la buena imagen que los documentalistas intentamos dar siempre aportará aspectos positivos y por tanto generará demanda de una profesión que aún tiene que dar mucho que hablar, sobre todo en este sector tan productivo como es la gestión documental en las empresas.

Fuensanta Martínez

En este blog pretendo dejar mis inquietudes sobre la que viene siendo mi profesión actual, documentalista web, sin embargo trataré otros temas dentro de la rama de la Biblioteconomía y la Documentación, basándome tanto en las opiniones de usuarios como de profesionales de la información, además de añadir mi opinión sobre nuevas perspectivas que vayan apareciendo.

2 Comentarios a “Gestión documental: ¿la asignatura pendiente?

  1. Respecto al primer anuncio, creo que es un problema de una descripción poco clara o incorrecta del puesto. Aunque hablan de “PARA LA REALIZACIÓN DE TAREAS DE GESTIÓN DOCUMENTAL”, luego añaden “PREPARACIÓN DE DOCUMENTACIÓN PARA PARTICIPACIÓN EN CONCURSOS Y LICITACIONES”
    Dado que es una empresa de ingeniería (sector metal) realmente están pidiendo un ingeniero para ELABORAR la documentación de la oferta, no se trata de archivarla o catalogarla. Y esa documentación es eminentemente técnica y requiere conocimientos especializados, como lo es elaborar los planos, memoria y documentación de un edificio para un concurso, lo que requiere un arquitecto. Otra cosa es quién gestiona esa documentación una vez elaborada, así como el expediente que pueda surgir.

    En cuanto al núcleo de tu planteamiento, “La gestión documental como asignatura pendiente”, estoy totalmente de acuerdo, y he expresado mi opinión al respecto (en algún artículo o mensaje en Iwetel). Sin embargo, creo que el problema no es solo que las instituciones y empresas no piensen en los documentalistas para manejar gestores documentales, es que son los propios documentalistas los que no prestan demasiada atención a este tipo de productos.

    Aunque la mayoría de los documentos de hoy en día se almacenen y cataloguen en gestores documentales y no en SIGB, en proporción mayor de CIEN (100) a 1, o se clasifiquen y cataloguen automáticamente con productos de clasificación automática (no de forma manual), los contenidos de las carreras de documentación, los mensajes en foros o listas de distribución son 1 a 100 a favor de otros temas. Hay muchísimos más mensajes sobre temas como “ ’Community Manager’ como vía laboral de los documentalistas” que sobre ventajas de uno u otro gestor, cómo modelar la estructura de información o expedientes en uno de ellos o la precisión o facilidad de entrenamiento de la clasificación y catalogación automática de diversos productos.

    1. Hola Joaquín,

      Gracias por la aclaración de la primera oferta de trabajo. Aún así, creo que es erróneo contratar a un físico para ese puesto. No hay coherencia.

      De todas maneras estoy de acuerdo en que nos tenemos que poner las pilas en gestión documental. Ya que, por desgracia, otros sectores sí lo están haciendo ganándonos así en un terreno muy valioso.

      Un saludo y gracias por tu comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *