Los libros viven en las bibliotecas: de la animación a la lectura a la alfabetización mediática

Los libros viven en las bibliotecas así que tres bibliotecarios: José Luis Sánchez Rodríguez (@JLBracamonte), y Andrés Santos-Barba (@ASBarPede la Biblioteca Municipal de Peñaranda de Bracamonte y yo misma, Felicidad Campal (@fcampal) de la Biblioteca Pública de Salamanca, Casa de las Conchas (@casaconchas), os invitamos a la lectura de “La lección de August” en vuestras bibliotecas. Este proyecto de animación a la lectura en familia o en grupos mixtos de niños y mayores, del que ya os hablado por aquí, forma parte de uno más grande, el proyecto “Wonder #soyxqsomos” que nace como colaboración con la distribuidora eOne Spain que invitó a las comunidades educativas, a través de la red social “Cero en Conducta: nos gusta el cine, nos gusta educar”, a participar en la campaña de la película Wonder. La idea es difundir, en abierto, orientaciones plurales para trabajar el libro “La lección de August” de la editorial Nube de Tinta y con esas actividades previas descubrir en las pantallas un estreno: el 1 de diciembre de 2017 en cines. Todo queda enmarcado dentro del Plan de Alfabetización mediática del 2017/18.

Líneas del cuadernillo Wonder #soyxqsomos

cuadernilloorientacionesdidacticaspeliculawonderydellibrolalecciondeaugust-1-638 (1)La nota principal es profundizar sobre lo que sucede cuando en una familia nace un niño o niña con un síndrome. Toda la tribu tiene que dar una respuesta. El padre, la madre, los hermanos, los abuelos, los tíos, los primos, los vecinos, el pediatra, los enfermeros, los asistentes sociales, los educadores sociales, las asociaciones, las instituciones…. Muchas veces ponemos el acento en el que sufre el síndrome y obviamos las gestiones emocionales de los padres o hermanos que están en nuestro centro educativo, de los compañeros de claustro ante esa actuación sistémica, de los compañeros de aula, de comedor, patio, extraescolares, viajes de estudio… Esas fiestas de cumpleaños o esas invitaciones para salidas de amigos… ¿Nuestro reto? Una práctica coherente para la inclusión con una campaña llena de emociones #soyxqsomos. Una campaña en la que la tribu 2.0 enriquecerá los escenarios educativos y vivirá en “primeras personas” una realidad inclusiva. Como nos dice el profesor Francisco Mora Teruel sin emoción no hay aprendizaje así que ¡Luces, cámara y educación! Os esperamos en los distintos espacios abiertos en redes:

Las actividades que se han diseñado con la mirada de distintos personajes pretenden descubrir nuevas posibilidades para una sociedad más inclusiva que contemple que todos merecemos esa ovación al menos una vez en nuestra vida. Os invitamos a leer con profundidad el cuadernillo : “Orientaciones Didácticas Película WONDER y del libro La lección de August” y aprovechar y aplicar todas las opciones que en él se proponen. En este caso nos hemos limitado a contaros este modesto proyecto que pretende vincular un proyecto muy concreto de animación a la lectura con la alfabetización mediática.

Los libros viven en las Bibliotecas…

El propósito de cualquier actividad de animación a la lectura dentro de una biblioteca debe ser precisamente incitar a la misma. Para ello, la lectura (el libro) ha de rodearse de actividades adyacentes que puedan resultar atractivas para aquellos que pretendemos lean el libro propuesto. Habitualmente, en las bibliotecas se organizan Clubes de lectura, pero es menos frecuente que estos clubes sean transversales e incluyan a personas adultas y a niños en el mismo grupo. Creemos que el libro La lección de August es una obra que puede ser leída, comprendida y comentada tanto por jóvenes como por mayores, dado que la problemática que plantea la novela puede afectar directa o indirectamente tanto a unos como a otros. Pensamos que es ideal para ser trabajada en el ámbito familiar o en todo caso, en grupos heterogéneos que contengan edades diferentes que abarquen un amplio espectro de edad a partir de los 10 años.

La novela “La lección de August”, se estructura en capítulos cortos, narrados en primera persona por alguno de los personajes que aparecen en el libro. Toda la obra gira en torno a un niño, August, que debido a un problema de nacimiento, se nos presenta como una persona con la cara deformada y otros problemas adyacentes, como una incipiente sordera provocada por la configuración de su rostro. Por lo demás, estamos ante un niño como todos los demás, con un gran sentido del humor y unas cualidades intelectuales superiores a lo normal. Su inserción en el entorno se complica debido a la particularidad de su cara, que provoca las burlas de sus compañeros de clase. El apoyo de los adultos y de algunos amigos, y la forma que tiene August de enfrentarse a los problemas, serán la clave para su definitiva integración en el grupo.

Objetivo:

Trabajar temas como la inclusión, el hostigamiento en el ámbito escolar, la amistad, la empatía, la valentía, la solidaridad, a través de la escritura, el dibujo, la expresión corporal y el intercambio de opiniones.

Tipo de Club:

  • Familiar, para mayores de 10-12 años
  • Heterogéneo, incluyendo en el mismo grupo de lectura a mayores y pequeños

Duración:

  • Tres o cuatro sesiones

Metodología:

El libro puede tener múltiples lecturas. Proponemos que a cada uno se le asigne un personaje y lea únicamente los capítulos que narra ese personaje. Se pretende que vea al protagonista a través de los ojos de otro y sienta por August el rechazo o la simpatía que le provoque a su alter ego literario, a saber: August, Via, Summer, Jack Will, Justin, Charlotte, Miranda. De esta forma, cada uno de los participantes en el Club de lectura asumirá un rol diferente en relación con August. A través de diferentes actividades, intentaremos que los miembros del Club adopten una misma actitud hacia los problemas de integración, que no puede ser otra que la del rechazo al acoso, el respeto al diferente, la solidaridad con la víctima, la empatía con los problemas de los demás y la autocrítica de nuestra forma de comportamiento ante situaciones de bullying. Una vez que asuma su rol, ha de intentar defenderlo en discusión abierta con el resto de miembros del Club.

Propuestas de actividades para el Club de lectura:

La discusión, el razonamiento, la defensa dialéctica y serena de las opiniones propias, así como el respeto por las de los demás, sin levantar la voz, sin discusiones acaloradas y manteniendo siempre un tono de cordialidad, deben ser las actitudes que presidan las reuniones y los debates de las sesiones del Club de Lectura. Uno de los preceptos del señor Browne dice: Si hay que elegir entre tener la razón y ser amable, elige ser amable. Esa máxima debería ser un lema para el grupo y ser aplicada en cualquier discusión.

A continuación proponemos una serie de actividades que pueden ser utilizadas por el moderador del Club en las reuniones del mismo.

  • Sería muy conveniente presentar a los miembros del Club de Lectura el blog para comprender que hay otras personas trabajando el libro y compartir ideas e informaciones sobre lo que vamos haciendo.
  • Selección de fotos de rostros de la gente: alegre, triste, con miedo… para gente normal o guapa y gente feo o deforme y preguntar por la primera palabra que les sugiere. Fijarse y analizar el tipo de reacción para ver si está condicionada por el aspecto físico en algunos casos o por la sensación que transmite. Podemos buscar en la red diversas imágenes y seleccionarlas para compartirlas a través de este tablón de Pinterest.
  • Poner caras, hacer gestos e inventar muecas puede ser una buena forma de cohesionar el grupo. La expresión corporal para tomar conciencia de las limitaciones de otros. Se entiende mejor lo que siente una persona discapacitada ante los obstáculos callejeros si hacemos la experiencia de subirnos durante un rato a una silla de ruedas y nos enfrentamos a la calle; o a una persona ciega si nos vendamos los ojos; a un sordo, si nos ponemos tapones y tratamos de comunicarnos.
  • Aprendiendo a reaccionar si alterarnos: Crearemos una dinamización en la que se ponga en valor el lado positivo de las cosas, una actitud positiva que ayude a mejorar la convivencia social. En grupo, trataremos de poner nervioso a una persona y ésta tiene que reaccionar de forma airada primero y de forma conciliadora y sosegada después.
  • Ponerse en la piel de los demás: escribir textos sobre la visión de tres o cuatro personajes como si fueran ellos: August, padres, hermanos, amigos… Se puede acompañar de dibujos o fotos de los personajes. Siempre desde su punto de vista y enfoque personal.
  • Sacar del libro las cosas buenas de August (quitar importancia a lo físico) y de las personas que hay alrededor. A menudo juzgamos a los demás por las apariencias. Trataremos de hacer un ejercicio de objetividad obviando lo físico y describiendo a los demás por sus valores o los rasgos positivos más destacados de su carácter.
  • Extraer algunas de las cosas negativas que narra el libro en cuanto a comportamientos y actitudes tanto de niños como de personas mayores. Exponer si se han visto en situaciones parecidas y cómo han reaccionado y hacer propuestas para evitarlas.
  • Juego de quién es quién, a través cualidades personales y evitando rasgos físicos, reconocer a otros miembros del taller de lectura. En una tarjeta podemos escribir rasgos positivos que definan a una persona del grupo. Lo haremos de forma anónima y sin identificar tampoco a la persona que describimos. Todas las tarjetas se introducen en una caja y se extraen al azar. Se van leyendo y el grupo tiene que adivinar de quién se trata.
  • ¿Qué te gusta de ti, qué no te gusta? ¿Qué crees que piensan los demás de ti, cómo te influye? ¿Quieres ser popular o no te importa?
  • Buscar frases o preceptos que supongan la propia aceptación personal, la aceptación del otro y una mejor convivencia. El señor Browne escribe su precepto diario en la pizarra y pide a los chicos que le envíen una postal durante el verano con su precepto personal. Puede ser algo inventado o algo que hayáis leído en alguna parte y que tenga un significado especial para vosotros, dice el señor Browne. Pues eso, hoy toca buscar, seleccionar o inventar frases.
  • Una de las propuestas que podemos hacer a los chicos es la de elegir su película favorita y su libro favorito y la frase favorita de ese libro y la de esa película. Una variante puede ser la de elegir un personaje de novela o de cine que te guste y explicar el por qué a los compañeros del Club.
  • Alguna vez en la vida todos tenemos derecho a que nos aplaudan.

Actividad final:

Cada uno de los miembros del grupo expondrá de la forma que elija (oral, con dibujos, con mímica), lo que le ha enseñado la lectura de este libro y lo que ha aprendido en las sesiones del Club. El resto del grupo aplaudirá acaloradamente las intervenciones. Se trata de subir la autoestima, leyendo, viendo pelis y en definitiva, disfrutando…

¿Os apuntáis a esto de #soyxqsomos y a  esto de “Cuando puedas elegir entre tener razón y ser amable, elige ser amable” y os animáis a compartirlo? ¡¡Sería estupendo y es vuestro turno!!

 

 

Felicidad Campal

Colaboradora en BiblogTecarios Bibliotecaria que apuesta por el poder formativo, social, integrador e igualador de las bibliotecas. Eterna aprendiz y en fase beta en constante renovación. Coordinadora del Grupo de Trabajo “Banco de recursos ALFIN/AMI” del CCBiblio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *