El vínculo con el usuario de biblioteca

El  pasado mes de julio salió publicado en Forbes un artículo sobre la posibilidad que Amazon pudiera sustituir a las bibliotecas públicas en el futuro. Se armó un gran revuelo en las redes sociales (sobretodo en twitter) ya que se comparaba un servicio público, accesible a todo el mundo y que uno de sus objetivos es contribuir al bienestar del ciudadano con un servicio de una empresa privada. El artículo, debido a la polémica creada fue borrado horas después. Si os interesa saber más sobre su contenido, Julián Marquina lo comentó en esta entrada de su blog.

Las bibliotecas públicas y Amazon no compiten en igualdad de condiciones ya que la inversión tecnológica de las primeras no tiene nada que ver con la realizada por la segunda, mucho mayor, puesto que de ella depende directamente sus beneficios económicos. Todos conocemos el funcionamiento de Amazon y su sistema que rastrea todas tus preferencias  y gustos gracias a las cookies para pasar a ofrecerte a partir de ese momento todos sus productos que te pueden interesar comprar.

Vínculo del usuario con la biblioteca

Ahí radica la principal diferencia: el objetivo principal de una biblioteca no es la venta de sus productos. El personal que trabaja en ella ayudará al usuario a encontrar aquello que realmente está buscando y necesita. Qué mayor seguridad te puede dar saber que precisamente como el bibliotecario no te está vendiendo nada, no obtiene un beneficio directo. Lo que te ofrece es porque te está dando el mejor servicio posible: satisfacer tus necesidades de búsqueda de información, resolver tus dudas, que te asesore qué libro puedes leer porque estás pasando un mal momento, porque tus hij@s se pelean continuamente y no sabes qué hacer, porque te estás preparando unas oposiciones, porque tienes que realizar un trámite online y no sabes cómo…

Confiar en tu bibliotecario

Así que puedes confiar en tu bibliotecario porque:

  • No va a venderte nada
  • Los documentos que te lleves en préstamo han sido evaluados para que ofrezcan siempre un alto nivel de calidad
  • En una biblioteca encontrarás lecturas para todos sin bombardeo publicitario. Sin la sensación que te están invadiendo.
  • Puedes tocar, mirar, oler… el producto antes de llevártelo a casa para ver si es realmente lo que necesitas.
  • Cuando eres un usuario recurrente/habitual de bibliotecas se acaba estableciendo un vínculo entre el usuario y el profesional del otro lado del mostrador. Y si ese vínculo es fuerte difícilmente se romperá.

Así que más allá del servicio de wifi y uso de internet, y que sea un lugar que se está fresquito en verano y calentito en invierno, las bibliotecas públicas son centros de información y cultura pero también son un lugar de bienestar para sus usuarios, que encuentran un lugar donde compartir e intercambiar opiniones sobre lecturas e inquietudes con otras personas favoreciendo así las relaciones sociales y el valor de la comunidad. De esto último creo que no siempre somos conscientes, pero creo que es el factor clave que nos debe diferenciar de cualquier otra plataforma de venta con los mismos productos que se pueden encontrar en la biblioteca.

Según dice Lluis Anglada:

La biblioteca está más cerca de la gente que del documento porque procura que la información se ponga al servicio de las personas proporcionándole instrumentos y capacidades para ser ciudadanos (y no súbditos) en un mundo en el que el acceso y uso de la información pueden ser elementos de éxito o de inclusión social.”

Crear vínculo con el usuario

Los bibliotecarios debemos saber cómo establecer el vínculo con el usuario. Esa relación especial que se establece con aquel usuario habitual. Y para que un usuario sea habitual, debemos usar más la empatía para conectar con él, la asertividad, ofrecer aquello qué necesita, y si podemos adelantarnos a sus necesidades, ser proactivos. Todo esto con un poquito de amor y pasión conseguimos una mezcla perfecta para el vínculo, que es lo que nos diferencia de una plataforma como Amazon.

Otras entradas sobre bibliotecas:

La acción social en las bibliotecas

Ofréceme en la biblioteca algo que no pueda encontrar en Google

 

 

Eva Jiménez

Bibliotecaria y documentalista. Actualmente descubriendo un nuevo camino en el mundo de las bibliotecas públicas y escolares. Anteriormente, más de 10 años de experiencia en bibliotecas especializadas y centros de documentación, en el ámbito privado. Apasionada de mi profesión, me considero una persona autodidacta y disfruto aprendiendo cada día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *