Bibliotecas confinadas: Y después del confinamiento ¿qué?

Estaba preparando esta entrada, en la que me encontraba con muchos interrogantes y con la que pretendía hacer una reflexión sobre el nuevo escenario que se vislumbra ahora que parece que pronto vamos a dejar atrás el confinamiento total y tendremos que preparanos para el concepto de «nueva normalidad» que se escucha contínuamente estas últimas semanas.

Bibliotecas durante y tras el confinamiento

Pues mientras preparaba mi contenido, descubrí gracias a twitter que el martes 12 de mayo había un interesante debate online promovido por Laboratorios Bibiotecarios en confinamiento con el objetivo de reflexionar sobre el impacto que está teniendo la crisis del coronavirus en las bibliotecas. Así que no dudé en seguirlo en directo, y aquí podéis ver la grabación 😉

Fue una primera sesión de la que dijeron quieren hacer más eventos de este tipo,  invitando a diferentes expertos y poner el foco en distintos temas en relación con la situación actual. Cosa que me parece muy acertada, así que habrá que estar atentos a ver cuando será el próximo.

La charla fue conducida por David Gracia, coordinador del Proyecto Laboratorios Bibliotecarios   y participaron Javier Pérez Iglesias (director de la biblioteca de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid), Laia Sánchez (Citilab Cornellà), Matt Finch (consultor para instituciones culturales en dirección estratégica, extensión comunitaria y desarrollo de colecciones y eventos) y Alicia Sellés (presidenta de FESABID).

En la charla se presentaron algunas de las medidas que durante estas semanas de confinamiento han tomado algunas biblioteca para seguir ofreciendo servicios a sus comunidades y qué tipo de servicios están ofreciendo en respuesta a esta pandemia. Posteriormente se pudieron hacer preguntas.

Algunos de los temas que se hablaron:

Servicios de información

Un aspecto que se destacó fue la rapidez de reacción de las bibliotecas ante la nueva situación de confinamiento. Se habló sobre la información que ofrecemos las bibiotecas y nuestro papel básico para controlar la intoxicación de información falsa que sobretodo abunda por las redes sociales y favorecer el pensamiento crítico también desde las bibliotecas.

La nueva realidad nos ha obligado a cambiar nuestra visión sobre los servicios digitales que se pueden ofrecer y que hasta ahora no habíamos visto su utilidad ¿hasta qué punto este hecho va a cambiar nuestras políticas de servicios? ¿y nuestras políticas de adquisición y suscripción? ¿qué va a pasar con aquellos usuarios para los que el entorno digital les resulte más cómodo? ¿tenemos preparados a todos los públicos para interactuar con nosotros en ese entorno digital? o ¿con el fin del confinamiento el préstamo digital desaparecerá?

Capacidad de innovación

Se ha hecho inciso en la capacidad de innovación que tienen las bibliotecas y quizás deberíamos cambiar el chip porque la innovación va a ser muy necesaria para repensar continuamente lo que ofrecemos porqué ¿como será la vuelta a la «nueva normalidad» de los servicios presenciales? ¿se mantendran al alza los servicios digitales de la misma manera que durante el confinamiento? ¿surgirán nuevas necesidades que ahora desconocemos?

Existen muchas iniciativas innovadoras aisladas y es necesario trabajar en red para unir recursos y trabajar conjuntamente, independientemente del tipo de biblioteca: públicas, universitarias, escolares y especializadas.

Servicio de atención próxima

La única certeza que tenemos por ahora es que tenemos que convivir con el covid 19 y tenemos que adaptarnos para aprender a convivir de la mejor manera posible. Pero con las nueva circunstancias que dificultan el contacto ¿como continuar siendo espacios de refugio y de atención en la nueva normalidad? ¿y qué pasará con nuestra relación con los usuarios?

No olvidemos además que entre profesionales de biblioteca y sus usuarios muchas veces se establece un vínculo que va más allá del servicio que ofrece. Mantener la proximidad con los usuarios es clave para que sepan que estamos aquí, ya sea por teléfono o email.

Brecha digital

También se ha hablado de la necesidad de contribuir a la eliminación de la brecha digital: con capacitación informacional, acceso a información fiable y ser aliadas de los estudiantes que están encerrados en casa y  distribuidoras de recursos para los docentes.

Mi opinión: Buscar el equilibrio

Son muchos los interrogantes que nos acechan hoy día. Esta situación de emergencia sanitaria parece que ha venido a sacudirnos y como consecuencia nos hace despertar y buscar nuevas maneras para seguir haciendo nuestro trabajo. Una de ellas, el teletrabajo: la mayoría de bibliotecas (si no todas) siguen trabajando pese a mantener sus puertas cerradas: selección y compra de libros, expurgo, atención a consultas de usuarios por teléfono o email, confección de guías bibliográficas temáticas o de novedades, recomendaciones de libros o servicios via redes sociales, cuentacuentos online, clubs de lectura virtuales, conferencias via webinar, etc.

He de decir que cuando empecé a escribir esta entrada que me di cuenta que la estaba planteando desde un enfoque negativo o pesimista. El escuchar la charla me ha ayudado a apoderarme y querer reivindicar el poder transformador de la biblioteca que tiene para:

Quizás tengamos que buscar el equilibrio en nuestros servicios para:

  • mantener los servicios online o digitales para aquellos que les sea más útil
  • buscar la manera de ofrecer los servicios presenciales con las medidas de seguridad necesarias

¿Cómo será el futuro incierto al que se enfrentan las bibliotecas después del covid-19?

Las bibliotecas no paran en su objetivo por seguir ofreciendo un servicio público de información, cultura y ocio al ciudadano, se adapta a las circunstancias para mantener viva su misión. Me siento feliz de pertenecer a este mundo, el de las bibliotecas, porque realmente pienso que poder acceder a una biblioteca y todo el conocimiento que puedes adquirir a través de ella, nos puede convertir en mejores personas.

Además, la literatura nos ayuda a entender otros pensamientos diferentes al nuestro, nos permite conocer otros escenarios y esto nos puede ayudar a prevenir situaciones futuras, o no, pero al menos que podamos tener estrategias para hacerles frente. La puerta infinita de la literatura nos permite conectar con la humanidad de las personas y eso nos acerca más al origen del hombre. ¿Por qué triunfó la humanidad sobre otras especies? Gracias a la colaboración, el grupo, la tribu, el trabajo en equipo. Sin eso, el hombre hoy no reinaría sobre la tierra.

Así que creo que ese sigue siendo el camino para seguir hacia delante: colaborando entre todos. Y las bibliotecas van a seguir haciéndolo, con sus actividades y servicios, y repensando qué más pueden ofrecer. Sin duda la biblioteca es nuestra aliada para mirar hacia el futuro.

Otras lecturas sobre es tema en el blog:

Volveremos a las bibliotecas

¿Cómo se contará el COVID-19 cuando sea Historia?

Bibliotecas, coronavirus y despoblación

Coaching literario durante el confinamiento

Eva Jiménez

Bibliotecaria y documentalista. Actualmente descubriendo un nuevo camino en el mundo de las bibliotecas públicas y escolares. Anteriormente, más de 10 años de experiencia en bibliotecas especializadas y centros de documentación, en el ámbito privado. Apasionada de mi profesión, me considero una persona autodidacta y disfruto aprendiendo cada día.

Un comentario a “Bibliotecas confinadas: Y después del confinamiento ¿qué?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *