Un día en la vida de un/a bibliotecari@: explicado con memes

¡Buenos días!

Como hoy es lunes, empezaremos la semana compartiendo con vosotr@s un post cómico sobre un día en la vida de un bibliotecario. Donde explicaremos algunas de las situaciones surrealistas que vivimos en las bibliotecas, ¡siempre con tono humorístico! Lo cierto es que llevaba tiempo pensando en publicar alguna entrada con contenido de este tipo y, a raíz del post de nuestro exBiblogTecario Julián Marquina donde nos hacía un recorrido por algunos de los secretos de los bibliotecarios/documentalistas; decidí a publicar este contenido.

Personalmente debo decir que una de las grandezas de ser bibliotecari@ es estar de cara al público; sobretodo en la biblioteca pública, es una idea que puede que no tod@s compartan ya que también se viven momentos complicados. Aun así, nosotr@s nos quedamos con los buenos momentos, aquellos que no olvidaremos jamás; ya sea por el exceso de surrealismo, o, por lo humorísitico de la situación. Para ello, hemos resumido en 5 imágenes, lo que l@s bibliotecari@s nos hemos encontrado en alguna ocasión: (Por motivos de espacio, hemos tenido que enlazar las imágenes)

  1. Normalmente, al entrar en una biblioteca os encontraréis a una persona dispuesta a resolver todas vuestras dudas informativas. Así pues, ¡Bibliotecari@s! que tire la primera piedra quién no se haya sentido nunca Yoda cuando nos toca trabajar como referencista… Decir que lo positivo de esto es la satisfacción de haber ayudado
  2. Y es que a veces nos sentimos como Indiana Jones/Lara Croft intentando descifrar los enigmas que nuestros estimados usuarios, en alguna ocasión, nos plantean. Suerte que somos buen@s buscando información por la red…  😉
  3. Estar de cara al público tiene sus momentos graciosos y no tan graciosos… Nuestro cometido es salvaguardar la cultura ya sea en formato tradicional o digital, pero… tenéis que poner de vuestra parte, chic@s!  😆
  4. Quién no haya tenido nunca al típico usuario despistado, es que no se ha puesto nunca de cara al público
  5. El peor momento nos llega al cerrar… Y es que poc@s recuerdan el horario de cierre de préstamo y el de biblioteca… xD

Os invitamos a tod@s a compartir vuestros momentos más surrealistas (a través del blog, nuestro Facebook y/o Twitter ;)). Como decía Charles Chaplin: “A fin de cuentas, todo es un chiste”.

¡Muchas gracias a tod@s por leernos, nos vemos en el próximo post!

 

Ester Angulo

Colaboradora en BiblogTecarios Bibliotecaria con ganas de descubrir más sobre la biblioteconomía y documentación. Apasionada de las redes sociales e Internet. Esperando ver una revolución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *