Sociología de los usuarios en bibliotecas – Nuevas tendencias en España

En el post de hoy vamos a hablar sobre los siguientes conceptos: sociología, perfiles de usuarios, brecha digital y desigualdades todo ello visto de la perspectiva de las bibliotecas y ver qué papel y oportunidad tenemos los bibliotecarios para ayudar a este grupo de personas.

A lo largo de los años en Biblogtecarios, se ha hablado mucho y de forma distendida de los usuarios y de los diferentes tipos que se pueden encontrar en una biblioteca; nos hemos referido a ellos como la principal causa de la existencia de las bibliotecas y de los profesionales de la información, documentación y archivística. Sin ir más lejos, aquí os dejo un recopilatorio de los posts que se han ido añadiendo al Universo BiblogTecario a lo largo de los años, sobre el tema de usuarios.

El post de hoy difiere del resto porque está enfocado desde las perspectivas de la sociología y de la tecnología, muy importante para entender mejor a qué nuevos tipos de usuarios tenemos que dar servicio y, lo más importante, en qué podemos ayudarles o qué podríamos aportarles con respecto a las alternativas utilizadas hoy en día. Para ello, se ha hecho uso del artículo publicado recientemente en El País sobre las desigualdades en la sociedad española. Este artículo nos muestra brevemente los 4 “personajes” que se estructura actualmente la sociedad española, en este caso, a través del libro La sociedad que seremos, de Belén Barreiro. Pero antes, puntualizar también que muchos posts se enfocan para incentivar, promocionar y dinamizar la lectura a los más pequeños de la casa, estrategia muy útil ya que muchos de ellos se conocen como posibles usuarios potenciales pero, como bibliotecarios y siguiendo uno de los puntos del decálogo del buen bibliotecario, debemos pensar en ofrecer servicio también al resto de personas que habitan cerca de nuestros “dominios”. Por tanto, tenemos que ser equitativos con todas aquellas personas que por una razón u otra visitan nuestra biblioteca (importante saber las razones por las que nos visitan y qué les motiva a ello; como ya sabemos existen muchos recursos que nos ayudarán a conocer los motivos).

Empezaremos con una definición y un enlace al post publicado en su momento por Víctor Villapalos titulado Brecha digital de género, entrada bastante interesante e innovador, en su momento. En este caso no vamos a hablar de diferencias de género sinó tecnológicas.

A continuación pasaremos a explicar qué es la brecha digital:

Se entiende por brecha digital la distancia en el acceso, uso y apropiación de las tecnologías tanto a nivel geográfico, a nivel socioeconómico (entre quintiles de ingreso) y también en las dimensiones de género, en articulación con otras desigualdades culturales. Cabe destacar que la brecha digital está en relación con la calidad de la infraestructura tecnológica, los dispositivos y conexiones, pero sobre todo, con el capital cultural para transformar la información circulante en conocimiento relevante.  Fuente: Wikipedia [Consultado en línea: 12-07-2017]

La implantación de las nuevas tecnologías en la sociedad ha generado una serie de consecuencias tanto positivas como negativas. El inconveniente principal es lo que se conoce como pobreza digital (o, brecha digital) que implica una desigualdad por parte de miembros de una misma sociedad (entendido como los individuos que pertenecen a un mismo territorio y/o que forman parte de un conjunto de países que se encuentran en vías de desarrollo); en el acceso a las nuevas tecnologías. Como hemos comentado anteriormente, según Barreiro en la sociedad podemos diferenciar cuatro tipos de personajes en relación al uso y conocimiento de uso de las TIC:

  1. Digital acomodado: Aquella persona que vive una vida acomodada y cuyo perfil digital se basa en la consulta. Necesidad informativa: consulta de diarios e información en general sobre el estado de la cuestión.
  2.  Digital empobrecido: Aquella persona que se encuentra en el paro o en una situación laboral poco digna, pero tiene un dominio de internet y de redes sociales bastante elevado.
  3. Analógico acomodado: Persona jubilada con una vida desahogada y sin conocimientos de Internet. Desconoce el “boom” causado por las TIC en nuestra sociedad.
  4. Análogico empobrecido: Es aquella persona que tiene en común con los digitales empobrecidos la situación económica y con el grupo anterior, el hecho de que desconoce cómo usar las TIC.

Para los bibliotecarios, contemplar la aparición de estas nuevas cuatro categorías es muy útil para entender qué necesitan y saber cómo apoyarlos a través de la adaptación y creación de los servicios que ofrecen las bibliotecas; así como facilitar la inmersión de aquel colectivo que, por diferentes circunstancias, no pueden acceder a las TIC.

El siguiente gráfico muestra una tendencia a la baja con respecto al uso de las TIC en los hogares españoles a partir de los 55 años.

Estadistica1_BiblogTecarios
Fuente: INE Unidades:Número de personas (16 a 74 años) y porcentajes horizontales

Conclusiones

  1. Cada país muestra una brecha digital diferente, en el caso español podemos ver que la brecha digital mayor con respecto a otros países de la Unión Europea debido al impacto de la crisis económica y la revolución tecnológica.
  2. Se aprecia una tendencia a la baja en el uso de las TIC (Referencia a la estadística del INE)
  3. Los profesionales de la información debemos adaptar las bibliotecas y sus servicios a este nuevo perfil de usuario teniendo en cuenta las diferentes necesidades de cada grupo (categoría).
  4. La tendencia de la brecha digital, a nivel nacional, va a ir en aumento con el paso de los años generando más desigualdades y empobrecimiento digital entre cada uno de los grupos que pertenecen a una de las 4 categorías.
  5. Las bibliotecas deben centrarse también en la inversión de recursos en adultos y personas mayores de 55 años.

 

Ester Angulo

Colaboradora en BiblogTecarios Bibliotecaria con ganas de descubrir más sobre la biblioteconomía y documentación. Apasionada de las redes sociales e Internet. Esperando ver una revolución.

2 Comentarios a “Sociología de los usuarios en bibliotecas – Nuevas tendencias en España

  1. Me gusta el enfoque de brecha tecnológica que le das a tu artículo. Por aportar una opinión, diría que la brecha se ha acrecentado en España incluso desde antes de la crisis, al fin y al cabo durante muchos años los precios para tener una conexión a internet eran excesivos (nunca se han terminado de abaratar) y la idea de wi-fi público ha llegado prácticamente antes de ayer. Las categorías que propones son útiles hasta cierto punto, porque los extremos están muy lejos unos de otros, de una parte niños y adolescentes que tienen el móvil casi como un órgano del cuerpo más y de otra adultos o personas mayores que tienen “miedo” de un teclado de un ordenador. Desde luego centrarse desde las bibliotecas en estos últimos es uno de los caballos de batalla que merece emprender, espero que se pase cada vez más a la práctica.

    1. En primer lugar, gracias por expresar tu opinión sobre el tema. Considero que es muy importante tu comentario; y, como bien dices, este tema es un caballo de batalla para las bibliotecas. Aun así, es un punto importante en el que las bibliotecas, en mi humilde opinión, deberían centrarse. Hay muchos puntos que veo que podríamos mejorar, no solamente en permitir el acceso a Internet y, consigo, a la información en general. Hay grandes iniciativas, tampoco quiero tirar por tierra las grandes aportaciones que se están haciendo en los últimos años. Pero siempre intento fijarme en qué más podemos mejorar para facilitar el acceso a la información, conocimientos, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *