Presentar la biblioteca universitaria a los nuevos estudiantes

¡Ya vuelve a ser septiembre! Lo sabemos: algunos maldeciréis el fin del verano y otros seguro que lo esperabais como agua de mayo, ¿verdad? Sea como sea, el paso del tiempo no se puede frenar y debemos empezar la temporada con muchas ganas y motivación. 😊

Y si hay algo que vuelve en septiembre esto es, sin duda, “el cole y las clases”. Las bibliotecas escolares se preparan para el nuevo curso, las públicas empiezan a coordinarse con las escuelas para las visitas…. y las universitarias, para captar la atención de los nuevos estudiantes (y este será el tema del post de hoy).

Sesiones de presentación de la biblioteca universitaria

Las distintas facultades de nuestro país tienen la suerte de contar, la mayoría de ellas, con bibliotecas capaces de ofrecer los recursos necesarios para que los estudiantes puedan alcanzar sus objetivos y sacar el máximo rendimiento académico. Pero hay un problema: no siempre usan la biblioteca y no siempre conocen todo lo que les puede ofrecer. Para ello es muy importante que a principio de curso se presente bien la biblio y sus servicios.

 

¿Qué es lo básico que se debe explicar?

  • Ubicarla en el campus: dónde está, qué horarios tiene, si abre los fines de semana y/o festivos, cómo se distribuyen los espacios: ¿hay zonas de más silencio que otras? ¿hay un espacio para trabajar en grupo?
  • Qué servicios ofrece: préstamos de ordenadores portátiles u otros materiales, salas de trabajo en grupo y/o individuales, información bibliográfica, cursos de formación, etc. ¿Se pueden sacar libros en préstamo? ¿Cuántos días? ¿Qué pasa si no los devolvemos a tiempo?
  • Explicar brevemente los beneficios de usar la biblioteca[1]

 

¿Qué debemos evitar?

  • No aburrir: Estas sesiones suelen hacerse la primera semana de curso y los estudiantes van muy perdidos (y tienen muchos estímulos nuevos en donde enfocar su atención). Si la sesión de presentación de la biblioteca se alarga mucho, la olvidarán rápido y se aburrirán (pensemos que hay otros servicios del Campus que también se presentan esa misma semana). Debemos ser breves y concisos: ya tendrán tiempo de ir descubriendo la biblioteca y de ir conociendo los servicios.
  • Evitar presentaciones planas: los jóvenes de hoy se concentran poco y no todos ven la biblioteca como algo imprescindible: debemos usar un poco de imaginación para captar su atención.

Algunas bibliotecas han complementado estas presentaciones con alguna dinámica para asegurar el alcance y la comprensión del funcionamiento de la biblioteca. Un ejemplo lo podemos ver en la biblioteca de la Universidad de Huddersfield (UK). Los estudiantes de primer año pueden jugar al LEMON TREE, un sistema que, a través de un carnet virtual, premia con puntos las diferentes acciones que se hacen en la biblioteca (uso de servicios, préstamos, etc.).

[1] El impacto de la biblioteca universitaria en el aprendizaje de los estudiantes

Eli Ramírez

Bibliotecaria en el CRAI Biblioteca Campus Bellvitge de la UB y responsable del Centro de Documentació Begoña Raventós de la Fundació Catalana Síndrome de Down. Dibujo cómics y colecciono marcapáginas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *