Los pequeños usuarios

La Real Academia de la Lengua define Usuario, -ria como: “Dicho de una persona: que tiene derecho de usar de una cosa ajena con cierta limitación”. En el caso de las bibliotecas, el usuario es el cliente externo de la misma, es decir, para el cuál se pone la disposición la colección de libros.

Destacamos dos tipos de usuarios: los potenciales y los reales.

  • Los usuarios potenciales son aquellos que necesitan información para el desarrollo de sus actividades, pero no son conscientes de ello, y no expresan sus necesidades.
  • Los usuarios reales son aquellos que son conscientes que necesitan información y que la utilizan frecuentemente.

Biblioteca escolarLos niños empiezan siendo usuarios potenciales para convertirse en usuarios reales. Cuando el resto de profesionales ve a un niño de 10 años, los bibliotecarios, documentalistas y archiveros vemos a un usuario en potencia.
Considero fundamental enseñar a los más pequeños a utilizar la biblioteca, enseñarles las normas de funcionamiento, como por ejemplo, la norma esencial: estar en silencio en la biblioteca.

La biblioteca escolar la considero como una herramienta fundamental para el desarrollo de los niños que están en el colegio. Algunas competencias que desarrollan son:

  1. Aprenden a preguntar al bibliotecario/a sobre sus temas de interés. Es decir, saben a quién le tienen que preguntar.
  2. Localizan un libro en la estantería. Gracias a la correcta señalética de la biblioteca y la correcta colocación de las estanterías.
  3. Cumplen ciertas normas de comportamiento. Estas normas han sido previamente establecidas.
  4. Utilizan correctamente los ordenadores
  5. Se les ayuda a buscar en los Opac. Se les enseña que Internet sirve para algo más que solo para jugar.

Estas son solo algunas razones, lector ¿se te ocurren algunas más? Puedes añadirlas en los comentarios.

Para terminar este post, os presento algunas de mis anécdotas diarias que me han ocurrido en la biblioteca escolar donde realizo mi labor de bibliotecaria:

Profe, ¿me das un libro para leer?

Elena, ayúdame a hacer los deberes de lengua.

Elena, ¿qué es el Mar Negro?

Bibliotecaria, quiero un libro sobre animales.

Bibliotecaria, ¿dónde está el libro que estaba leyendo ayer?

Espero que te haya gustado la lectura de este post y si sigues interesado en el tema de las bibliotecas escolares, haz clic aquí.

Elena Boyano

Colaboradora en BiblogTecarios. Bibliotecaria especializada en literatura infantil y juvenil. Documentalista de archivo gráfico. Interés por las nuevas tecnologías adaptadas en el área de Información y Documentación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *