Todos y todas ocultamos o anhelamos algo

El curso académico está a punto de comenzar y con él volverá también un aluvión de novedades editoriales en el mercado de la literatura infantil. Los escaparates y las estanterías de las librerías cada vez son más efímeros. Los nuevos títulos van pasando tan deprisa que, a veces, pueden resultar antiguos cuando solo llevan unos pocos meses en circulación. De ahí la importancia de los mediadores de lecturas. Volver a sacar a la palestra álbumes que van quedándose atrás es fundamental para seguir dando vida a sus historias y personajes. Eso es lo que pretendo trayendo a colación las historias de Eduardo y Julieta.

Barrio Peluquería alegría

Peluquería alegría

La peluquería alegría es muy grande y muy limpia. Pero, sobre todo, MUY ALEGRE. Todas las personas que entran, salen con una sonrisa puesta. ¡Qué alegría!.

Eduardo, un peluquero con mucho carisma, es un genio. Con un TRIS TRÁS TRIS TRÁS, lo mismo te hace un pelado de Supermán; que te pone coletas, rizos, kikis y un flequillo corto; te pela igual que a tu mascota o te esculpe los edificios más emblemáticos del mundo a modo de peineta. ¡Es un artista del peine y de las tijeras!

Y no solo eso, también tiene las palabras exactas para cada cliente. Junto a sus cortes de pelo hacen de su peluquería un lugar muy especial. Eduardo es un especialista en transformar en nuevas ilusiones los problemas y preocupaciones de la gente.

Por la peluquería pasan niños que quieren convertirse en superhéroes, jardineras deprimidas, cuatrillizas muy revoltosas, una ministra de Chucherías y Medio Ambiente, mascotas con sus dueños e, incluso,  un equipo de baloncesto al completo. El caso es que todas y todos salen encantados luciendo la mejor de sus sonrisas.

Jardinera deprimida

Pero hay algo que hace suspirar a Eduardo. Cada vez que sale un cliente por la puerta, a él se le cambia el semblante y supira y supira. Poco a poco, la tristeza lo va engullendo y conforme avanza la jornada se va apagando. ¿Qué le pasará a Eduardo?. 

La «Peluquería Alegría» es la peluquería de mi barrio de toda la vida. También la del tuyo, ¡estoy seguro!. Es la peluquería de siempre, con la estética de siempre y de la que van quedando pocas.  Esos negocios totalmente integrados en el lugar y regentados por personas  que conocen a sus vecinos y vecinas. Lugares de encuentro donde charlar con tu peluquero, ponerte al tanto de lo que sucede y desconectar un poco del ritmo del día a día. Un sitio donde se socializa y se hace comunidad, algo tan necesario en nuestros barrios cada día más impersonales.

Un texto de Rafa Ordóñez muy dinámico, con mucho ritmo y un sentido del humor muy tierno al que nos tiene acostumbrados, muy bien acompañado por unas ilustraciones cargadas de expresividad y movimiento de José Fragoso. Su estilo caricaturesco es inconfundible. Nadie mejor que Fragoso para reflejar nuestra cotidianidad en pocos trazos. El tándem es una maravilla.

Cortes de pelo

Hay algo que suelo decir mucho cuando hablo con mis amistades sobre la gestión de las emociones y la salud mental. Un tema complejo donde los haya. Y es que hay un prototipo de persona que tras una gran sonrisa, tras intentar contentar a todo el mundo,… siempre esconde un pesar, un deseo no conseguido, … Es un poco contradictorio, ¿verdad?. Este tipo de personas es capaz de quitar importancia a tus agobios y/o problemas, de relativizar tus penas y preocupaciones y, sin embargo, nadar en su angustia todo el día sin compartirlo con nadie. Es algo similar al refrán: «Consejos vendo que para mí no tengo». La historia de Eduardo, es la historia de mucha gente que conozco. 

«Peluquería Alegría» ha sido libro recomendado en los Premios de la Fundación CuatroGatos 2022 y seleccionado en New Spanish Books (2021).

«Peluquería Alegría», una historia que relativiza los problemas a través del humor. Hay que dar a cada cosa la importancia que merece.

 

Julieta se esconde

Un trébol para Julieta 

Julieta oculta algo en su pie derecho, se lo hizo en la playa cuando era muy pequeña. Nadie sabía de su existencia hasta que su hermano Nico la vio. ¡Una cicatriz! ¡Que rara es!, dijo. En ese momento, Julieta pensó que a lo mejor su cicatriz no le gustaría a nadie. Así que, ¡tenía que mantenerla bien tapada!.

Ese mismo día, en el colegio, se enteró de una noticia que no le gustó nada. Iban a ir de excursión al río y en la mochila debían llevar un bañador, una toalla y unas chanclas. Sus compañeros se pusieron muy contentos. Julieta, en cambio, se agobió más todavía. ¡Su cicatriz quedaría a la vista de todos!.

Mientras el grupo disfrutaba del río, ella se apartó con la excusa de un dolor de barriga. ¡De ninguna manera dejaría su cicatriz al aire!. Pero uno de sus amigos se acercó para ver que le ocurría. Al final, Julieta terminó compartiendo su secreto con Dani y Paulina. Ellos, a cambio, también hicieron lo mismo. Y es que todos tenemos algo que nos hace únicos.

Julieta más relajada, por fin, pudo disfrutar de un baño refrescante en el río.

 

Pie de Julieta

En «Un trébol para Julieta», Paula Merlán nos pone de relieve cómo manejar nuestros complejos personales no es algo sencillo. Y lo hace desde la inocencia de la infancia.

Cuando nos miramos, solemos prestar más atención a nuestros defectos que a nuestras virtudes. Más aún, cuando se trata de algo físico. En esta sociedad, vivimos muy preocupados por el «qué dirán» y el «cómo nos verán». También por la necesidad de encajar en unos cánones preestablecidos y cambiantes. Damos mucha importancia a la percepción que los demás tienen de nosotros y eso termina tornándose en una inseguridad que, junto al miedo, nos hace vulnerables. 

Es importante que, desde pequeños, se trabaje en casa la aceptación del cómo somos. Debemos aprender a querernos y cuidarnos. Solo así seremos capaces de dar lo mejor de nosotros mismos. En este sentido, los amigos y amigas juegan un papel fundamental. Hay que saber rodearse de gente que sepa valorarte y recordarte lo que verdaderamente importa en la vida.

Lo que para nosotros puede ser algo feo o incomódo y nos hace sentir mal,  para otros puede ser nuestra seña de identidad. Es cuestión de cambiar la mirada

Julieta baila

Mar Azabal, a los pinceles, acompaña a Paula con su estilo delicado, lleno de colorido y ternura. Esta bonita historia de amistad lo merece.

«Un trébol para Julieta», una historia sobre la importancia de la amistad para afrontar miedos e inseguridades y aceptarnos tal y como somos con naturalidad.

 

Bookolia

Datos de «Peluquería Alegría»

Un trébol para Julieta / Rafael Ordóñez, José Fragoso (ilustrador). Madrid: Bookolia, 2020. 36 p.  ISBN: 978-84-18284-13-7. 

Enlace: Para más información…

Sinopsis

«Eduardo es el peluquero más famoso del barrio. Todo el que pasa por su peluquería sale satisfecho, contento, feliz, no en vano es el propietario de Peluquería Alegría. Pero él suspira y suspira. ¿Qué secreto esconde? Por sus tijeras pasan los personajes más divertidos y extravagantes, pero Eduardo no parece compartir la alegría de sus clientes. Hasta que un día alguien consigue que sus días sean también felices».

Datos de «Un trébol para Julieta»

Un trébol para Julieta / Paula Merlán, Mar Azabal (ilustradora). Madrid: Bookolia, 2020. 32 p.  ISBN: 978-84-120113-9-5. 

Enlace: Para más información…

Sinopsis

«Julieta se da cuenta de que aquella cicatriz que la ha acompañado desde muy pequeña puede conllevarle problemas, así que decide esconderla de la mirada de sus amigos. Pero estos le harán ver que no debe esconder esa marca, que hasta puede mostrarse bella en su esencia».

Un trébol para Julieta - Peluquería Alegría

Tanto la autora de «Un trébol para Julieta» como el ilustrador de «Peluquería Alegría», han respondido amablemente a mis preguntas y curiosidades. No os perdáis sus respuestas. En el caso de José Fragoso, a viva voz 😉

Hablando con Paula Merlán (autora de «Un trébol para Julieta»)

Titulares Paula

¿Qué he preguntado a Paula?

1.- En mi anterior reseña, le pedí a Marisa López (autora de «Papicomeniños» Ed. Galimatazo) que lanzara la que sería la primera pregunta que haría al siguiente autor/a que entrevistara en este blog. Así que, como lo prometido es deuda, aquí te dejo su pregunta:

PREGUNTA de MARISA: Si el género poesía es considerado, por la gran mayoría de las editoriales, fundamental en el tratamiento del lenguaje y tan importante en la cadena de transmisión de nuestro propio acervo cultural, ¿porque la mayoría de las editoriales le dedican un espacio mínimo y se dedican simplemente a la narrativa?

Paula: Pues eso mismo me pregunto yo, quizás esta cuestión podrían resolverla mucho mejor las editoriales. En mi opinión, la poesía es un género muy necesario en la Literatura infantil, que además gusta mucho a los pequeños por su ritmo y musicalidad. Ojalá haya más iniciativas que fomenten su publicación.

2.- Todos tenemos una primera vez, ¿cuáles fueron las motivaciones o casualidades que te llevaron a aterrizar en el mundo de la escritura para niños y niñas?

Paula: Empecé a entrar en contacto con el mundo educativo dando clases de Animación a la lectura. En mis sesiones, a veces improvisaba cuentos. Me emocionaba al ver que a los peques les encantaban. Así que de ahí surgió la chispa y empecé a escribir. Ni se me pasaba por la cabeza enviarlos a editoriales y mucho menos que me fueran a publicar. Mi marido me animó a dar ese salto, aunque el camino no fue sencillo. Siempre recordaré aquel 22 de diciembre de 2011 en el que un email me anunciaba la publicación de mi primer álbum ilustrado: «¡Esto no es una fábrica de sonrisas!».

3.- ¿De dónde suelen salir las historias que escribes? ¿Cuáles son tus fuentes de inspiración? ¿Cómo sabes o intuyes que detrás de una primera vaga idea saldrá una historia publicable?

Paula: Siempre digo que mis fuentes de inspiración son muchísimas: palabras, alguna imagen o incluso una experiencia personal. Este es el caso de «Un trébol para Julieta». Una niña que se siente avergonzada por una cicatriz que se hizo en el pie cuando era muy pequeña. Sus amigos la ayudan a darse cuenta de que todos y cada uno de nosotros somos únicos, auténticos e irrepetibles. Esta historia tiene mucho de mí.

4.- Según tu experiencia como autora, ¿qué ingredientes básicos crees que debe cumplir una historia para que sea un éxito entre el público infantil?

Paula: No sé cuál es la fórmula mágica para que una historia tenga éxito. Creo que la clave es escribir sobre aquello que te mueve, que te llega y que te sale del corazón. Mis libros están elaborados con ingredientes diferentes. Me gusta innovar en cada historia. Tanto puedo escribir un cuento lleno de sensibilidad como otro increíblemente disparatado.

5.- ¿En qué proyectos andas ahora inmersa? ¿Puedes contarnos algo?

Paula: Este año salen publicados varios proyectos que me ilusionan mucho. Uno de ellos es una novela muy divertida y a la vez mágica. Otro toca el tema del cuidado y respeto que merecen nuestros mares y océanos. Otro trata el tema de los miedos infantiles y hasta ahí puedo leer. En cualquier caso, espero emocionaros, haceros reír y pasar un rato entretenido con mis historias.

 

Hablando con José Fragoso (ilustrador de «Peluquería Alegría») 

Titulares Fragoso

¿Qué he preguntado a José?

1.- ¿Cómo llegas al mundo de la ilustración de literatura infantil?

2.- ¿Podrías describir brevemente tu identidad, estilo, rasgos distintivos… como ilustrador?

3.- Desde el momento en el que te proponen ilustrar un nuevo proyecto, ¿cuáles son los pasos que sigues para hacerlo realidad? ¿Sueles seguir algún tipo de ritual? ¿Puedes contarnos algo del proceso de creación de este libro ilustrado?

4.- Con cada proyecto se aprende algo nuevo, ¿verdad?. En concreto, ¿qué te ha enseñado «Peluquería alegría»?

5.- Como ilustrador seguro que tienes referentes o debilidades, ¿podrías nombrarnos algunos ilustradores o ilustradoras que te inspiren?

6.- Para finalizar, voy a dejar en tus manos la redacción de la primera pregunta que haré a la persona que ilustra el próximo álbum que voy a reseñar en BiblogTecarios. ¿Qué te interesaría saber o conocer sobre él o ella?

Las RESPUESTAS de JOSÉ en su propia VOZ:

Fragoso-SoundCloud

Haz click para acceder a la entrevista a José

 

 

David Gómez

Gestor del conocimiento en el Observatorio de la Infancia en Andalucía. Me interesa la evaluación científica y la literatura infantil. Disfruto, día a día, de los pequeños momentos en familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.