Librerías por una literatura infantil y juvenil de calidad: el grupo Kirico

A mediados de noviembre, se anunciaba por redes sociales, que “Bichopoemas y otras bestias”, de Leire Bilbao y Maite Mutuberria (publicado por Kalandraka) y “Estamos aquí. Notas para vivir en el planeta Tierra” de Oliver Jeffers (publicado por Andana Editorial) habían sido galardonados con el Premio Kirico 2019.

Bichopoemas y otras bestias
Mejor Libro Infantil 2019 publicado en castellano

Estamos aquí. Notas para vivir en el planeta Tierra
Mejor Libro Infantil 2019 de una obra traducida

Tengo que decir que no me sorprendieron los galardonados, era consciente de la calidad de ambos. Las editoriales que andan detrás de cada una de estas publicaciones saben muy bien lo que publican, y cuidan, con mucho mimo, hasta el último detalle de las mismas. Lo que sí despertó mi curiosidad fue saber un poco más acerca de este premio de literatura infantil y juvenil y de la organización que lo promueve.

Dado que estoy seguro que a muchos y muchas de nuestros lectores y lectoras les habrá pasado lo mismo, por eso ando enfrascado en la redacción de esta entrada.

¿En qué consiste el Premio Kirico?

El objetivo de este premio es reconocer y poner en valor obras de literatura infantil y juvenil que potencien el descubrimiento y el placer de la lectura. Y que, además, combinen, a la perfección, la excelencia narrativa, visual y editorial (autor/a, ilustrador/a, editor/a).

Optan a estos premios libros de todo tipo de géneros: narrativa, colección de cuentos, poesía, álbum ilustrado, libro informativo o cómic. Lo único que se les pide es que destaquen por su calidad en sentido amplio.

Si algo me gusta en esta vida, son los procesos participativos, y en este caso, tanto la preselección de candidatos al premio como la elección de los galardonados, se realiza de manera conjunta y participativa por parte de las librerías que conforman el Grupo Kirico del que hablaremos párrafos siguientes.

El Premio tiene dos categorías:

  • Mejor Libro Infantil / Juvenil publicado en castellano o en otras lenguas del Estado.
  • Mejor Libro Infantil / Juvenil, a una obra traducida al castellano o a cualquier otra lengua oficial del Estado.

Además de los premiados para cada categoría, el Grupo Kirico publica, a modo de listado de recomendaciones de lectura, la lista de los 10 finalistas.

A la información bibliográfica de cada uno de estos libros finalistas le acompaña una valiosa valoración realizada por un librero o librera de algunas de las librerías del grupo.

10 libros finalistas del Premio Kirico 2019 en la categoría de Mejor Libro Infantil y Juvenil publicado en castellano o en otras lenguas del Estado.

10 libros finalistas del Premio Kirico 2019 en la categoría de Mejor Libro Infantil y Juvenil de obras traducidas.

Entre los 10 finalistas de cada categoría, podéis encontrar a editoriales que admiro y a autores/as e ilustradores/as con una gran trayectoria. Yo tengo debilidad por muchos y muchas (de los distintos gremios), pero no me parece políticamente correcto expresarlo por escrito en este post 😉

¿Quién anda detrás del premio?

El Grupo Kirico es un proyecto de las librerías independientes que comparten su interés y pasión por la literatura infantil y juvenil (LIJ) y que vió la luz en 2002 al amparo de CEGAL (Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros).

Como se recoge en su web, actualmente, está integrado por casi un centenar de librerías distribuidas por todo el territorio español que valoran la buena literatura y la ilustración a través de selecciones bibliográficas, aconsejando a sus clientes y desarrollando actividades de fomento de la lectura.

Por tanto, sus objetivos comunes son fundamentalmente:

  • la promoción de la lectura entre los niños, niñas y jóvenes.
  • la selección y recomendación de libros de calidad.
  • contribuir a la formación de la biblioteca familiar ofreciendo asesoramiento especializado.
  • tejer redes de carácter cultural con otros mediadores de la LIJ.
  • la creación de comunidades de lectores con la librería como punto de referencia y unión.
  • el impulso de la formación y actualización permanente de las librerías asociadas como camino para la profesionalización del sector.

A mí, más allá del factor comercial, que no podemos obviar que existe (pues, no se puede vivir del aire), que las librerías se hayan unido para aportar un valor añadido a lo que ofrecen y trabajen, de manera tan coordinada y profesionalizada, por el fomento de la lectura de calidad en las edades tempranas, me parece digno de destacar y alabar.

Su página web y perfiles sociales

Desde su sección en la web www.laslibreriasrecomiendan.com las recomendaciones de lecturas las puedes consultar organizadas en distintos apartados: libros del mes, libros de la semana y recorridos temáticos.

Ahora bien, si andas atento o atenta a su perfil en facebook o twitter no te vas a perder ningún detalle. El Grupo Kirico es una estupenda fuente de información y descubrimiento por esa vía:

  • Recomendaciones y reseñas de libros procedentes de las distintas librerías del grupo.
  • Noticias de prensa sobre LIJ y anuncios de jornadas, congresos y/o salones del libro infantil.
  • Cada mes publican ‘Queridas y queridos autores’, una selección colectiva de autores/as de referencia de LIJ con el objetivo de resaltar su trabajo.
  • Los sábados suelen publicar un poema con el hashtag #PoesíaLIJ para promover este género narrativo.
  • Celebraciones de Días Mundiales o Internacionales. En octubre pasado, por ejemplo, se sumaron al Día de las Escritoras, organizado por la Biblioteca Nacional, con una selección y reseña de escritoras de LIJ.
  • Además, nos ha dicho un «gallo» que, dentro de muy poco, realizaran recorridos geográficos por sus librerías.

Un poco más…

Para saber un poco más sobre la historia y la manera de trabajar del Grupo Kirico, he realizado algunas preguntas, que muy amablemente, ha respondido Lola Gallardo, coordinadora Kirico y librera de Rayuela Infancia (Sevilla).

Lola Gallardo, librera de Rayuela Infancia (Sevilla)

Una librería con más de 20 años de experiencia, que pervive con el claro compromiso de animar a leer, realizando actividades que acerquen los libros a las niñas y los niños.

Recientemente ha sido reconocida con el Sello de Calidad del Ministerio de Educación y Ciencia.

David: ¿Cómo surge el Grupo Kirico y por qué?

Lola: 

Fue en el año 2000 cuando una serie de librerías de distintas ciudades que compartían una preocupación común – el interés y el entusiasmo por la literatura infantil y juvenil- empezaron a plantear la oportunidad de crear un grupo específico dentro de CEGAL (Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros) que pudiese trabajar, de manera conjunta, para promover la lectura y seleccionar libros de LIJ de calidad. Ahí estaban, entre otras, Librería Diagonal (Segovia), Oletvm (Valladolid), Librería Gil (Santander) o Kirikú y la Bruja (Madrid).

Queremos confabularnos con el mundo de la literatura y la infancia, proporcionando lecturas que merezcan ser leídas.

En el año 2002 el proyecto fructificó como Club Kirico, con una página web y el trabajo de la empresa «A Mano Cultura». Los objetivos estaban claros desde los inicios y cerca de 80 librerías se sumaron al proyecto. La idea era crear fondos seleccionados de libros para las librerías y los distintos mediadores, facilitar la formación interna, crear un espacio común que nos permitiese compartir recursos, así como dar visibilidad a las librerías como espacios de promoción lectora y fidelizar lectores.

En un determinado momento, se decidió que aquel trabajo no podía ser externo, sino que debía partir de nosotras en colaboración con otros. Pero, esos primeros años de Kirico fueron muy importantes porque marcaron el camino enfocando los esfuerzos en seleccionar, entre la vorágine de novedades, títulos de calidad que llamasen la atención no sólo a las propias librerías, sino también a otras mediadores (familias, profesores y bibliotecarios).

Las librerías fuimos pioneras en la recomendación de contenidos centrados exclusivamente en literatura infantil y juvenil y eso tuvo su recompensa en 2008 con el Premio Nacional de Fomento de la Lectura por el Ministerio de Cultura.

¿Y el nombre, de dónde sale?

Lola:

El nombre se lo debemos a la tradición oral y a los cuentos tradicionales, y al gran trabajo del escritor y profesor Antonio Rodríguez Almodóvar que recopiló 70 relatos en los «Cuentos de la media lunita». «El gallo Kirico» estaba entre ellos.

A Kirico le interesan los libros que tratan con inteligencia a los pequeños y jóvenes lectores.

Desde hace poco tiempo hemos cambiado el nombre, ya no somos Club, sino Grupo (un nombre más abierto y heterogéneo) y también hemos renovado nuestra imagen, nuestro logotipo, gracias al ilustrador Guridi. Una de las ideas más interesantes de este nuevo icono es el concepto de disfraz, esa caperuza de gallo que muestra y demuestra que hay alguien dentro, alguien quizá, que escribe, alguien que lee, alguien que dibuja o ilustra, tal vez un niño o una niña, o un adulto.

Ambas ideas –cambio de nombre, cambio de imagen- están vinculadas porque la idea es que en Kirico cabemos muchos, las librerías no estamos solas. Podemos compartir un espacio común todas y todos aquellos que estemos interesados en promover una LIJ de calidad. Estamos muy decididas a sumar y a implicar a bibliotecas, familias, educación, autores, editoriales, etc. Queremos confabularnos con el mundo de la literatura y la infancia, proporcionando lecturas que merezcan ser leídas.

David: ¿Qué ofrece a las librería el hecho de formar parte de este grupo?

Lola: 

Con más de 15 años de andadura, Kirico ha tenido distintas fases y no negamos que haya habido altibajos, ya que todo proyecto que depende de la colaboración voluntaria tiene distintas velocidades en función de la implicación de sus integrantes. Actualmente, con casi un centenar de librerías agrupadas, la principal idea es trabajar y consolidar ese espacio común de recomendación y promoción de la lectura, tejiendo redes con otros mediadores de la LIJ.

…está en nuestra mente la colaboración con otros agentes mediadores de lectura, como es el caso de las bibliotecas y los educadores.

Aunque algunos proyectos originarios ya no se realizan –el carné Kirico o los concursos-, seguimos apostando por proponer desde las librerías independientes libros de calidad, tanto a través de la web recién estrenada La librerías recomiendan, como de las redes sociales de Kirico; y por impulsar la formación y actualización constante de nuestras librerías asociadas como camino para profesionalizar el sector.

Para formar parte del Grupo, es necesario formar parte de CEGAL y mantener una apuesta clara y decidida por la LIJ de calidad, ya sea a través de la especialización como de un fondo muy cuidado y seleccionado.

David: ¿Cómo se organizan las librerías participantes para gestionar toda la información que ofrecéis en vuestra web?

Lola: 

Hay una persona encargada de los contenidos del grupo de librerías y de mantener la comunicación entre las librerías pero es importante destacar que en este momento el proyecto depende del esfuerzo colectivo de las librerías independientes, ya que creemos que el trabajo en equipo nos enriquece a todos.

Las librerías somos las que proponemos y votamos los Libros del mes, que empezaremos a generar en la nueva web a partir de enero; somos las librerías las que cada martes seleccionamos y reseñamos un título; y hemos seleccionado y votado el Premio Kirico 2019 entre más de 120 títulos publicados por más de 40 editoriales.

David: ¿Podríais explicarnos el procedimiento que seguís para seleccionar los libros finalistas del Premio Kirico?

Lola: 

Estamos muy contentas porque esta novena edición del Premio Kirico ha sido muy participativa en sus distintas fases.

…la principal idea [de Kirico] es trabajar y consolidar ese espacio común de recomendación y promoción de la lectura.

Verás, por nuestras manos pasan diariamente muchos libros infantiles y juveniles que puede que respondan a las modas del mercado pero no concuerdan con nuestro criterio de calidad. A Kirico le interesan los libros que están bien escritos, que no son previsibles ni lineales, que apuestan por argumentos y tramas interesantes, que tratan con inteligencia a los pequeños y jóvenes lectores, que nos sorprenden, que la ilustración no sólo sea “bonita” sino que aporte nuevos detalles, mayor simbolismo, a la historia y nuevas lecturas, y, también, que la edición sea cuidada y te haga detenerte en ese libro entre otros miles de libros.

Para iniciar el proceso del Premio, le pedimos a 8 librerías especializadas de toda España que preseleccionasen los títulos que pensaban que cumplían esos requisitos. Reunimos más de 120 títulos publicados por más de 40 editoriales entre septiembre de 2018 y septiembre de 2019; un compendio de poesía, narrativa, libro álbum, cómic, libro informativo, relatos, etc.

Establecimos una primera fase de votación con dos cuestionarios online para seleccionar los diez libros finalistas de cada categoría: Mejor Libro Infantil y Juvenil publicado en castellano o en cualquier otra lengua oficial del Estado, y Mejor Libro Infantil y Juvenil de una obra traducida. Participaron un 42% de las librerías integrantes del Grupo.

Para la segunda fase de votación, se creó un Jurado de cinco librerías especializadas que decidieron y votaron los libros ganadores: “Bichopoemas y otras bestias” (Leire Bilbao y Maite Mutuberria, Kalandraka) y “Estamos aquí. Notas para vivir en el planeta Tierra” (Oliver Jeffers, traducción Anna Llisterri, Andana).

David: Proyectos de futuro del Grupo Kirico, ¿tenéis previsto abrir nuevos caminos?

Lola: 

Siempre resulta ilusionante tener proyectos de futuro, porque ofrece continuidad al propio proyecto. En estos momentos de nuevo arranque de Kirico, como grupo de librerías LIJ, nos parece importante a corto plazo, mantener la comunicación con las librerías, conservar y aumentar, progresivamente, el impulso de la participación conseguido desde hace unos meses. Entendemos que sin esto, el grupo se convierte en un artificio manejado, ahora por unos y mañana por otros.

…está en nuestra mente la colaboración con otros agentes mediadores de lectura, como es el caso de las bibliotecas y los educadores.

Como ya te he comentado, está en nuestra mente la colaboración con otros agentes mediadores de lectura, como es el caso de las bibliotecas y los educadores. Pensamos que, aunando fuerzas y contrastando opiniones, podemos aprender a mirar temas como la lectura y los libros, el arte y los libros, desde otros ángulos diferentes. Debatir y aportarnos fórmulas para mediar entre un niño y un lector, compartir formaciones sobre literatura infantil, propiciar encuentros en los que tengamos la oportunidad de conocer otras experiencias y conocernos, como el próximo Congreso de Libreros que se celebrará en Málaga durante los días 4, 5 y 6 de marzo del 2020 y en el que esperamos que los bibliotecarios y bibliotecarias tengáis vuestra voz.

En definitiva, estar en contacto con aquellos agentes culturales (autores, editores, bibliotecarios, familias, educadores, libreros) que estén relacionados con los libros infantiles, con la lectura y con la infancia. Todas y todos los que estemos de acuerdo en promocionar y divulgar una literatura infantil y juvenil de calidad, que haga que merezca la pena leer.

 

Nota: mi agradecimiento a Sonia Domínguez por toda la comunicación establecida para la realización de esta entrada.

 

David Gómez

Gestor del conocimiento en el Observatorio de la Infancia en Andalucía. Me interesa la evaluación científica y la literatura infantil. Disfruto, día a día, de los pequeños momentos en familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *