La figura materna en la literatura infantil y una pequeña recomendación

Como cada año, el primer domingo de mayo, celebramos en España el Día de la Madre. Ya en la feria del libro de Granada, en algunas casetas, pude ver rincones completos con álbumes infantiles relacionados esta temática. Las librerías lo tenían todo preparado para los lectores y lectoras más precavidos. El álbum infantil es un bonito regalo para los adultos, y las madres no iban a ser menos.

Reconozco que a mí no me suelen atraer estos títulos. Es más, en muchas ocasiones, me parecen un poco ñoños. Todo demasiado idílico. Recuerdo como si fuese ayer cuando una gran amiga, que hacía poco que había sido mamá, me decía: “la gente suele hablar de la cara bonita de la maternidad, pero nadie te cuenta la otra parte”. En cierta medida, creo que es justo eso lo que me pasa cuando leo y observo gran parte de este tipo de álbumes.

A pesar de la concienciación y educación sobre igualdad de género, el tema de los estereotipos suele plasmarse en estas historias a veces, de manera intencionada, y otras, naturalizadas. En el mercado editorial infantil ha habido un boom de cuentos y álbumes dirigidos a mamás y a papás. Claramente, los títulos dirigidos a las madres suelen mostrarlas cariñosas, amorosas, protectoras, cuidadoras, sacrificadas, … Mientras, los papás, en sus historias, aparecen siempre en situaciones graciosas, de juegos, de aventuras, trabajando … Es cierto que acabo de hacer una afirmación muy contundente, pero ocurre en muchos casos.

A modo de ejemplo, entre los álbumes que tenemos en casa, nos llama la atención que en El paseo nocturno de Tippy (Lilli Carré – Ed. La Casita Roja) es la mamá la que entra en la habitación y se enfada con la niña tras encontrarse con todo revuelto. Algo similar ocurre en Esto no es una selva (Susanna Isern y Rocío Bonilla – Ed. Flamboyant). En este caso, vuelve a ser una mamá (la de Paula) la que dice a la niña que si no recoge su habitación va a parecer una selva.

No obstante, cada vez más, nos encontramos con títulos diversos que nos muestran a nuevas estructuras familiares (familias monoparentales, familias formadas por dos mamás o dos papás,…), títulos que reflejan el día a día de lucha ante una grave enfermedad, títulos que tratan el tema de la muerte materna, títulos que hablan de mamás viajeras o trabajadoras, de mamás que pierden los nervios, …

Mi pequeña recomendación

Estos álbumes sobre sobre madres SÍ ME GUSTAN 😉

La figura materna en la literatura infantil

Mamá (Hélène Delforge – Ed. Algar)

Mamá.
Una de las primeras palabras del mundo.
Un nombre único que llevan millones de mujeres.
Una palabra para nombrar el amor, la ternura, el vínculo, quizás la ausencia.
Hay tantas madres como criaturas.
Sin embargo, en todos los continentes,
una vez toman a su bebé en brazos,
todas las mamás se parecen.

Mi amor (Astrid Desbordes y Pauline Martin – Ed. Kókinos)

La hora de dormir es el momento de los secretos entre Archibaldo y su mamá. Y es también la ocasión perfecta para que el niño haga una pregunta difícil: “¿Me querrás toda la vida?”. Para la mamá, sin embargo, la respuesta es fácil y le responderá de una forma muy especial.

Mamá (Mariana Ruiz Johnson – Ed. Kalandraka)

El ser humano es una especie más en este álbum donde se ensalza a la Madre Tierra: animales, plantas y espacios del mundo que nos rodea plasmados en imágenes exuberantes donde la naturaleza está presente de principio a fin.

¡Malacatú! (María Pascual de la Torre – Ed. A buen paso)

Si no consiguen encontrar un acuerdo acerca de la necesidad de lavarse los dientes, no es de extrañar que mamá e hijo se enzarcen en una lucha de hechizos.
Si la mamá se convierte en una plasta de dientes, pues al chico le tocará ser un animal de bellota; y si la mamá se transforma en una cafetera resoplona, su hijo en nada menos que un chorlito carambolo… Toda la casa participa: desde los juguetes del niño, hasta el gato y las ollas en el fuego.
Un estupendo libro para leer en voz alta y escudriñar con ojos de detective en busca de las tramas paralelas que lo habitan. Un libro que funciona con la perfección de un reloj y que en 2017 ha merecido el Premio del Concurso de Álbum Ilustrado de la Biblioteca Insular de Gran Canaria.

La figura materna en la literatura infantil

Mamá va al cole (Éric Veillé y Pauline Martin – Ed. Blackie Little)

Es el primer día de cole. Todos los niños y niñas se despiden de sus padres entre lloros y rabietas en la puerta del colegio. Pero la pequeña protagonista de esta historia no se da por vencida y consigue que su madre se quede con ella. Aunque nada saldrá como espera. Un libro lleno de ternura y diversión.

El viaje de mamá (Mariana Ruiz Johnson – Ed. Kalandraka)

Cuando mamá se ausenta a causa del trabajo, la casa no huele a flores y es papá quien cuida en solitario del pequeño. La maleta, el aeropuerto, la despedida, el tiempo de espera… hasta que mamá al fin regresa.

Mamá quiere volar (Natalia Kapatsoulia – Ed. Apila)

Mi mamá hace un montón de cosas sin mí. Mi mamá vive dentro de un globo que quiere volar alto y lejos. Entonces me entra un poco de miedo porque hay algunos globos que cuando vuelan alto desaparecen en el cielo. Mi mamá es la mejor mamá del mundo pero…quiere volar.

La figura materna en la literatura infantil

A veces la lluvia (Ainara Bezanilla y Zuzanna Celej – Ed. Thule)

Los niños crecen muy deprisa. ¿Cuánto tiempo seguirá queriéndose poner lo que tejes? ¿Cuántos veranos más te dará la mano al cruzar la calle y te acariciará el dedo meñique cuando le entre sueño?
Un día descubres que ya no eres todo su mundo, ni falta que hace, y que te conformas con ser parte de él. Entonces te preguntas cuánto te querrá, qué te reprochará, mientras ves cómo te quiere, cómo te odia, cómo se afirma, cómo se avergüenza…
Un libro íntimo y emocionante sobre las sensaciones que produce en una madre ver crecer a los hijos.

Madrechillona (Jutta Bauer – Ed. Lóguez)

En una ocasión, la madre del pequeño pingüino se puso furiosa y le gritó terriblemente. Después se arrepintió y dijo: “¡Perdón!”.

La figura materna en la literatura infantil

David Gómez

Gestor del conocimiento en el Observatorio de la Infancia en Andalucía. Me interesa la evaluación científica y la literatura infantil. Disfruto, día a día, de los pequeños momentos en familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *