“Climática”, entre la rabia y la esperanza

Climática

Vuelvo a la sección de reseñas para hablaros de la reciente publicación de ‘Climática’, último álbum ilustrado de Ainhoa Rodz (Pontevedra, 1973), publicado por Libros Indie, en enero de 2024, destinado a público joven y adulto.

‘Climática’ es un álbum ilustrado, intimista y evocador, que recrea un viaje emocional en un contexto de crisis social y ecológica. Pura poesía visual para sentir y pensar.  Un  álbum que habla, con imágenes y pocas palabras, de tres crisis del mundo actual: la ecológica, la socioeconómica y la emocional. Y lo hace a partir de la relación que se establece entre una joven y un cubo, únicos personajes de la historia, a través del espacio y del tiempo. 

“Climática”, entre la rabia y la esperanza. Un viaje emocional en un contexto de crisis social y ecológica.


La lectura de ‘Climática’ nos hace conectar con muchas emociones como la incertidumbre, la soledad, la desesperación, la rabia, la impotencia. Incluso con el miedo y la tristeza. Pero también con la esperanza.
 
Con sensibilidad y delicadeza, Ainhoa nos sitúa de frente ante nuestra fragilidad por las consecuencias de la crisis climática. También lo hace ante el cambio constante y la resiliencia inherentes al ser humano. Una de sus metáforas principales -que da una estructura circular a la hitoria- tiene que ver con el ciclo del agua y de la vida. A partir de un juego de contrastes y opuestos -lo húmedo y lo seco, la desertificación y la inundación- desarrolla un ritmo narrativo entre la agitación y la calma. Esta calma, que conecta con el renacimiento, ofrece un final esperanzador a los lectores y lectoras.
 
 

Guardas de Climática


Según la autora e ilustradora, ‘Climática’ es seguramente su trabajo de ilustración editorial más personal hasta la fecha. Hay mucho de su vida en las imágenes y, sobre todo, muchas influencias que le han marcado a lo largo de los años. Alguna página, por ejemplo, conecta con la música que solía escuchar en su adolescencia, otra con paisajes de su infancia. También se intuyen influencias de algunos de sus referentes artísticos como el Roto e incluso de películas como “Sacrificio” de Andrei Tarkovsky. En otras páginas reinterpreta dibujos suyos de hace tiempo que no quería perder en el olvido o representa lugares soñados.
 
Como en todos sus trabajos,  Ainhoa no deja ningún detalle en el aire. En este libro, en concreto, limita su paleta de color a la gama del negro y del rojo con una intención clara que explica de manera detallada respondiendo a una de las preguntas que le hago en mi entrevista y que recojo más adelante.

El pasado 2023 Ainhoa, también ilustró ‘La Compañía de Nicoleta’ (Pábilo editorial), un álbum sobre el poder de la imaginación en la infancia para transformar la vida en condiciones de pobreza o exclusión social. Un álbum que fue reseñado en BiblogTecarios por nuestra compañera Rebeca Hernández.
 
Y es que los contextos de vulnerabilidad son un eje central en el trabajo de esta ilustradora que,  además, es socióloga.
 
 

Hablando con Ainhoa Rodz (autora e ilustradora de «Climática»)

He estado hablando con Ainhoa sobre este álbum y su experiencia como ilustradora, a continuación os dejo la pequeña entrevista que le he realizado. Si os interesa saber algo más, no dudéis en dejar vuestras preguntas a través de la opción de comentarios a la entrada.

Titulares Ainhoa

1.- Qué tiene el formato álbum que hace que hayas entrado a explorarlo 

Para mí el formato álbum es maravilloso, es como tener un pequeño museo o una galería de arte con una serie de obras conectadas entre sí y compactadas en un objeto tan interesante como es el libro y a un precio muy popular. Es decir, pocas personas pueden comprar obras de arte, en cambio, muchas sí pueden permitirse comprar un álbum ilustrado.

El formato álbum ilustrado está muy vinculado a la literatura infantil, pero no creo que sea un producto exclusivo para niñas y niños. De hecho, Climática está pensado para un público adulto. 

2.- Por lo que se intuye en tu perfil de instagram sueles usar el arte como expresión para denunciar situaciones de vulnerabilidad, visualizar causas sociales… ¿canalizas desde tu expresión artística tu compromiso con lo social?

Me considero una persona con cierta conciencia social, crítica, sensible a las injusticias y eso a veces se refleja en mi trabajo, artístico o científico, aunque no siempre.

Pienso que las imágenes pueden transmitir con más fuerza o con más rapidez que las palabras. Este es uno de los motivos por los que empecé a ilustrar, para intentar explicar con imágenes conceptos complejos, comunicar con sensaciones, conectar con emociones que cuesta expresar con palabras, etc.

Climática… un trabajo muy intimista, evocador, oscuro y bello a la vez.

En este sentido, desde 2020 tengo la suerte de colaborar con el Colegio de Trabajo Social de Granada, haciendo ilustraciones para sus campañas y carteles reivindicativos, en defensa de los derechos humanos, etc., desde un enfoque positivo, empoderador y diverso. Este trabajo me encanta y me genera una enorme satisfacción. 

3.- Me consta que te has formado con los y las mejores profesionales del mundo de la ilustración, ¿qué has aprendido de ellos y ellas? 

Muchas cosas, qué podría decirte. Con Guridi por ejemplo, aprendí a iniciar un proyecto, hacer preguntas y generar historias.

De Jorge González aprendí a darle la vuelta a los procesos, a no partir de un story board, sino a producir imágenes libremente y luego ordenarlas y darles una estructura con sentido. Si Cimática existe es gracias a él.

Con Riki Blanco aprendí las bases de la ilustración conceptual.

Con Rebeca Luciani, Jesús Cisneros, Javier Zabala o Dani Torrent aprendí, entre otras cosas, a utilizar de otra manera las técnicas manuales.

Con Puño o Vítali Konstantinov a divertirme y hacer mucho en poco tiempo.

Con Gusti aprendí lo terapéutico que puede llegar a ser hacer arte.

Con la gran Kveta Pacovska aprendí a entender el libro como un objeto de arte y a romper la barrera de lo figurativo.

Con Isidro Ferrer a trabajar el arte en colectivo, con Maguma y otros ya ni recuerdo.

Ahora estoy formándome con José Sanabria en estructura de proyectos editoriales y de álbumes ilustrados.

Hallé un lugar donde llorar

4.- Vamos a ir aterrizando, cuéntanos un poco el proceso de creación de Climática. ¿De dónde sale la idea? ¿cómo la vas fraguando? ¿qué giros tomaste en el camino? ¿cuáles fueron tus decisiones…? 

La idea inicial era hacer una historia en la que la protagonista no fuera una persona o animal, sino un objeto, en este caso un cubo. Surgió jugando en un curso con Guridi, del que salió una primera portada con el título de “La religión del cubo” y dos dobles páginas, la primera del incendio y la del desierto con el cubo volando.

A finales de 2021, en plena pandemia, me apunté a un taller con el dibujante argentino Jorge González, al que agradezco enormemente su apoyo en este proyecto. Fue entonces cuando el álbum empezó a tomar la forma que tiene ahora, es decir, la relación de una joven y un cubo a través del espacio y del tiempo.

Al principio iba a ser un silent book o un álbum sin palabras, de hecho, el texto es bastante secundario en Climática. Los recursos poéticos son visuales, no textuales.

…empecé a ilustrar, para intentar explicar con imágenes conceptos complejos, comunicar con sensaciones, conectar con emociones que cuesta expresar con palabras, etc.

Mi interés por aprender a comunicar sin palabras se debe a la utilidad que le veo, como socióloga especializada en infancia y en migraciones, al hecho de poder conectar con personas que no comparten el mismo lenguaje o idioma.

Una de las principales metáforas, que estructura el libro de manera no lineal, más bien circular, tiene que ver con el ciclo de la vida y del agua. A partir de esta metáfora juego con los contrastes y opuestos, lo húmedo y lo seco, la desertificación y la inundación, la agitación y la calma. En algún momento quise hacer este juego de contrastes en cada una de las dobles páginas, pero lo deseché porque me pareció que la narración se volvía demasiado onírica y quizá no se iba a entender bien el mensaje.

5.- ¿Qué encontrarán los lectores y las lectoras en sus páginas? 

Pues van a encontrar un trabajo muy intimista, evocador, oscuro y bello a la vez. Solo hay dos personajes, una joven y un cubo, y a través de su relación, se tratan emociones como la incertidumbre, la desesperación, la rabia, la esperanza y la soledad.

En una frase diría que “Climática” es un viaje emocional en un contexto de crisis social y ecológica. A pesar del contexto, Climática tiene un final esperanzador, que no voy a contar. 

6.- ¿Qué dirías que tienen de característico tus ilustraciones para este libro? ¿Por qué solo dos tonos de color? 

En general suelo pintar e ilustrar con colores brillantes y saturados, pero esta historia pedía claramente imágenes sobrias e impactantes. Así, la paleta está limitada a la gama del negro-gris y la del rosa-rojo, con la intención de reflejar el contraste entre la dureza del contexto y la vulnerabilidad personal. El fondo de las imágenes está hecho con papel de estraza, para evocar la falta de claridad, el ruido o la contaminación. 

Camino sin saber hacia donde

7.- ¿Por qué este título? Seguro que se te ocurrieron otros tantos. 

Hice una lista de títulos posibles, me gustaba mucho “Los Climas”, pero ya era el nombre de una película de Nuri Bilge, así que pensé en “Climática”. Este título se me quedó fijado, por mucho que intentaba buscar otro menos vinculado al cambio climático, como me sugería Jorge González, no encontraba ninguno que me convenciera. Envié la maqueta a algún concurso con el título de Post Data, valoré llamarle Cíclica, pero me parecía que podía evocar la menstruación y esto no me interesaba nada. Así que al final se quedó como Climática. 

8.- En este álbum eres autora e ilustradora, ¿qué tal ese doble papel? ¿Te sientes más cómoda tomando las riendas de todo, o te gusta más ilustrar textos de otros autores o autoras? 

Pues obviamente ser autora integral te da mucha libertad, en la expresión, en la gestión del trabajo y de los tiempos, en la toma de decisiones sobre lo que quieres contar y cómo lo quieres hacer.

Trabajar en equipo, pues también es un placer; poder discutir, enriquecer la mirada, contar con una revisión de tu trabajo que te ayuda a detectar errores… En definitiva, ambas opciones me gustan.

9.- ¿Algún proyecto nuevo? Seguro que nuestros lectores y lectoras sienten curiosidad por saber en qué andas metida ahora 😉 

Pues estoy en un proyecto precioso con el Colegio de Trabajo Social de Granada que consiste en ilustrar cada uno de los 30 Derechos Humanos Universales.

Acabo de participar en una exposición de mujeres artistas inaugurada en marzo de 2024 en Huelva, organizada por Otoño Cultural Iberoamericano titulada «Bajo un mismo latido».

Tengo algunas ideas para proyectos de álbum ilustrado. Pero nada cerrado todavía.

Si olvidamos el pasado

Datos de «Climática»

Climática / Ainhoa Rodríguez (autora e ilustradora). Libros Indie, 2024. 44 p.  ISBN: 978-84-10111-10-3.  

Enlace: Para más información…

Sinopsis

«Climática, un viaje intimista en un contexto de crisis social y ecológica. Una historia entre la rabia y la esperanza.».

 

Libros Indie

David Gómez

Gestor del conocimiento en el Observatorio de la Infancia en Andalucía. Me interesa la evaluación científica y la literatura infantil. Disfruto, día a día, de los pequeños momentos en familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *