La normalización como herramienta fundamental: ¿alguna novedad?

Ordenando librosEs evidente, y a la vista está, que las ciencias empíricas evolucionan mucho más rápido que las demás áreas como son las Humanidades o Ciencias Sociales. Las cuales, por tener menor demanda que la rama científica (tan sólo las investigaciones sanitarias ya se llevan gran parte de esa demanda) evolucionan en un grado menor y más lentamente.

 

Nuestra profesión, se encuentra dentro de lo que denominamos Ciencias Sociales (existen sectores que aún discrepan sobre esto). En los últimos años esta área ha evolucionado a pasos agigantados debido fundamentalmente a las nuevas tecnologías.

Es más, conozco muy pocos casos de profesionales en nuestro sector que, actualmente, no utilicen o no se hayan apoyado en herramientas tecnológicas para llevar a cabo su trabajo.

Ya tan sólo con hablar de la automatización de catálogos bibliográficos, damos un claro ejemplo del uso de las nuevas tecnologías como herramienta fundamental para llevar a cabo la gestión de una biblioteca, centro de documentación o archivo.

Pero, ¿qué evolución ha tenido este proceso en concreto?, ¿se ha modificado la normalización en cuanto a catalogación bibliográfica en los últimos años? Pues, según diferentes fuentes consultadas, está siendo bastante lento el proceso de actualización. En 2003, concretamente en la Conferencia de Florencia, se hablaba (como novedad) del nuevo valor que se le añadía al control de autoridades en catalogación.

En ella, los expertos mostraron que la catalogación, ya sea en la búsqueda o en la recuperación de la información, se apoya en la homogeneidad formal de los puntos de las entradas bibliográficas. Es decir, un control total sobre la información bibliográfica a mostrar. Se destacó en esta Conferencia, de igual modo, cómo el control bibliográfico de autoridad es la instrumentación que hace posible dar uniformidad a las entradas correspondientes a responsables personales y entidades, a títulos en sus distintas variantes, materias alfabéticas, etc.

Son aspectos muy importantes a tener en cuenta si se quiere homogeneizar la información bibliográfica sí, pero que ya están muy «machacados», no se ha evolucionado prácticamente nada en los últimos 10 años, es lo que me lleva a la pregunta de si la catalogación normalizada que actualmente utilizamos no necesita un proceso de reciclaje y puesta a punto para lo que se nos viene encima con el contenido 3.0 y demás.

Recordemos también que la información no controlada lleva, a la hora de realizar una búsqueda por parte del usuario, al ruido documental y por tanto a la obtención de información sin interés alguno. Por ello, hago un llamamiento a la importancia de normalizar la información, no ya por ser nuestro trabajo si no, más bien, porque el usuario se sienta satisfecho, aspecto fundamental en nuestra profesión.

Biblogtecarios

BibliogTecarios, y BiblogTecarias, es un espacio web colaborativo que busca compartir noticias y opiniones sobre temas de interés para los profesionales del mundo de la Información y la Documentación. Es un proyecto que participa de la filosofía del "crowdsourcing": el aprovechamiento de la inteligencia colectiva. De esta manera, podréis encontrar contenidos sobre los diferentes campos de la Biblioteconomía y la Documentación, tratados desde los diferentes puntos de vista de las personas que conforman el proyecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.