El servicio de apoyo a la investigación científica en universidades

El servicio de apoyo a la investigación científica en las universidades pretende ayudar al investigador en su labor de publicación.

Iniciativas como la de la Universidad de Sevilla o la Unidad de bibliometría de la Universidad de Navarra cuentan con una unidad o centro de recursos para el aprendizaje, la docencia y la investigación, que proporciona a sus investigadores servicios específicos que les facilitan determinadas tareas en su carrera investigadora.

Sin ir más lejos, hace apenas unos meses, publicábamos una entrada sobre las XX Jornadas de Gestión de la información de SEDIC en la que destacábamos que la jefa del servicio de biblioteca de la Universidad de Navarra, Isabel Iribarren se refería a la labor de apoyo al investigador y la transformación digital como una oportunidad de oro para los bibliotecarios universitarios.

Aunque es cierto que la bibliometría es una ciencia con una larga trayectoria es desde hace unos años cuando se puede hablar propiamente de una nueva figura profesional dentro en el área de la gestión de la información.

El primer estudio bibliométrico de la producción científica se remonta a 1912 (en el área de la salud) sin embargo, es en los últimos tiempos cuando en el ámbito de las universidades se insta a los profesionales de las bibliotecas a que apoyen al personal docente e investigador-PDI de su Facultad.

Un ejemplo, en 2012, la revista Bid ya publicaba un artículo sobre el “estado del arte” de las bibliotecas catalanas en estas lides: las del apoyo a la investigación.

Cómo apoyan los bibliotecarios a los investigadores

Cada vez más las universidades confían a la biblioteca universitaria o CRAI la misión de ayudar a sus investigadores a mejorar en la publicación de sus trabajos. A las universidades, claro, les interesa ser reconocidas a nivel nacional e internacional como líderes en producción científica y, para ello, una buena idea es empoderar a la biblioteca universitaria para que sus profesionales copen las primeras posiciones de estas clasificaciones. 

El bibliotecario de apoyo a la investigación (en inglés, Research Support Librarian) puede brindar asistencia al personal docente e investigador (PDI) de muchas maneras, entre ellas:

  • Proporcionando una introducción a los servicios de información de la biblioteca y las bases de datos dentro de su campo de investigación
  • Asesorando sobre la revisión de literatura científica en un área determinado o sobre cómo desarrollar estrategias de búsqueda más efectivas.
  • Enseñando a los investigadores  a usar herramientas de gestión de referencias (como RefWorks, EndNote, Zotero, Mendeley) que le permiten almacenar sus referencias en línea y crear bibliografías y citas en el texto.
  • Impartiendo cursos de formación sobre gestión de reputación digital para investigadores, sobre citas e impacto, métricas alternativas (altmetrics) o sobre cómo y dónde publicar en acceso abierto.
  • Elaborando guías de apoyo a la investigación (UAM), tutoriales de habilidades de búsqueda en línea, motores de búsqueda y herramientas de búsqueda, redes de pares académicos, recursos de acceso abierto, herramientas de administración de referencia o catálogo de servicios (US).
  • A través del servicio presencial, vía chat, chat o correo-e para resolver dudas sobre indicios de calidad en campaña de sexenios o para ayudar en los programas Academia y Pep de la Aneca.

Consejos para mejorar la visibilidad de la investigación

Desde la Biblioteca de Educación de la Universidad Autónoma ofrecen estos consejos a los investigadores para aumentar su impacto y visibilidad

  • Crea tu propio blog
  • Publica en acceso abierto y subiendo tus investigaciones al repositorio institucional
  • No publiques en las llamadas revistas depredadoras
  • Mejora tu reputación digital (publicando en redes sociales científicas, elaborando perfiles de investigador en Scopus, Google académico, Wos, Dialnet etc.
  • Haz homogéneo tu nombre como investigador con recursos como ORCID, Iralis, etc.

Para estar al día en estos temas, un recurso interesante es el blog Research Librarian que cuenta con abundantes enlaces a recursos en línea muy útiles como apoyo para la producción científica.

Retos en el apoyo a la investigación en las universidades

  • Explorar los nuevos roles disponibles para bibliotecarios de investigación y cómo pueden ser parte integral de la investigación
  • Lidiar con el nuevo entorno de trabajo que ahora existe entre bibliotecarios e investigadores
  • Discutir el desarrollo y la sistematización de servicios y estrategias de apoyo a la investigación.

Para terminar, solo cabe señalar que sí, que efectivamente es un buen momento para las bibliotecas académicas y ahora, más que centrarse en aspectos clásicos como la catalogación, tienen una oportunidad de oro que no están dejando escapar: ayudar a su comunidad científica a ser más visible en el panorama nacional e internacional.

 

Beatriz Somavilla

Periodista, bibliotecaria, community manager. Trabajo en la Biblioteca UAM de Madrid y me apasiona la cultura, la gestión de contenidos, las bibliotecas universitarias, el marketing digital, SEO, open access, blogging, podcasting, la formación de usuarios y un largo etcétera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *