Desmontando algunos mitos sobre el acceso abierto a la ciencia

Fuera mitos. En esta entrada queremos exponer las ventajas y desmontar cualquier falacia que pueda afectar al movimiento de acceso abierto a la ciencia (open access).
Entendemos por publicaciones en acceso abierto (libros, revistas, tesis y otro tipo de documentos) a aquellas que están libre de derechos y gratuitamente disponibles en la red.

El acceso abierto se enmarca dentro de un movimiento más amplio, el de la Ciencia abierta, que promueve que la investigación y los datos científicos sean accesibles y están abiertos para cualquier ciudadano. El movimiento Ciencia abierta incluye también la evaluación de la Ciencia en abierto, la investigación reproducible en abierto y los datos abiertos.

Las ventajas sobre las posibilidades que brinda el movimiento open access son incontestables. Hemos de retrotraernos al año 2002 para dar con la declaración BOAI de apoyo a este movimiento. Desde entonces – y ya han pasado unos cuantos años – el acceso abierto no ha hecho más que acumular seguidores. Estos son algunos de los motivos:

  • crea, difunde y, consecuentemente, democratiza el conocimiento
  • involucra a los ciudadanos y a la sociedad como consecuencia de la mejora en la transparencia del proceso científico.
  • aumenta la visibilidad y el impacto de la actividad científica.
  • incrementa el número de citas de los trabajos publicados.

Mitos sobre el acceso abierto a la ciencia

  1. ¿El acceso abierto quiere eliminar el peer review o revisión por pares?
    Falso. Las revistas de acceso abierto ostentan un proceso de arbitraje igual al empleado por las revistas tradicionales.
  2. Las revistas de acceso abierto no respetan los derechos de autor
    Falso. El acceso abierto permite que los autores conserven los derechos de autor, en lugar de entregarles sus derechos, como sucede con las revistas tradicionales. Gracias a las licencias Creative Commons.
  3. Las revistas open access son de peor calidad que las tradicionales.
    Falso. Las revistas que siguen el modelo de acceso abierto, lejos de ser el último recurso donde publicar, en muchos casos se han establecido como líderes en su área, obteniendo excelentes factores de impacto (JIF).
  4. El acceso abierto beneficia más a los lectores que a los propios autores.
    Falso.  Obviamente, las revistas de acceso abierto benefician a los lectores porque proporcionan una manera gratuita de leer documentos anteriormente limitado por la exclusividad de las revistas tradicionales. Pero esto no obsta para que los investigadores puedan beneficiarse de: el aumento en la visibilidad de sus artículos publicados, y el consecuente incremento de las citas bibliográficas a sus trabajos.
  5. Las principales editoriales y revistas denostan el acceso abierto
    Falso.  Los grandes grupos editoriales normalmente mantienen modelos híbridos en sus políticas editoriales (esto es, convive el modelo de publicación tradicional y el de acceso abierto). Por lo tanto, el interés de las principales editoriales, instituciones y organismos de financiación indican que el nuevo modelo de acceso abierto está aquí para quedarse.

Sci-Hub

Hace algún tiempo aludíamos al caso Alexandra Elbaykan y Sci-Hub, su repositorio de acceso abierto a la ciencia. Nos preguntábamos cómo acabaría su iniciativa. Bien, pues tras perder el juicio contra Elsevier a día de hoy no ha pagado por ello.
La mayoría de los artículos subidos al repositorio Sci-Hub son solo accesibles, en las páginas correspondientes de las grandes editoriales, mediante el pago de unas tarifas que suelen rondar los 20-30€ por artículo.
Os volvemos a preguntar, ¿qué opináis sobre el acceso democrático a la ciencia a costa de ser «ilegal»?¿Consideráis cómo nosotros que es fundamental combatir cualquier mito que puede afectar al movimiento de acceso abierto a la ciencia?

Beatriz Somavilla

Periodista, bibliotecaria, community manager. Trabajo en la Biblioteca UAM de Madrid y me apasiona la cultura, la gestión de contenidos, las bibliotecas universitarias, el marketing digital, SEO, open access, blogging, podcasting, la formación de usuarios y un largo etcétera.

Un comentario a “Desmontando algunos mitos sobre el acceso abierto a la ciencia”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *