Verano, juegos de mesa y lectura

Hablar de verano es hablar de lecturas, pero también de juegos de mesa. Una tarde en Gijón de hace casi un año, tomaba un café con Léonard Elsper y hablábamos sobre los beneficios de los juegos de mesa y surgió el tema de la lectura. A partir de ahí se fraguó su post Un verano de juegos – Para repasar y reforzar la lectura en El pingüino jugón y que os recomiendo encarecidamente. En él detalla 25 juegos de mesa para tres niveles de lectura: básica, media y avanzada.

A continuación comparto la entrevista que le he hecho a Léonard y su selección final de 3 juegos, uno para cada nivel de lectura, que se encuentra al final del post.

Los juegos de mesa como herramienta para la lectura

Ana: Un punto de partida de tu artículo fue una conversación que tuvimos sobre cómo los juegos de mesa podían ser una herramienta para practicar la lectura  ¿Nos cuentas tu experiencia personal sobre este aspecto?

Léonard: Desde los 6 años devoraba cualquier cosa que se me pusiese delante: cuentos, cómics, luego libros…A medida que mi hijo iba creciendo me volvía loco (internamente) viendo cómo no tenía el mínimo interés por la lectura que tuvimos su madre o yo. Nunca le presioné, siempre intenté buscar formas de que le entraran ganas, me tiraba en el sofá a leer para que me viese y me “copiase”. Vamos, intenté todos por todos los medios “pasivos e indirectos” que le entrara la afición. Siempre respetando y entendiendo que no todos los niños comienzan a leer a la misma edad ni que le entre el gusto por ello. Pero no dejaba de sufrir por ello, una amiga profesora bien lo sabe.

Pero ya desde los 3 años jugábamos mucho con él a juegos de mesa. Y con la suerte de que pasaban los años e iba comprendiendo muy bien los conceptos, reglas y estrategias básicas de muchos juegos, empezó a ver que si nos preguntaba constantemente nos sabíamos sus cartas, así que comenzó a hacer el esfuerzo de leer. Y ahí fue cuando lo pensé y empecé a buscar juegos narrativos que le hiciesen leer. Pero no fueron solo los juegos de mesa. Que el descubrir Minecraft también ayudó. Cuando nos llamaba para que le leyésemos algo de la pantalla y nosotros estábamos ocupados en la cocina y le decíamos que tenía que esperar a que acabásemos…también surtió efecto. Porque dejó de esperar. El ansia por descubrir y hacer cosas le pudo.

Lectura comprensiva en los juegos

Ana: Normalmente asociamos la lectura con los juegos narrativos, por aquello de disfrutar de las historias, pero en la selección queda patente que cualquier juego, independientemente de la mecánica, nos puede hacer practicar la lectura. ¿Crees que los jugadores disfrutan más de un juego si su capacidad de lectura comprensiva es mayor o este aspecto no es diferencial?

Léonard: Por supuesto. Jugué la primera partida a Mice and Mystics con el pingüino y 2 compañeras de clase cuando tenían 6 años. En esa partida les iba narrando yo la historia. Ellos escuchaban flipados el cuento inicial, pero excepto alguna carta y algún pequeño párrafo que les ayudaba a leer, simplemente iban jugando con las reglas que les había explicado. No se sentían parte de la historia. Podría haberme inventado cualquier cosa que daría igual. Simplemente tiraban los dados e iban avanzando y peleando contra los enemigos sin más. Lo pasaron bien pero no prestaban mucha atención a la historia porque aún eran pequeños y estaban aprendiendo a leer y comprender lo que leían.

Durante el confinamiento y pensando en el juego para este post, monté la partida para repetir el primer cuento. La percepción del juego cambió por completo. Ahora el peque se sentía uno de esos personajes, al comprender bien la historia, las intenciones de la bruja malvada, e interiorizó esa historia hasta tal punto que luego iba contándome teorías de qué haría él si le convirtiesen en un ratón y las aventuras que viviría.

Juegos de mesa en el ámbito educativo

Ana: ¿Conoces alguna experiencia del uso de los juegos en el ámbito educativo que te haya gustado? ¿Tienes alguna experiencia que contarnos que hayas realizado tú?

Léonard: Personalmente, he disfrutado mucho llevando los juegos de mesa al colegio Nicanor Piñole de Gijón, donde va el pingüino. Presenté mi idea y no tuve ninguna pega por parte de la dirección del colegio en que diera talleres de juegos de mesa cuando yo pudiese. Talleres lúdicos, quiero concretar. Aunque siempre llevo juegos que puedan ayudarles a reforzar alguna materia, yo no estoy capacitado para más que ayudarles a entretenerse jugando con juegos de mesa que ni se imaginaban que existiesen. A medida que crecía mi hijo, veía que muchos juegos ya no le interesaban de tanto que había jugado a ellos (decimos que “los quemó”), así que quise aprovechar y antes de deshacerme de ellos, prefería mostrárselos a otros niños que no conocían estos juegos de mesa modernos. Ya que estamos con los narrativos, decir que en los 3 años que llevo haciendo talleres, al finalizar el curso siempre me piden que saque el Storyline (y nos montamos un cuento entre 10-12 niños, jugando en parejas y todo) y sobre todo, jugamos una partida al Hombres Lobo de Castronegro, que es un juego de roles ocultos que les chifla a todos. Y aunque no se lee, es un juego donde están conversando (¡y discutiendo a quíen zamparse!) constantemente.

Juegos de mesa en bibliotecas

Ana: ¿Qué opinas de la presencia de juegos de mesa en las bibliotecas escolares y/o públicas? ¿Qué te gustaría encontrarte al entrar en tu biblioteca o qué actividades valorarías que hicieran?

Léonard: Pues que hay muchas bibliotecas que ya se están poniendo las pilas porque ven que los juegos de mesa tienen cabida entre los libros. Cada vez cuesta más llevar a los niños a una biblioteca, por tanto interesarles a través de juegos es una magnífica forma de atraerles. Descubrir un juego basta para que luego se interesen por una misma temática y quieran buscar un libro que de alguna forma esté relacionado con ese juego de mesa. Sería ideal que se organizaran talleres de juegos, buscando siempre algún elemento común con ciertos libros. Acabas una partida de Aventureros al Tren y que vean alrededor libros sobre trenes, o los países de Europa (que han tenido que buscar mientras jugaban). Sacarles un Dixit y que en cuanto terminen quieran sacar cuentos de magia o sobre temáticas que han ido creando. Eso es mucho trabajo, pero ya hay muchas personas que ven en los juegos de mesa una forma de acercar a los más jóvenes a las bibliotecas.

Juegos en familia

Ana: ¿El artículo está pensado para un público infantil/juvenil?

Léonard: Pues sí. Lo que traté de hacer era contar un poco de qué va cada juego con un doble propósito: Que a los más jóvenes les entre el juego por los ojos viendo el despliegue y los componentes y que los padres, que son quienes van a comprar esos juegos, lean su descripción y se les metan las ganas de comprarlo y sobre todo, de jugarlo con sus hijos. Porque es de lo que se trata. No son un juguete para que jueguen mientras hacemos otras cosas. Son un juego para compartir con ellos. Y todos esos juegos crearán momentos que recordarán y generarán conversaciones entre ellos. Aunque eso requiere de un gran esfuerzo. Aprender cómo se juega, aprender a jugar con los hijos y quitarse tiempo de otras cosas para ello. Pero todo son beneficios. Los juegos de mesa consiguen que un niño de 9 años juegue de igual a igual con su padre y su abuelo. Y luego ver a los 3 hablar del juego o contar esas experiencias al resto de la familia no tiene precio.

Relación juegos-libros

Ana: ¿De todos los juegos que recomiendas en tu artículo, hay alguno que te haya llevado a leer en otros formatos porque el tema o la historia te hayan atrapado?

Léonard: La verdad que en mi caso ha sido al revés. Pero porque soy un ávido lector, me encantaban los libros de detectives y misterios, por tanto al ver juegos de mesa como el Crónicas del crimen o Detective, tuve que hacerme con ellos. Lo mismo me pasa con Las Mansiones de la Locura si vienes de leer los relatos de Lovecraft. Como seas fan de El Señor de los Anillos, no te puedes perder el juego de mesa…y así todo. Pero quiero creer que para los que les cuesta coger un libro, cuando jueguen a alguno de estos juegos de mesa les entren las mismas ganas por ampliar sus conocimientos sobre ese tema y les abra camino hacia la lectura.

El proceso de selección de juegos

Ana: ¿Cuánto tiempo te ha llevado probar, seleccionar y escribir tu artículo sobre lectura a través de los juegos de mesa? ¿Cómo ha sido el proceso?

Léonard: Pues teniendo en cuenta que ese café lo tomamos hace un año…. Pero es difícil sacar tiempo para jugar a todos esos juegos. De varios tenemos las campañas a medias, pues es complicado coincidir siempre con los mismos amigos para retomarlos. Y con el pingüino, pues no dejan de ser juegos largos, por lo que tampoco le pido que nos sentemos a jugar todas las semanas al mismo. Se acabaría agobiando y no quiero eso. Aunque hay uno reciente, el Sword & Sorcery, que lo ha cogido con tantas ganas que si no avanzamos más rápido es porque quien no tiene tanto tiempo ahora soy yo. O el Fallout, que ambos somos súper fans del videojuego y a veces nos tiramos 2 tardes echando una partida al juego de mesa, olvidando por completo el de consola. Porque ahí en la mesa jugamos los dos a la vez, compartiendo ese momento juntos.

Mientras jugábamos a todos esos juegos, pensaba si incluirlos en las recomendaciones de este verano, entonces otro día lo desplegaba y le sacaba fotos, muchas de cartas y los libros de narración para poder ofrecer una idea de qué tipo de lectura se iban a encontrar y tomaba notas de las sensaciones que nos producía para poder transmitir eso cuando ya me pusiera en serio con ellos. Pero me cogió una época de cambios en el trabajo, a mejor, que hizo que tuviese menos tiempo para jugar. Y luego con el confinamiento el ordenador estaba ocupado prácticamente por mi mujer con el teletrabajo, mañana y tarde. Entre unos y otros motivos acabé tardando más de lo normal, pero también así fui incluyendo juegos nuevos.

3 juegos de mesa para leer y disfrutar de las historias

Ana: De los 25 juegos descritos en tu post ¿Te podrías quedar con uno para cada nivel? Por cierto no dejéis de fijaros en las estupendas fotografías que ha hecho de cada juego.

Lectura básica: Storyline: Cuentos de hadas es un genial juego familiar en el que cada jugador recibe una serie de cartas de personajes, objetos, acciones, eventos…con los que narrarán un cuento cooperando con el resto, pero solamente quien consiga convencer con su elección al narrador será quien se gane unas medallas con distintos tipos de premios. Más info en su post.

Lectura media: Escape Tales: el despertar. Tu hija lleva un par de meses en coma y ningún médico sabe por qué. No presenta ningún síntoma pero tampoco parece que vaya a recuperarse. Estás desesperado. No sabes qué hacer. Entonces, un día conoces a alguien que pasó por algo parecido y te ofrece su ayuda. Más bien, te ofrece un libro en cuyo interior se encuentran los pasos para realizar un ritual y traer de vuelta a tu hija. Más info en su post.

Lectura avanzada: Crónicas del Crimen. El comisario jefe te ha llamado. Tienes un nuevo crimen que investigar. Coge el coche, el móvil, papel, lápiz y unas gafas de realidad aumentada. ¿Y si te dijera que excepto el coche, todo lo demás lo vas a usar para jugar a Crónicas del Crimen? Más info en su post.

Léonard, gracias por tu tiempo y por ese trabajo estupendo que haces divulgando los juegos de mesa, y la lectura.

Ana Ordás

Colaboradora en BiblogTecarios. Con amplia experiencia en gestión de proyectos de transformación digital en bibliotecas, es una constante exploradora de mundos que aplicar a las Bibliotecas para darles visibilidad, lo que le ha llevado al marketing digital, los juegos y la gamificación.

2 Comentarios a “Verano, juegos de mesa y lectura

  1. Hola…muy interesante el tema….en mi colegio,en la biblioteca tengo dispuesto varios tableros de ajedrez ..a los chicos les encanta,al poco tiempo de jugar empiezan los préstamos domiciliarios de los libros de ajedrez. Se lo pasan bien los chicos y hacemos torneos también con otras escuelas. Esto nos da la oportunidad de fomentar la lectura y también la disciplina,el pensamiento,la honestidad,entre otros. Saludos cordiales desde chile.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *