¿Qué puede hacer Pokémon GO por mi biblioteca?

La fiebre que ha desatado Pokémon GO es el reflejo del poder de la industria del videojuego. Con este juego, lanzado en la App Store el 5 de julio, Nintendo ha conquistado el espacio público mostrándonos las posibilidades de la ciudad como tablero de juego gracias a la geolocalización y la realidad aumentada.

¿Qué tienen que ver las bibliotecas con Pokemon GO?

Pokémonparada bibliotecaHoy me he lanzado a la calle para poder contaros de primera mano mi experiencia con el juego hasta llegar a una biblioteca.

En pokémon GO tienes que ir andando por la ciudad móvil en mano (aunque va a salir un accesorio que se conecta por Bluetooth al móvil para no tener que hacerlo) para buscar Pokémon y capturarlos lanzando una bola Pokémon.

El juego hace vibrar al móvil cuando aparece un Pokémon y utiliza la cámara del jugador para crear una escena de realidad aumentada donde se combina la visión del mundo real, lo que ves a través de tu cámara, con elementos virtuales. Los Pokémon aparecen en la cámara como si estuvieran delante y puedes hacerles una foto.

También puedes ir mirando el mapa, en el que te geolocalizas, para ir viendo los puntos de interés marcados como Poképaradas donde se recogen bienes virtuales como bolas Pokémon y otros objetos.

Las Poképaradas normalmente están situadas en los lugares más interesantes de la ciudad, como instalaciones de arte, puntos históricos, monumentos públicos o bibliotecas.

La verdad es que andando con el mapa he descubierto algún monumento en el que ni me había fijado pero me gustaría que la app diera más información que la foto y el nombre. De todos modos como ya se habla del patrocinio de Poképaradas puede que esto cambie.

En el nivel 5 del juego te piden que te unas a un equipo (instinto, sabiduría o valor) que luchará con sus Pokémon para ganar prestigio. Las batallas virtuales tienen lugar en los Gimnasios, que son otros puntos de interés que aparecen en el mapa y que están situados en lugares reales como las bibliotecas.

Es por todo esto por lo que las bibliotecas van a empezar a recibir visitas de personas a las que quizás nunca les halla interesado la biblioteca o ni siquiera supieran que estaba ahí.

11 de julio: las bibliotecas de Illinois se convierten en pokeparadas y registran su mayor afluencia de público desde el año 2002.

¿Están las bibliotecas preparadas para aprovechar el tirón de Pokémon GO?

Sería interesante averiguar si tu biblioteca aparece en el juego y si lo hace como Poképarada o como Gimnasio, para saber el rol que va a ejercer y buscar formas de interactuar con los jugadores que se vayan a acercar y que en Pokémon GO se denominan entrenadores.

Si tu biblioteca no aparece, Niantic, la compañía desarrolladora del juego tiene un formulario donde poder enviar direcciones, aunque actualmente no aceptan envíos de nuevas Poképaradas o Gimnasios.

Y si te interesa hacer un estudio sobre una biblioteca en concreto, puedes buscarla en la web oficial de Ingress, el juego en el que está basado Pokémon GO, previa descarga de la app de Ingress en el móvil e iniciar sesión con cuenta Google.

Esta mañana he realizado un estudio de campo en la Biblioteca Pública Municipal Eugenio Trías de El Retiro para comprobar que hacen los jugadores cuando descubren que la Poképarada es una biblioteca.

Para ello he insertado un módulo cebo que atrae Pokémon a una Poképarada durante 30 minutos. El módulo cuesta 100 pokémonedas que son también 0,99 € en Google Play. pokemon cartelHan tardado 10 minutos en empezar a llegar los jugadores.

Un adulto con 2 adolescentes se quedan fuera capturando Pokémon. A mi pregunta sobre si conocían la biblioteca me dicen que si, pero que no son socios. Y a la de qué les animaría a entrar: “Un cartel grande que pusiera entrada libre” y otro con ” A parte de capturar Pokémon hay muchas cosas más que hacer aquí”.

Por tanto, si tu biblioteca es una Poképarada o Gimnasio puede que la gente simplemente se quede fuera, intenta atraerles para que entren.

Han jugado dos adolescentes que salían de devolver unos libros, un ciclista, un chico que ha entrado y salido en la biblioteca a toda velocidad, unos niños gritando ¡un Pokémon!, otro chico que se ha sentado en un banco enfrente de la biblioteca y que me ha dicho que solo entraría para estudiar ¿Ni aunque dentro tengan insignias para los entrenadores?.

A estas alturas de la mañana he andado bastante, me he quedado sin batería y he superado mi límite de datos.

Un buen reclamo de las bibliotecas como Poképaradas o Gimnasios es que tienen WiFi, sería una forma de hacerles entrar a jugar y aprovechar para que descubran la biblioteca.

No sabemos como evolucionará este fenómeno viral pero si que Pokémon GO hace a la gente salir de sus casas para capturar Pokémon mientras explora sus alrededores y que genera nuevas dinámicas de comunicación y relación con el entorno a través de la realidad aumentada.

Si quieres saber más sobre cómo las bibliotecas interactúan con los juegos puedes leer este post que escribí al respecto: Gamificación y el poder del juego en las bibliotecas.

Ana Ordás

Colaboradora en BiblogTecarios. Conectora de mundos para transformar bibliotecas. Especialista en gamificación, organizo talleres y experiencias inmersivas basadas en los juegos y la actitud lúdica.

17 Comentarios a “¿Qué puede hacer Pokémon GO por mi biblioteca?

  1. Bueno, hay que saber ser relaciones públicas de la biblioteca, porque en algunas…sería lo que faltaba, hordas de despistados con el móvil deambulando por aquí y por allá…pero tu estrategia es un buen argumentario. No obstante, tiene pinta de que será una moda pasajera, de verano ¿Qué fue de los cubos de agua helada de hace unos años? Lo mismo pasará con lo de estos “bichos”

    1. Félix, me gusta que con mi post al menos se reflexione sobre como sacar partido de estos fenómenos. Al final la biblioteca es una gran “marca” cultural y en una sociedad donde estamos tan bombardeados por estímulos que nos distraen, las bibliotecas tienen que ser capaces de no perder el público que tienen y conseguir que los que no participan descubran todo lo que les pueden ofrecer. Hace años todo el mundo jugaba al candy crash pero como lo hacían en su casa no tuvo tanta repercusión porque no se invadía el espacio público. No se si será una moda pasajera pero el otro día vi a grupos de chavales juntos interactuando entre ellos por El Retiro preguntándose donde estaba una estatua concreta o la biblioteca. Ahora queda echarle imaginación: anunciar en TW que a una hora contreta se va a lanzar un cebo en la biblioteca, hacerles saber que con el WiFi pueden jugar en la biblioteca sin consumir datos (que empiecen a tomar el espacio como suyo, que les guste, que vuelvan…) pero sobre todo estar alertas de todo lo que pasa a nuestro alrededor.

  2. ¡Están por todas partes! También en las bibliotecas burgalesas han comenzado a aparecer estos bichejos: https://twitter.com/BibMunBurgos/status/755716213901320193 Aunque lo realmente interesante será lograr que tu biblioteca sea una Poképarada o, mejor aún, un Gimnasio. A ver si pronto abren el procedimiento para solicitarlo.
    Efectivamente, será una moda pasajera (muy pasajera, sospecho). Pero estas cosas nos obligan a permanecer alerta, a aprovechar las oportunidades (aunque sean perecederas) para captar la atención de nuestros lectores (reales y potenciales) si no queremos perecer.

    1. Pero sobre hay que recordar que aunque sean Poképarada o Gimnasio los jugadores no tienen por que entrar en el edificio así que cada biblioteca debe decidir si quieren llamar su atención. Quizás pretender que todos entren no tiene sentido, lo mejor sería hacer una segmentación y poner el foco en un grupo, analizar que se les puede ofrecer y ver como comunicárselo desde la calle.
      En cuanto a si será una moda pasajera, quién sabe, el 80% de los juegos no entran en el circuito y de lo que entran se mantienen los que tienen una combinación de muchas mecanicas y elementos: propósito, autonomía, sorpresa, niveles, reconocimiento, relación social, y muchas otras que pretendo escribir en algún post.
      Por último dejar una reflexión: Pokémon Go no es gamificación, es un juego porque su único fin es jugar ¿pero que hubiera pasado si el juego se hubiera desarrollado con el objetivo de promover que la gente caminara? El caso es aprender todo lo que podamos de Pokémon Go y de todos los juegos para ver que elementos del juego nos enganchan (en el buen sentido del término) para poder aplicarlos en el entorno de las biblitotecas (reconocimiento, relación socia, retos, …) y entonces llegará la Gamificación a las bibliotecas 😉

      1. Ciertamente, Pokémon GO apenas nos ofrece la posibilidad de dar a conocer la existencia de la biblioteca a aquellos ciudadanos que, por una razón u otra, no son conscientes de este hecho. A partir de ahí, provocar la curiosidad sobre sus instalaciones, servicios y posibilidades de uso, invitarles a entrar y “tomar prestado un libro” (utilizar nuestros servicios) es una tarea que nos corresponde a los bibliotecarios. Y para ello debemos estar prestos a actuar, porque la atención del jugador apenas se detiene una milésima de segundo en el lugar para centrarse en el objetivo del juego: cazar Pokémon, recopilar objetos, vencer en los combates… Y, como bien dices, la segmentación por un lado y nuestro propio apendizaje por otro, son absolutamente imprescindibles.

  3. Yo creo que, y teniendo en cuenta la duradera y satisfactoria repercusión de Pokémon en la industria del videojuego (20 años y una de las sagas de videojuegos más grandes de la industria), no será una moda pasajera. Es cierto que el gasto de bateria y de datos no le hace ningún bien a la pervivencia del juego, pero son cosas que se irán arreglando con nuevas actualizaciones, así como el incremento de nuevos pokémon de generaciones posteriores. Solo en USA se han recaudado 2 millones de dólares al día; un dato espectacularmente alto para un videojuego lanzado gratuitamente bajo micropagos.

    Fuera del tema de la perdurabilidad del juego, el tema de la gamificación tomando provecho de los juegos es muy buena oportunidad. Se podría, por ejemplo, hacer un centro de interés sobre Pokémon y comunicar a los usuarios que dentro de la biblioteca se pueden leer y consultar distintos materiales sobre Pokémon mientras cargan el móvil o descansan un rato. Se puede hacer un foro o reservar un aula de la biblioteca para realizar charlas entre jugadores sobre el juego para que se conozcan o, incluso, cuando habiliten la opción de combatir con amigos, se podrían hacer torneos entre jugadores en la biblioteca si ésta tiene espacio suficiente, etc.

    Muchas gracias por el post, Ana. Muy entretenido el tema de la gamificación, a ver si alguna vez se me ocurre alguna idea de gamificación en bibliotecas potencialmente aprovechable y te lo comento por estos lares.

    Chao,
    Bruno.

  4. ¡Interesante entrada! Yo al final no me he podido resistir ya que algunos usuarios nos habían dicho que nuestra biblioteca era una pokeparada y efectivamente, ¡me he quedado sin batería! Pero he capturado tres pokemons, unas cuantas bolas y dos huevos en un par de horas por dentro del edificio.
    Ya estamos pensando en como difundirlo. De momento se podran contentas las editoriales porqué vamos a comprar los cómics que nos faltan. ¡Alguna cosa más se nos ocurrirá!

  5. Pingback: Agost | Pearltrees

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *