En una sociedad que envejece, una biblioteca para todas las edades

La Organización Mundial de la Salud (OMS) consciente del progresivo envejecimiento de la población mundial creó en 2010 la Red Mundial de Ciudades y Comunidades Adaptadas a las Personas Mayores. En nuestro país hay más de 9 millones de personas mayores de 65 años, lo que supone más del 19% del total, o lo que es lo mismo 1 de cada 5 personas, cifra que en el entorno rural sube a 1 de cada 3, que en la mayoría de las ocasiones vive sola.

«En una Ciudad o Comunidad Amigable con las personas mayores, las políticas, los servicios y las estructuras relacionadas con el entorno físico y social de la ciudad se diseñan y reorganizan para apoyar y permitir a las personas mayores vivir dignamente, disfrutar de una buena salud y continuar participando en la sociedad de manera plena y activa». Y entonces ¿Qué es una biblioteca amigable con las personas mayores? Si tenemos en cuenta lo que significa ser una comunidad amigable con el envejecimiento debería ser aquella que:

  • Reconoce la diversidad de las personas mayores.
  • Promueve una cultura de inclusión compartida por personas de todas las edades.
  • Respeta sus decisiones y opciones de forma de vida.
  • Anticipa y responde manera flexible a sus necesidades y preferencias relacionadas con el envejecimiento activo (mi post sobre envejecimiento activo en bibliotecas).

Envejecimiento activo en bibliotecas

El pasado 14 de octubre asistí a la I Conferencia Hispana de Ciudades y Comunidades Amigables con las Personas Mayores «Entornos sostenibles para todas las personas», y no hacía nada más que pensar en todos los proyectos que conozco de Bibliotecas que trabajan con este colectivo. Incluso hay una página de Facebook sobre el tema donde se pueden ver muchos ejemplos increíbles.

Actualmente la Red Mundial de Ciudades y Comunidades Amigables con las Personas Mayores cuenta con más de 800 ciudades y comunidades en 41 países. ¿Sabes si tu ciudad está en esta Red?

Las bibliotecas tienen mucho que decir en 5 de las 8 áreas identificadas por la OMS para crear un entorno amigable que mejore la salud y calidad de vida de las personas:

  1. Espacios al aire libre y edificios
  2. Transporte
  3. Vivienda
  4. Respeto e inclusión social
  5. Participación social
  6. Comunicación e información
  7. Trabajo y participación ciudadana
  8. Servicios Sociales y de la Salud

A continuación os cuento los temas que me parecieron más interesantes de la Jornada:

Edadismo

«El edadismo es la existencia de estereotipos y conductas discriminatorias hacia las personas en razón de su edad». ¿Sabías que el edadismo es más común que el racismo o sexismo? El edadismo tiene efectos nocivos sobre la salud de las personas mayores. En un estudio se observó que el promedio de vida de las personas mayores encuestadas que tenían actitudes negativas con respecto al envejecimiento fue 7,5 años más corto que el de las que tenían actitudes positivas.

Según Vânia de la Fuente-Núñez, del departamento de Envejecimiento y Curso de Vida en la OMS, es necesario aceptar la amplia diversidad de la experiencia de la edad avanzada.

Más información sobre el edadismo aquí.

Establecimientos amigables con las personas mayores

Tener un espacio físico de referencia que sea amigable es fundamental y me pareció interesante este cuestionario de autoevaluación elaborado en el marco del Plan de Acción 2017-2019 Madrid, ciudad amigable con las personas mayores, para conocer el enfoque de amigabilidad con las personas mayores que tiene un establecimiento. Se trata de que, con un primer análisis, cada establecimiento identifique sus puntos fuertes y sus puntos débiles; y qué factores deben ser modificados para mejorar la amigabilidad con las personas mayores.

Tramos de edad

Aunque las estadísticas determinan los 65 años como la edad en la que a una persona se la engloba en el colectivo de las personas mayores, cifra que la OMS rebaja a los 60, ¿qué hay detrás de los números? Si algo se repitió en las ponencias fue la palabra singularidad. Al hablar de necesidades, se dejó claro que lo que nos preocupa transciende la edad, y que aprender y tomar decisiones son unas de sus necesidades básicas. ¡Cómo me acordé del modelo RAMP en bibliotecas!

Lo que si está claro es que si queremos que las personas mayores participen no hay que pensar que es un colectivo homogéneo, así como ser conscientes que se está produciendo un cambio importante en los grupos de edad que están llegando a los 65 años. También que hay que tener en cuenta otros tramos de edad si queremos que participen, se mencionó grupos de 55 a 70 para romper la barrera de los 65; cuando no te reconoces como mayor, no participas.

Imagen del «Informe Mundial sobre el envejecimiento y la salud de la Organización Mundial de la Salud» (2015)

Indicadores

En el taller «Medición del Impacto. Indicadores» las representantes de la OMS nos facilitaron un documento de posibles indicadores para medir el grado de adaptación de las ciudades y comunidades a las personas mayores. Esos indicadores son una recopilación basada en dos documentos recientes de la OMS (OMS, 2015; Oficina Regional de la OMS para Europa, 2018). Si tu ciudad forma parte de la Red seguro que la biblioteca puede proporcionar información para evaluar el grado de adecuación de la ciudad o comunidad a las personas mayores en las áreas mencionadas al principio de este artículo. A continuación enumero algunos de los indicadores de forma concisa y sin las fuentes de datos, para al menos hacerse una idea de áreas de trabajo desde la biblioteca:

Espacios al aire libre y edificios.

  • accesibilidad de los espacios y del edificio
  • seguridad

Respeto e inclusión social.

  • actitud positiva hacia las personas mayores
  • disponibilidad de actividades intergeneracionales
  • sentimiento de pertenencia
  • influencia en la comunidad

Participación social.

  • participación en actividades socioculturales
  • participación en actividades de aprendizaje a lo largo de la vida
  • oportunidades de participación
  • accesibilidad de las oportunidades de participación

Comunicación e información.

  • disponibilidad de información
  • acceso a internet
  • facilidad de uso del material informativo

Trabajo y participación ciudadana.

  • participación en actividades voluntarias
  • formación y apoyo

Si os interesa saber más sobre esta conferencia puedes acceder a las ponencias y vídeos en este enlace del Imserso que es el organismo afiliado a la Red que se encarga de impulsar y apoyar este proyecto en España.

Además os dejo unos enlaces sobre el tema de las bibliotecas y las personas mayores que ya han tratado algunas de mis compañeras:

Servicios bibliotecarios y tercera edad

Leer en compañía: un servicio para los mayores

Cuentos de Maricastaña, para niños y mayores

Ana Ordás

Colaboradora en BiblogTecarios. Con amplia experiencia en gestión de proyectos de transformación digital en bibliotecas, es una constante exploradora de mundos que aplicar a las Bibliotecas para darles visibilidad, lo que le ha llevado al marketing digital, los juegos y la gamificación.

5 Comentarios a “En una sociedad que envejece, una biblioteca para todas las edades

    1. ¡Muchas gracias! San Sebastián es un referente en las Ciudades y Comunidades Amigables con las Personas Mayores y tenemos mucho que aprender al respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *