Entrevista a Mar Benegas, directora de las Jornadas de Animación a la Lectura, Escritura y Observación (JALEO)

Julio, en Valencia, es sinónimo de jaleo. Un mes caluroso que reúne a escritores, ilustradores, bibliotecarios, investigadores, maestros, editores y libreros en torno a la literatura infantil y juvenil, la animación lectora, las bibliotecas, la creación y la literatura, entre otros muchos temas. Porque todo eso es JALEO, las Jornadas de Animación a la Lectura, Escritura y Observación que desde hace cinco años se celebran en Valencia bajo la dirección de Mar Benegas.

 

Mar Benegas, poeta, escritora, formadora y conferenciante ha apostado firmemente por estas jornadas que son ya un referente en el ámbito de la literatura infantil y juvenil (LIJ). En BiblogTecarios hemos querido hablar con ella sobre este evento que, sin lugar a dudas, transciende al ámbito bibliotecario.

Entrevista a Mar Benegas

 

 

 

 

¿Cuándo y por qué surgió JALEO?

La idea surgió en 2010: la formación de mediadores y la intención de que el saber circule, la democratización del conocimiento. Pero, sobre todo, generar espacios de aprendizaje, encuentro y de debate. Generar espacios donde elaborar y defender la educación literaria y estética, el pensamiento crítico, las humanidades…
En Valencia no había un evento similar al que yo soñaba. Así que presenté el proyecto de las Jornadas, que fue rechazado hasta tres veces. Los primeros años lo pusimos en pie sin apoyo institucional (sin embargo llenábamos las pocas plazas que ofertábamos y venía gente de diferentes comunidades a formarse). Creamos la JAM de poesía infantil y lo bautizamos: JALEO
(Jornadas de Animación a la Lectura, Escritura y Observación). Yo seguía viajando mucho y viendo propuestas que me parecía que la gente debía conocer, y la idea de que JALEO se convirtiera en las jornadas soñadas seguía ahí.
Así que volví a probar suerte, esta vez lo presentamos (porque Jesús Ge se sumó al proyecto) a la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, en su sede de Valencia, y a los pocos meses aceptaron la propuesta. JALEO se realizó en la sede de la UIMP, con un programa estupendo. Y también colaboró, desde ese año así ha sido, la Generalitat Valenciana (Direcció General del Llibre, Arxius i Biblioteques. Direcció General de Cultura i Patrimoni. Conselleria d’Educació,
Investigació, Cultura i Esport). Partimos con el aforo del aula más grande de la UIMP (que es para 110 personas) y cuál fue nuestra sorpresa al ver que se completó el aforo al mes de abrir la matrícula y quedaron más de 50 personas en lista de espera. El programa, ya lo he dicho, era estupendo y parece que la gente tenía ganas de JALEO, nunca mejor dicho.

Desde el minuto cero JALEO no ha parado de crecer y desbordarnos para bien.

¿Cómo ha evolucionado el contenido y la organización de estas jornadas?

Al año siguiente fuimos más allá, gracias a la respuesta de la gente, conseguimos más colaboraciones y pudimos hacer unas jornadas internacionales. Esta vez, a pesar de que la matrícula era un poco más alta, tuvimos 210 inscripciones. Y contamos con la coorganización de la Universitat de València a través de la Facultat de Filologia, Traducció i Comunicació, desde el año 2017 JALEO se realiza en la propia facultad.
El CEFIRE (con plazas para docentes), el COBDCV (con plazas para bibliotecas) y algunas colaboraciones privadas hacen que JALEO sea un aquello que soñamos en su día: libros, bibliotecas, docentes, mediadores, familias, ilustración…

Hemos tenido a grandes figuras de la ilustración como la incansable Květa Pacovská (República Checa), a Yolanda Reyes (Colombia) o Suzanne Lebeau (Canadá), Cris Ramos (Argentina)

y así seguimos, buscando el modo de que la experiencia JALEO abarque aquello que nos resulta importante: englobar todos los ámbitos de la educación literaria y artística de los niños y jóvenes.
Por eso, están presentes, en cada convocatoria, propuestas que pasan por las distintas edades (de cero años a la juventud) espacios (biblioteca pública, biblioteca escolar, aula, casa, ciudad…), géneros (poesía, narrativa, teatro…), ilustración, pensamiento y ensayo sobre lectura/lenguaje, y, también, por supuesto, propuestas prácticas para conocer otras realidades, pero también los talleres que se realizan por las tardes. Es decir, que haya representación, cada año, de estas líneas troncales.
Ahora, pensando en JALEO19, resulta que vamos a por nuestra quinta convocatoria y JALEO está cada vez más consolidado. Y sigue siendo

una fiesta de la palabra, de los libros, de la infancia, de la reflexión. Y sobre todo, un punto de encuentro.

El programa de JALEO incluye conferencias, charlas, talleres prácticos y alguna
actividad cultural como teatro o JAM de poesía ¿cómo ha sido la acogida de las últimas
ediciones?

Cada vez mejor, es algo que siempre agradecemos y nos sorprende a la vez. Vienen personas de toda España, desde las islas al norte, hemos tenidos personas inscritas desde Viena, Buenos Aires o París. La gente ya conoce JALEO y se planifican el viaje con tiempo: en julio hay JALEO en Valencia.
Esa era la idea y el sueño del que nació, y cada vez somos más y de más lejos los que nos encontramos, charlamos, pensamos y disfrutamos juntos. Por eso, entre conferencia y conferencias hay, siempre, media hora de descanso. Un punto de encuentro, que el trabajo de mediación lectora, en un país donde la lectura y la cultura están en la cola de la cola, es muy solitario, de trinchera. Por eso, en JALEO, además de formarnos, nos encontramos y estamos
menos solos, hacemos contactos y disfrutamos un montón. Todo hay que decirlo.

¿Qué destacarías de la nueva edición de este año?

Este año la sorpresa ha sido mayor: hemos recibido más de 7 solicitudes de cartas de invitación internacionales: Perú, Chile, República Dominicana, Argentina… Es algo que nos sorprende gratamente, tanto que hemos decidido crear un pequeño homenaje, el premio “ULTRAMAR”,
para la persona que se inscriba desde más lejos, como un pequeño agradecimiento público por su esfuerzo y porque nos parece un guiño de complicidad. Una manera de decir: “ey, qué maravilla, gracias”.
En cuanto al programa, pues, como siempre, está elaborado de un año para otro, macerado, pensado, con ponentes de primera línea:

pensamiento, prácticas, ilustración, poesía, talleres, espectáculos…

ponentes de México (María Baranda y Daniel Goldin) o Francia. Como el vuestro es un blog de profesionales de bibliotecas pues os recomiendo, mucho, que vengáis a escuchar a Goldin, ex-director de la Vasconcelos de México DF, pero también editor y creador de tres de las colecciones más significativas de LIJ. Su taller práctico en cuanto a experiencias directas en bibliotecas públicas y su conferencia. Pero, por supuesto, sin desmerecer al resto de ponencias que son, también, maravillosas.

Literatura, bibliotecas, lenguaje, escritura, poesía, arte, animación lectora, cultura son
los ejes vertebradores de las jornadas ¿podríamos hablar de colaboración entre los
diferentes sectores de la cultura?

Una de las cosas que más nos importa es, precisamente, cuidar los tres vértices que forman el triángulo de la formación lectora y la educación estética en la infancia. Por tanto esa colaboración ese trasvase, es básico.

¿En qué momento se encuentra la literatura infantil y juvenil (LIJ)?

Ay, qué pregunta más difícil. En esta sociedad líquida y visual se corre un riesgo importante, cada vez más evidente, de perder los referentes simbólicos y la capacidad de pensamiento profundo.
El mercado marca el ritmo y cierta moralidad imperante hacen que, a nivel de censura y producción, se prime la cantidad a la calidad. Los aludes de novedades, los libros “para”, el utilitarismo de lo literario y la irrupción del un target de mercado, evidente en los libros infantiles, ha hecho que la maquinaria del capitalismo mande sobre los libros que llegan a las librerías.

Hay que seguir haciendo trinchera: la poesía solamente se sirve a sí misma, la buena
literatura solamente sirve para vivir

(que parece poca cosa, pero no).Si todo lo supeditamos al mercado a la utilitarismo didáctico o moralizador estamos perdidos. Si permitimos que la psique de nuestros niños y jóvenes solamente la pueblen los frutos jugosos del sistema, estaremos perdidos.

Bibliotecarios, maestros, investigadores de la LIJ, editores, libreros ¿juntos o revueltos?

Siempre, juntos y revueltos, por favor, y trabajando codo con codo, a poder ser.
La formación de mediadores, pero también de las personas implicadas en esta mediación. Por ejemplo, desde hace dos convocatorias, el CEFIRE y el CODBCV colaboran con JALEO. De este modo hay unas plazas sin coste para docentes y bibliotecarios de la Comunidad Valenciana.
Nosotros opinamos que es esencial que la biblioteca pública y la escuela se relacionen, se formen, interactúen. Pero no por ello es menos importante que vengan las familias, que sería nuestro último bastión: que las familias también acudan a aprender.

Por otra parte, la implicación (y satisfacción) de los profesionales que vienen es total. Hasta el punto que hemos llegado a saber que hay personas que piden vacaciones en sus puestos de trabajo para venir a formarse, o los docentes (de todo tipo y especialidad) que recién comienzan su periodo de descanso y que no fallan ningún verano. A día de hoy siguen llegando comentarios de ambos colectivos sobre lo que ha supuesto JALEO para ellos. Y eso nos llena de alegría.
Además de docentes y bibliotecarios también vienen escritores, ilustradores, gente del teatro, pedagogos, psicólogos, narradores, etc.
El abanico es amplio y la respuesta siempre supera todas nuestras expectativas.

¿Consideras que es necesario reforzar el papel de las bibliotecas escolares?

Sí, sí, completamente. Se necesitan planes específicos, a corto, medio y largo plazo, inversión, voluntad política, formación y políticas que no se apaguen y se enciendan según el partido o si estamos o no en campaña. De otra manera las bibliotecas escolares seguirán siendo un territorio de nadie que depende, básicamente, del voluntarismo de algunos profesionales, pero, ojo, lo mismo sucede con la biblioteca pública. Las carencias y necesidades, visto desde mis perspectiva externa, son muy similares en ambos casos.

Si estás por Valencia y no te quieres perder JALEO aún estás a tiempo de inscribirte.

Ana Doñate Cifuentes

Codirectora de BiblogTecarios. Filóloga, documentalista y bibliotecaria. Siempre me ha gustado la literatura, aprender y disfrutar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *