El recuerdo de un olvido

En 1933 Luis Cernuda escribió el poema Donde habite el olvido, junto a un breve texto en prosa que incluía la frase: «Las siguientes páginas son el recuerdo de un olvido». El título Donde habite el olvido está tomado de un verso de la Rima LXVI de Bécquer.
[…]

¿Adónde voy? El más sombrío y triste
de los páramos cruza,
valle de eternas nieves y de eternas
melancólicas brumas;
en donde esté una piedra solitaria
sin inscripción alguna,
donde habite el olvido,
allí estará mi tumba.

El manuscrito Donde habite el olvido de Luis Cernuda se encuentra en la Biblioteca Nacional de España (BNE) gracias a la donación de la Fundación de Amigos de la BNE tras adquirirlo en una subasta.

Este poema de Cernuda ha sido musicalizado por Enrique Morente y da nombre a una canción de Joaquín Sabina. Los grandes clásicos de la literatura española perviven en nuestra cultura y nos permiten redescubrir, conocer o recordar grandes historias y momentos. De recuerdos que no se pueden olvidar y de memorias guardadas o no y que son tan necesarias me gustaría hablar en este post.


Luis Cernuda hablaba del amor en Donde habite el olvido. Pero la poesía y la literatura también han contribuido a reflejar realidades, dar voz y conmover conciencias.
Miguel Hernández en su obra Viento del pueblo reflejaba la batalla en defensa de unos valores cada vez más amenazados. El poemario Viento del pueblo fue publicado por primera vez por Ediciones Socorro Rojo en 1937 y estaba dedicado a Vicente Aleixandre.


Vicente: A nosotros, que hemos nacido poetas entre todos los hombres, nos ha hecho poetas la vida junto a todos los hombres. Nosotros venimos brotando del manantial de las guitarras acogidas por el pueblo, y cada poeta que muere deja en manos de otro, como una herencia, un instrumento que viene rodando desde la eternidad de la nada a nuestro corazón esparcido. Ante la sombra de dos poetas nos levantamos otros dos, y ante la nuestra se levantarán otros dos mañana. Nuestro cimiento será siempre el mismo: la tierra. Nuestro destino es parar en las manos del pueblo. Sólo esas honradas manos pueden contener lo que la sangre honrada del poeta derrama vibrante. Aquel que se atreve a manchar esas manos, aquellos que se atreven a deshonrar esa sangre, son los traidores asesinos del pueblo y la poesía, y nadie los lavará: en su misma suciedad quedarán cegados.
Tu voz y la mía irrumpen del mismo venero. Lo que echo de menos en mi guitarra lo hallo en la tuya. Pablo Neruda y tú me habéis dado imborrables pruebas de poesía, y el pueblo, hacia el que tiendo todas mis raíces, alimenta y ensancha mis ansias y mis cuerdas con el soplo cálido de sus movimientos nobles.
Los poetas somos viento del pueblo: nacemos para pasar soplados a través de sus poros y conducir sus ojos y sus sentimientos hacia las cumbres más hermosas. Hoy, este hoy de pasión, de vida, de muerte, nos empuja de un imponente modo a ti, a mí, a varios, hacia el pueblo. El pueblo espera a los poetas con la oreja y el alma tendidas al pie de cada siglo.

Miguel Hernández vivió y sufrió la Guerra Civil española. El Archivo Histórico Provincial de Alicante así lo muestra en la exposición Miguel Hernández en la cárcel de Alicante. Un intento de silenciar la palabra. La exposición fue fruto de la colaboración institucional entre el Archivo Histórico Provincial de Alicante, el Centro Documental de la Memoria Histórica, la Concejalía de Memoria Histórica del Ayuntamiento de Alicante y la Subdirección General de los Archivos Estatales.
Según el catálogo de la exposición “con ella se quiere acercar a los ciudadanos a los principales testimonios documentales de carácter judicial y carcelario que acreditan las causas de las penalidades y sufrimientos del poeta al finalizar la Guerra Civil”.

El Archivo de la Universidad de Alicante inauguró en 28 de marzo de 2022 un nuevo portal dedicado a Miguel Hernández con motivo del 80 aniversario de su nacimiento. 
El portal reúne toda la documentación que el archivo contiene sobre la figura y obra del poeta y, entre esos fondos documentales, destacan los donados al proyecto del Archivo de la Democracia. Uno de esos fondos es el de Manuel Molina, poeta oriolano nacido en 1917, que recopiló toda la información que se publicaba sobre Miguel Hernández contribuyendo así al mantenimiento de su memoria en los años en que su obra permanecía censurada.

Con la misma finalidad de recuperación y reivindicación, el documental Carceller, el hombre que murió dos veces ofrece el testimonio de investigadores y familiares de Vicente Miguel Carceller, una de las figuras más representativas de la cultura popular valenciana del primer tercio del siglo XX por su labor como editor de semanario La Traca. Esta revista satírica alcanzó los más de medio millón de ejemplares semanales. Su crítica y transgresión supuso el fusilamiento de Carceller y del dibujante de La Traca Carlos Gómez Carrera, alias «Bluff».
El documental pretende recuperar el legado de sus protagonistas.
Investigación sobre la vida y muerte del editor y empresario teatral, Vicente Miguel Carceller, y su viñetista Bluff. Ambos fueron detenidos, juzgados y fusilados tras el final de la guerra, por sus críticas al General Franco. Además, el régimen se encargó de perseguir y destruir las copias de las numerosas publicaciones del editor, que con la revista La Traca, llegó a tener una tirada de más de medio millón de ejemplares semanales.

En 2021, como explica Rebeca Hernández en una de sus publicaciones en BiblogTecarios , se creó una plataforma para lograr la puesta en marcha de un Centro Nacional de Fotografía e Imagen para la difusión del patrimonio fotográfico y visual y para recuperar y mantener la memoria visual.
También, este año, un nuevo proyecto contribuirá a la recuperación de la memoria a través de la fotografía. La biblioteca de la Universitat Jaume I de Castellón albergará un archivo de las publicaciones fotográficas sobre la memoria de la Guerra Civil editadas entre 2000 y 2020 de forma física, audiovisual y online. 

Los archivos y centros de documentación reúnen, identifican, describen, organizan y difunden sus fondos y su papel en la recuperación de la historia, de la memoria es fundamental.
Los archivos e instituciones albergan, por ejemplo, gran cantidad de documentación de la Guerra Civil pero todavía falta por transferir documentos de los Tribunales Militares y Juzgados Togados Militares, entre otros.

Es fundamental el acceso a los archivos públicos y privados, del mismo modo que es necesario apoyar la labor de los archivos y de sus profesionales dotándolos de infraestructuras, recursos y personal necesario, sin demora y sin excusas.

Ana Doñate Cifuentes

Codirectora de BiblogTecarios. Filóloga, documentalista y bibliotecaria. Siempre me ha gustado la literatura, aprender y disfrutar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.