Libros en la sala de espera

Por suerte o por desgracia soy asidua a los hospitales, he pasado por muchas consultas, recorrido muchas plantas y pasillos, casi mi segundo hogar es una sala de espera de un hospital. La sala de espera de cualquier consulta y de cualquier hospital suelen ser muy parecidas: lúgubres, sillas incómodas, gente por todos los lados, hablando, con el móvil o con la mirada perdida.

El aire que se respira en cada sala de espera es diferente pero siempre lo notas nada más entrar en ella. Con el tiempo me doy cuenta que pasamos muchas horas muertas en esa sala de espera de turno, te vas fijando mucho en las costumbres de la gente que ves, no siempre son los mismos, pero si ves rutinas parecidas. Y si eres atento, puedes hasta percibir las sensaciones que transmiten las personas (ansiedad, nervios, miedo, tristeza, alegría…).

Con esto vengo a decir que esas horas que pierdes en las salas de espera pueden ser más fructíferas si hubiesen libros. Esto te das cuenta cuando estás acostumbrado a ir a hospitales o consultas médicas. Pensé: ¿Por qué las peluquerías tenían revistas (algo es para leer) y los hospitales no? Esas horas podía ser más provechosas y además la cabeza la tienes ocupada leyendo y no dando vueltas con nervios y preocupaciones.

Yo con empecé a leer ebooks en mi móvil, por no ir cargada algo es algo. Con el tiempo descubrí en una consulta nueva de mi hospital, esta vez iba de acompañante, que había un par de muebles con libros!!! Vale, eran libros viejos, de la época de maricastañas pero eran libros que podían leer cualquier persona de esa sala de espera.

libros en la sala de espera

Mi llamamiento no sé a quién dirigirlo, pero ¿no creen que es una buena idea tener libros en las salas de espera de los hospitales? Sé que la sanidad pública no está para gastos, pero siempre hay gente encantada de regalar libros, a lo mejor si pusieran una estantería y un cartelito para que la gente de forma altruista dejaran libros, para que usuarios los pudiera consultar y leer, se podría conseguir pequeñas bibliotecas en los hospitales, por lo menos una en cada departamento o sala, incluso pienso que dejarían de ser esas salas un lugar tan inhóspito y triste, los libros siempre dan otro aire a la sala.

¿Se os ocurre alguna otra forma de crear estas pequeñas bibliotecas en los hospitales? Por lo menos en mi hospital solo encontré una sala. No sé si en otros hospitales sí lo tienen y qué es lo que tienen, si lo podéis dejar en comentarios para conocer más iniciativas. Gracias.

Ana Baeza

En este cuaderno iré exponiendo temas de actualidad en el mundo de Internet, social media, blogs, herramientas; también ideas para fomentar la lectura, y todo lo que esté vinculado al mundo de la biblioteconomía, archivística, historia, arte y documentación.

6 Comentarios a “Libros en la sala de espera

  1. Hace unos meses leí una entrevista en el boletín de Anabad con un médico encargado de la biblioteca de un centro hospitalario, el hospital la Fe de Valencia que venía a comentar algo parecido a lo que mencionas, pero visto desde el punto de vista del profesional, comentaba que está demostrado que los libros “para pacientes” disminuyen la ansiedad y el temor y que habían formado una biblioteca con nueve mil volúmenes, que no está nada mal, casi todo donaciones de trabajadores del hospital que intenta llegar a todos, aquí tienes el enlace con la noticia al completo:

    http://www.elmundo.es/salud/2016/01/05/5682b58646163f9f3c8b4634.html

    1. Muchas gracias Félix por tu aportación!!! Es lo que opino, que mientras estás leyendo evitas pensar en otras cosas, porque ir al médico o a los hospitales no se va por gusto, y si no puede ser en cada consulta por lo menos en cada planta una estantería con libros no supondría mucho.

  2. ¿Y qué tal si se convirtiesen las salas de espera en puntos de Bookcrosing? De esta manera los libros podrían ir y venir con los pacientes o las compañías que los esperan.

  3. Soy Bibliotecóloga en un colegio del Ministerio de Educación aquí en Costa Rica, y desde hace algún tiempo me ha interesado la idea de colocar unas mini bibliotecas en las salas de espera de la farmacia , de varios hospitales incluido uno Geriatrico, cercanos al Centro Educativo.
    Para lo cual he tocado puertas en el periódico de mayor circulación en mi país, con buena respuesta al donarnos una cantidad considerable de revistas, que darán inicio al proyecto, sin embargo aún queda la reunión con los administradores o directores de los centros de salud para que nos otorguen el aval e iniciar la colocación de las casitas que serán las bibliotecas. Precisamente he sentido como un banderazo de salida su comentario,
    Saludos cordiales,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *