Actualmente estamos ‘obligados’ a vivir en unos entornos laborales muy sociales, donde debemos aprender a compartir la información, a trabajar con equipos multidisciplinares, a delegar responsabilidades, a saber optimizar nuestros flujos de información y a mejorar la gestión de equipos para obtener un mayor rendimiento en nuestro trabajo diario. Tanto si es un entorno de