Una de las actividades más intensas, y a la vez menos reconocidas, de la biblioteca pública son las visitas de los colegios, una actividad que se hace aún más cotidiana en los espacios infantiles de cada biblioteca. Cada vez son más los docentes que incluyen en sus programaciones didácticas una visita a la biblioteca, y