La televisión en España, ha experimentado una serie de cambios debido a la digitalización, la convergencia con Internet y el acceso a contenidos audiovisuales mediante pantallas móviles en cualquier lugar y momento. A pesar de estas profundas transformaciones, existe un eterno debate: la calidad de sus contenidos. El crecimiento de oferta y consumo televisivo, no