No sé porque pero cuando llegan las vacaciones, sobre todo en verano, suena mal usar la palabra vacaciones culturales, muchos dicen ¡Qué rollo! si son meses de descansar, más tiempo libre en la calle, más horas de sol y los niños solo quieren jugar… y muchos otros pensarán ¿Qué hacemos con los niños? Si no