Corría el año 1850 y el Parlamento de Reino Unido aprobaba la ley que permitía a los municipios crear bibliotecas de acceso público y gratuito. Todo comenzó en 1830, en pleno apogeo del movimiento cartista (movimiento popular +Info)  se generó una ola reformista en todo el Reino Unido, que desembocó en una nueva ley que