A nadie le gusta ser estereotipado (que nos lo digan a los bibliotecarios) y sin embargo todavía existen prejuicios y un gran desconocimiento acerca de las llamadas tribus urbanas, incluso sobre las “clásicas” (punks, góticos, heavys…). La biblioteca debería, al igual que en otras ocasiones, luchar por la cohesión social y ofrecer a la comunidad