¿Existe un punto de encuentro entre dos actividades tan opuestas aparentemente como correr y leer? ¿Tiene sentido organizar un evento como la Carrera del Libro? Como soy bibliotecario, lector empedernido y llevo unos meses en esto del correr (running, se dice ahora), cuando me enteré de que en el municipio madrileño de Pinto se organizaba