Si os preguntara  si conocéis a Alexandra Elbakyan, estoy seguro que muchos y muchas de ustedes os quedaríais con cara de “jota” (algunos o algunas  posiblemente no). Si os dijera que es una desarrolladora de software y neurocientífica de Kazajistán, quizás seguiríais con la misma cara (insisto, algunos o algunas no). Y si por último, os comentara que es más