La majestuosidad arquitectónica de algunas bibliotecas y lo que en ellas alberga logran cautivar generación tras generación. Este es el caso de la  Biblioteca pública de Nueva York, un icono de dicha ciudad que a demás, en numerosas ocasiones, ha servido de escenario de algún que otro films. Es pues, una joya de la cultura