La iniciación a la lectura es uno de los momentos más importantes del ser humano. Gracias a esta iniciación los más pequeños empiezan a desarrollar su imaginación, a la par que ejercitan su cerebro, la comprensión, sus habilidades lingüísticas, su capacidad de concentración y atención… por no hablar del entretenimiento que pueden llegar a ganar