Cuando hablamos de marketing bibliotecario seguramente nos vienen a la mente las campañas publicitarias, los folletos de información de la biblioteca, la gestión de redes sociales, las actividades de extensión bibliotecaria, la promoción en prensa… Hay cientos y cientos de iniciativas que ayudan a que seamos más conocidos y considerados. Sobre todo ahora, que nos hemos rendido definitivamente