Luis Ángel García Melero forma parte de una familia que ha tenido varias generaciones de bibliotecarios y documentalistas españoles, influyentes en el desarrollo de la profesión. Tras sacar su plaza en el Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos (Sección de Bibliotecas) en 1986, ha ejercido en numerosas Jefaturas y Direcciones de la Biblioteca Nacional