En los últimos días el cambio de nombre de la estación de Metro de Sol por el de una conocida compañía telefónica ha causado un gran revuelo social. La búsqueda de financiación a través de la explotación comercial de los derechos de nombre de la emblemática estación ha generado un intenso debate sobre este tipo