A la Casa Lis se accede desde la calle Gibraltar, nº 14, admirando su fachada norte, uno de los pocos ejemplos de arquitectura modernista de la ciudad. A Casa Lis se aprende a quererla al pie de su fachada sur: un mirador acristalado y encendido de colores que visitantes y salmantinos fotografían y dibujan para